martes, 29 de noviembre de 2011

"EL ARTE DE DESAPRENDER"


Ahora están todo el día con el mismo tema. Y siempre que lo escucho pienso “pero ¿qué más voy a desaprender si cuando la niña me pide que la corrija las divisiones de cuarto de primaria tengo que utilizar la calculadora?”

Aun peor. Siempre he trabajado en el terreno de la fidelización de clientes, dentro del marketing, y no soy capaz ni de fidelizar a mis amigos y familiares en mi blog. 

¿No he desaprendido suficiente? ¡Si yo ya tengo encefalograma plano!

Y siguen con el mismo tema. Desaprender. Desaprender. Y todo aquel que desaprende es un gran visionario, revolucionario y emprendedor que se forra en poco tiempo.

Y claro, yo, en esta “búsqueda” que me encuentro de un futuro profesional mejor, pues no hago más que intentar ponerlo en práctica. ¡Pero no sé cómo!

Así que, sigo como siempre y me voy a andar rapidito por el parque con los cascos puestos y nueva música en el iphone.

Me he bajado el álbum 21 de Adele que os recomiendo encarecidamente. ¡Está fenomenal!

Y mientras ando, escucho la música, cojo aire, abro bien los pulmones y siento el sol dándome en la cara. El sentimiento de libertad es tremendo. Una sensación de que soy capaz hasta de coger el cielo con las manos.  De que soy capaz de todo. ¡Hasta de desaprender!

¿Será verdad que en vez de pensar que tenemos que salir de la crisis, lo que tenemos que hacer es plantearnos que estamos ante un nuevo mundo?

Entonces, ¿no sigo buscando casa? No sea que dentro de un tiempo alguien me la regale. Que esto de desaprender es muy profundo y nunca se sabe por dónde te puede salir.

En fin, que no se si estaremos ante un nuevo mundo, nuevas oportunidades o la misma mierda pero lo que está claro es que andamos todos locos dando vueltas e intentando encontrar algo o alguien que nos permita tener confianza en el futuro más cercano.

Total nada.

1 comentario:

  1. No nos des envidia con tus paseitos, ¡qué está feo! XD
    En cuanto a desaprender, no creo que sea mala idea. Supongo que hay que empezar con pequeñas cosas y consiste en algo, tan sencillo y difícil al mismo tiempo, como tratar de hacer lo mismo de diferente manera que el día anterior. Romper con las rutinas y tratar de ver las cosas y las situaciones desde otra perspectiva.
    Estamos TAN acostumbrados a repetir nuestros gestos día a día y de la misma manera que no nos damos cuenta de que, quizá de otra nos sentiríamos mejor, seríamos más eficaces, o simplemente ahorraríamos, bien en esfuerzo, tiempo o dinero...
    Quizá ese es el quiz de la cuestión. Un día comentabas que encontrar una pasión es difícil. tal vez encuentras ésta buscando versiones diferentes de hacer algo que te guste a priori.
    Mi trabajo me apasiona porque intento hacer cada día (no cada año, cada día si puedo) algo distinto a lo del día anterior... Desaprendo cada día para volver a empezar de otra manera... Y ¡cada día! es un día más emocionante que el anterior, porque ¡¡no sabes cómo saldrás de el!!

    Justo a tiempo... ¡SONÓ EL TIMBRE!
    ¡¡Buen día de desaprendizaje!!

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.