martes, 13 de septiembre de 2011

LA MADRE DE CAILLOU

Hoy, a mis amigas de la universidad, les ha dado por conectarnos todas en un chat gracias a los iphones y blackberrys consiguientes.
¡500.000 mensajes en un minuto! Pero, ¿cómo teclean tan rápido con lo difícil que es hacerlo en el iphone? ¡Y esos pedazos de textos! ¿Seré yo la única que tiene dedos como morcillas?
Lo mejor de todo es que, menos Chiquiturri que acaba de ser mamá cuarentañera (lo de cuarentonas no les gusta), las demás todas trabajan. Pero lo que es hoy ¡poquito!
A todo esto yo, la única maruja, estaba en ese momento tan gratificante que es la compra, a la vez que hablaba por teléfono con una señora amiga felicitándola por el reciente nacimiento de su segundo nieto y el dichoso iphone ¡venga a vibrarme en la oreja cada vez que una de ellas enviaba otro mensaje! ¡Y somos 9!
Ni que decir tiene que la conversación versaba sobre lo guapos que son todos nuestros hijos. Con lo cual ¡500 mensajes con sus correspondientes 500 fotos de los niños para que todas comprobáramos los guapísimos y creciditos que están los 20 niños!  ¡Sí, 20!
¡Qué locura!
Y en esas estábamos cuando Flower Power ha comentado que somos “inmigrantes digitales” y nuestros hijos, que manejan las nuevas tecnologías igual que cogen el chupete, son “nativos digitales”.
De eso, doy fe. Mi pequeño de 3 años se ha pasado todo el verano con el iphone escuchando a Michael Jackson. Sí, Michael Jackson. El niño tiene sus gustos que queréis que os diga. Y lo que es peor, con una mano sujetaba el iphone y con la otra se agarraba el paquete a lo Jackson. Increíble.
Lo malo de eso es que, maneja también el iphone con sus dedines, que se mete donde le da la gana. Así que, el otro día mientras yo le daba a la tecla, él se puso detrás de mí viendo a Caillou en el YouTube del requetemencionado iphone.
Todo normal hasta que escucho decir a la madre de Caillou con su jersey rojo talla XXXXL, “yo lo que quiero es que metas tu polla por mi recto”
¡Se me erizó todo el cuerpo! No atinaba a quitarle el aparato y darle a cerrar, apagar, desenchufar o lo que fuera pero que no siguieran diciendo barbaridades. Y eso que la madre de Caillou parece tan recatadita…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.