viernes, 30 de septiembre de 2011

DIO PARA MUCHO

La visita al centro para ver el Mercado de San Miguel, dio para mucho.

No sólo disfrute del mercado y me peleé con la histérica al volante y el TomTom, también presencié el entierro de la escuela pública ¡con música y todo!

Los chorrocientos mil que están animándote a que vendas todas las alhajas que tengas, incluidas las de la abuela porque, ahora en tiempos de crisis, lo que da dinero es el oro.

Los que están en la Plaza Mayor con un traje de torero y otro de sevillana. Entonces llega la pareja de turistas y a él le clavan una montera, a ella un moño de flores y les colocan detrás, asoman sus cabecitas y les hacen la foto. ¡Lo que espabila la mente un periodo de carencias!

Ahora que para espabilaos, el mendigo que está en la calle Preciados. Sentado en el suelo junto a su perro tiene cinco carteles: en el centro “Por lo menos soy sincero”. En el extremo de la derecha “para cerveza”. Junto a ese “para vino”. Luego “para whisky”. Y, por último, “para reseca” Y tú echas la monedita en el que prefieras. En mi caso, el euro se lo di para la resaca. Prefiero alimentar la curación que no los vicios. El caso es que, el señor es super amable y de hecho tiene también una página web que os recomiendo: www.LazyBeggers.com ¡Y hablan inglés!¡Y están en Facebook!(No os perdáis las "Preguntas Frecuentes"

Yo es que veo estas cosas y me alimentan el alma, el espíritu, la mente. ¡Qué gente tan creativa!

Pero no sólo alimenté la mente ¡me pegué un desayuno de primera! En Le Pain Quotidien. Un capuccino y una tartaleta de chocolate negro que fue directito a la panceta. Pero ¡que me quiten lo “bailao”!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.