miércoles, 9 de noviembre de 2011

EL SEGUIDOR Nº 15

Lo prometido es deuda. El seguidor nº 15 va a tener un post personalizado.  Porque, claro está, le conozco. Y le conozco muy requetebién.

Es aquel que, mientras yo escuchaba el ERES TU, se remangaba los pantalones. Es aquel que me divertía con sus tonterías cuando yo era pequeña… y también de mayor. El que tenía una foto de uno de sus hermanos colgada de la pared de su habitación y bajo ella una cestita de las fresas llena de monedas con un mensaje: “No le abandones. Él nunca lo haría”. 

El que dibujo a todas sus cuñadas y un único cuñado en rollos de papel higiénico. Y luego los tiraba a bolazos. 

El que no hablaba con nadie sólo con sus sobrinos. Al que le gustaba que le llamaramos el Baron Von Age.

El que comió tanta fruta que le entraron las cagaleras de la muerte y llegó a casa de su hermana “llenito, llenito de mierda”. El que no aprendió con los errores y sigue atiborrándose a fruta. 
 
El que me prestaba sus libros durante la carrera. Para ser exactos me prestó uno que nunca me leí. “El Periodismo en España”. Pero la intención es lo que cuenta.  

El que me escribe siempre por mi cumpleaños las dedicatorias más bonitas. 

El padrino de mi hijo pequeño. El que hizo que durante su bautizo nos entrara un ataque de risa espectacular para vergüenza del resto de la familia. 

El que siempre tenía metida una mano en el pecho de su madre (incluso de mayor mayor) y por desgracia, le ha trasmitido la manía en la pila de bautismo a mi hijo.

Del que he heredado el gusto por la escritura aunque no lo haga tan bien como él.

Del que nunca elogiaré su forma de vestir ni de tintarse el pelo (¡!!!) pero del que siempre admiraré su ingenio.

El que tiene la manía de dormir con la ventana abierta y la persiana subida independientemente del frío que haga fuera.  Y lo digo con conocimiento de causa.

El que envía unos mails al resto de la familia espectaculares. Que nos hacen reír a todos. Alabando las virtudes y también las bajezas, de una familia grande. Y muy variada.

El que todos los jueves sale a “rezar el rosario” con el resto de amigos sesentones y vuelve tarde. Demasiado tarde.

Un gran padre, tío, amigo y hermano al que quiero muchísimo.

¿Te ha gustado Angelito?

1 comentario:

  1. En algún punto no era necesario ser tan explícita y escatológica.
    Con esta publicidad va a ser muy difícil lograr el objetivo de los progenitores de esta familia:encontrarme pareja.¡Que manía!
    Los jueves apenas rezo el rosario y algún viernes que otro voy a la "misa del gallo". Con la JMJ ha sido un punto de inflexión en mi conducta. Alguna misa,pocas procesiones,escasos rezos del rosario,un par de confesiones, mucho arrepentimiento y nulo acto de contrición.
    No vuelvo tarde a casa lo que ocurre es que en mi actitud de "indignado" acampo, por solidaridad en algún local (pub, cafetería, bar...) y allí resisto hasta que me desalojan.
    Mis amigos, este año, no son sesentones.
    Sí, me ha gustado pero aquellos que no me conozcan van a pensar que soy un bicho raro, con lo sociable que soy...cuando estoy "indignado".

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.