jueves, 3 de marzo de 2011

¡ALOHA SEGUNDA PARTE!

Pues como os estaba contado antes que las obligaciones maternales nos interrumpieran, el tema del surf en Hawai me ha sorprendido y os explico por qué.
Siempre que te imaginas a alguien haciendo surf, hay un pedazo de ola enorme y el surfista en mitad de ella.
Pues no.
Desde las 7.30 de la mañana, los surferos están metidos en el agua sobre sus tablas esperando que llegue la gran ola. Allí aguantan horas y horas.  El océano como un plato. Y siguen esperando. De pronto, cuando ya están como garbanzos, aparece una mini ola y se suben a ella como si fueran “Le llamaban Bodhi”
¡Alucinante! He llegado a pensar que los verdaderos surferos no son los que estaban en Waikiki durante horas. Estos serían los turistas japoneses que se atreven a probar todo y no tienen el más mínimo sentido del ridículo.
¡Vamos que ya quisieran los hawaianos el Mediterráneo para surfear! ¡Y además sin tiburones!   Porque esa es otra, siempre tenías advertencias de cuidado con los tiburones al meterte en el agua. No os digo más que me he bañado como los niños ¡en toda la orillita! Y es que creo que mis padres me llevaron muy de pequeña a ver la película de Tiburón y me he quedado totalmente marcada por ella.
Lo dicho, ¡qué viva el Mediterráneo!
Os adjunto un enlace al hotel que estuvimos en Waikiki que data de 1901 y realmente es precioso. Fuera de bromas, Hawai es un sitio que visitar y conocer. Sólo tienes que aguantar el pedazo de viaje de alrededor 27 horas y ya está. Al llegar allí todo se te olvida.
Y ahora, ya sí que se termina la saga ¡Aloha! Y os digo ¡Mahalo! que significa gracias.

1 comentario:

  1. Hola! Contenido interesante y con un estilo propio, muy bien, te vas soltando! Eso sí, estaría genial que pudieras ir subiendo fotillos, del viaje o de lo que quieras, algún vídeo incluso, en fin, cosillas que irás viendo en el temario. Un saludo de tu profe,

    Guille

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.