lunes, 13 de junio de 2011

FERIA DEL LIBRO

 El otro día me paseé por la Feria del Libro de la mano de mi hija mayor que ya tiene 9 años. Le gusta mucho leer y comprarse libros ¡le encanta!
Fue una mañana super agradable. Hacía un tiempo estupendo para recorrer la Feria del Libro. Ni frio ni calor. El Parque del Retiro, ¡precioso en esta época! Además también había una exposición fotográfica sobre bosques en el mundo muy interesante.
Vamos, ¡todo a pedir de boca!
Sobre las doce de la mañana avisaron por megafonía que a las doce y media en el pabellón del Círculo de Lectores estaría Isabel Allende.
¡Casi doy palmas con las orejas! Es una de mis escritoras preferidas. El día anterior me había comprado su último libro “El Cuaderno de Maya” y puedo aseguraros que está estupendo. Os lo recomiendo. Bueno, al grano. El caso es que mirando y mirando libros me pasé el dichoso pabellón.
Cuando llegamos al otro extremo en la caseta de Información me alertaron que tenía que volver a recorrerme toda la Feria si quiero llegar a ver a Isabel Allende.
En un principio pensé “no pasa nada. Otra vez será”. Pero luego me dije “¡qué puñetas! Pegamos una carrerita y ya está”
Llegamos con la lengua fuera y sólo me dio tiempo a verla de lejos y comprobar lo menudilla que es. Pero me hubiera encantado escucharla. Sentarme y dejar que sus sabias palabras alegraran mis oídos y sobre todo, los de mi hija.
Lo que más rabia me dio fue el mal sabor de boca que me dejó el habernos perdido la conferencia. ¡En una mañana que todo parecía perfecto!
Ahora si me toca pensar que ¡otra vez será!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.