miércoles, 27 de abril de 2011

COSAS DE LA EDAD


Retrato de Amy Chua: La madre tigre
Amy Chua "Madre Tigresa"
¿Por qué será que mi hijo pequeño cuando quiere que le limpie el culo me llama Lola y no mamá? Me tiene intrigada. Es así día tras día. Para todo me llama mami. Ahora cuando llega el momento íntimo en el que tengo que limpiarle el trasero debe pensar que la confianza y la maternidad es una cosa pero quitarle la caca a uno, es otra.
Y es que está a punto de cumplir esa edad tan preciosa que son los tres años. Con su lengua de trapo lo habla todo y te dice cosas tan bonitas como: “Mami, la Yayabisa se ha ido a vivir al cielo y ya no puede bajar pero anda saltando por la luna.” ¿Cómo podrá esa pequeña cabecita pensar cosas tan increíbles?
O cuando te pega un abrazo de oso que te aprieta contra su cuerpo con tanto amor… Yo me derrito…
Es un bichito en toda regla. Este Semana Santa hemos estado en nuestra casita en el campo. En cuanto llega sale al jardín y disfruta de lo lindo: o monta en moto; o trabaja con sus herramientas imitando a su padre; o excava entre las hortensias y las deja medio “chuchurrias”; o se dedica a comerse la fresas recién cogidas de la mata independientemente si están pochas, verdes o con bichos; o juega con sus hermanos a lo que toque…
¡Qué bonita que es la infancia! Es una época que no se puede dejar pasar y que tienes que disfrutar y hacer que disfruten.
Y según lo estoy pensando me acuerdo de un artículo que leí en una revista (¡me encantan!) el mes pasado en el que hablaban sobre la forma china de educar a los niños y más concretamente sobre una señora (china criada en Estados Unidos) llamada Amy Chua que ha escrito un libro titulado “Himno de Batalla de la Madre Tigresa”.
En este libro, Amy Chua defiende el método chino de educación consistente en convertirte en un horror de madre que, justificándose en que es bueno para el niño pues será superior en todo, se permite insultar, castigar o tenerle toda una noche sin dormir hasta conseguir que haga bien lo que sea que el niño esté haciendo.
Me reconozco como madre exigente (o al menos lo intento) pero claramente de tigresa no tengo ¡nada de nada! No justifico en ningún modo los medios para conseguir el fin esperado. Prefiero que el niño sea un zoquete pero feliz, a un niño número uno pero con una cara de tristeza enorme.
El amor es la mejor manera de trasmitirle confianza a un niñ@ para que llegue al sitio que sea que tiene que llegar. Los planes a futuro siempre se dan la vuelta así que, es mejor trabajar el día a día para que sean buenas personas y responsables que luchar porque el día de mañana sean algo que ¡vete tú a saber!
Y si no, ¡miraros cada uno el ombligo!

martes, 26 de abril de 2011

BUENO, PUES YA ESTA

Ya tengo los cuarenta. Ya lo he asumido y ya se me ha pasado el disgusto.  Ahora voy a poner en práctica mi lema antes de que me diera el “parafluqui cuarentil” que es, ni más ni menos, ¡a los cuarenta, en plenitud!
Tal y como me dice mi tía, los cuarenta es una de las etapas más bonitas de la vida. ¡Mejor que  los 20! Y yo quiero disfrutarla a tope. No quiero dejar pasar ni un instante de mi vida que luego llega  el momento en el que tienes que hacer balance y lo peor sería encontrarte con la sensación de que has desperdiciado la vida. ¡Y sólo tenemos una! ¡Hay que vivirla a tope!

Los veinte fueron insuperables. Estudiando fuera de casa. Poniéndote al mundo por montera. Tus amigos como única familia y la fiesta como obligación. Viajar. Conocer gente. El primer trabajo. “Salecones” (así ha llamado siempre mi madre a los novios no formales. Viene de “sale con uno, sale con otro…”) Novio formal y boda feliz.

Los treinta, inmejorables. Embarazos e hijos. Crear y formar una familia… Un trabajo arduo pero muy gratificante.

Y los cuarenta, pues a los cuarenta de primeras, este viernes me voy con mis amigas de adolescencia  a celebrarlo viendo Los Miserables y luego de cenita para darle al palique, ¡largo y tendido!
De segundas, estamos preparando con mis amigas de la universidad un fin de semana con familia incluida en algún lugar remoto o cercano ¡da lo mismo! El caso es reunirnos y seguir dándole al palique. Contándote las cosas de la vida que te preocupan o te divierten.

De terceras, este verano en la playa con mis amigos de veraneo, nos iremos de fiestuqui como las que nos pegábamos cuando éramos más jóvenes.
Y según lo escribo, me doy cuenta de la cantidad de amigos y amigas que tengo: las del cole, las de casa de los padres, los de la playa, los de la universidad, las de mi casa de casada, las de trabajo… Doy gracias por todas ellas y ellos. A todos los quiero muchísimo. Cada uno con su idiosincrasia pero grandes personas que es lo que realmente importa.

Creo en el valor de la amistad como un valor imprescindible para crecer como persona y en la vida.  ¡Qué vivan todos mis amigos y amigas! Sin ellos, no sería lo que soy ahora.

sábado, 16 de abril de 2011

MENCION APARTE

He de decir primeramente que quiero mucho a todos mis tios, tias, primos, primas y demás familia pero a mi tio majareto lo quiero por y sobretodo cosas como ésta. La felicitación de cumpleaños que me mandó el otro día es impresionante y me gustaría que la conocieráis:

Albert Schwlitzer fue premio Nobel de la Paz al año siguiente que yo nací. 
En una de sus obras escribió: "Con veinte años todas tienen el rostro que Dios les ha dado, con cuarenta el rostro que les ha dado la vida y con sesenta el que se merecen" .
En otro de sus escritos afirmaba: "Los años arruga la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma".
Viéndote es seguro que has tenido una buena vida, que han pasado pocos años y que el alma la tienes muy lisa.

No hay nada más que añadir.

jueves, 14 de abril de 2011

AAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHRRRRRRRRRRRJJJJJJJJJJJJJJJJ

AAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHAAAAAAAAAAAAAAAAAAAEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ¡CREO QUE ESTOY MUTANDO! AAAAAAAAAAAAAAAAAAARRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLLL ¡40 AÑOS! AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJ ¡YA NO HAY SOLUCIÓN! JJJJJJJJJJJJJJJJJJRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRAKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKKK ¡QUE HORROR! MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNNHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ¡Y EL PELO OSCURO! GGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGGG ¡Y CON PANCETA! JJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJJRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRR ¡NO LO SUPERO! HHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRRAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA ¡QUE DEPRESION! AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH
P.D.: Continuará… o eso espero.

jueves, 7 de abril de 2011

SINCERIDAD INFANTIL

Intentando mejorar mi imagen de cara a verme mejor dentro de la fecha fatídica en la que cumplo los cuarenta, el martes me fui a la peluquería.
¡En qué momento! Me salió el gen de mi familia paterna el cual, por alguna inexplicable razón, nos lleva a luchar contra la edad que tenemos e intentar aparentar más joven.
De esta manera, mi tío se viste de quinceañero macarra cuando tiene ya cumplidos los 60 y mi padre coge a sus nietos en volandas acabando, a los días, con una lumbalgia salvaje y en cama.
Pues yo y mi gen inmaduro decidimos que queríamos el mismo corte de pelo que Rihanna o como se escriba. Para ello, el peluquero no tenía más tutía que oscurecerme todo el pelo para que no pareciera que llevaba una boina en vez de flequillo. Y yo ¡pues adelante con el oscurecimiento! (Para el que no me conozca, que la esperanza es la esperanza, soy rubia)
Para ser sincera, cuando llegue a casa me vi bastante rara, por llamarlo de alguna manera. Pero como soy chica positiva, me pinté el ojo para verme mejor y me fui al cole a buscar a la prole.
Según entré por la puerta, a mi hija mayor que estaba con todos sus amigos sólo le faltó vomitar. Me miraba con una cara entre asombro y repugnancia indescriptible. Como sería que hasta la mamá de uno de los niños vino a cerrarle la boca y a explicarle que me había oscurecido un poquito el pelo. ¡Y la niña todavía con la cara de “pero que te has hecho”! (ella no lo pensó con el correspondiente “coño” porque es muy educadita, pero realmente su cara era de “¿pero qué coño te has hecho en la cabeza?”)
Gracias a Dios que cuando salió el mediano y yo y mi flequillo a lo Rihanna nos arrastrábamos por el patio, me dijo: “Mamá estás muy guapa pero ¿qué te has hecho?”. Que viene a ser lo mismo que “¿pero qué coño te has hecho en la cabeza?” pero más dulcemente tratado.
Tal ha sido la impresión que se ha llevado la “jodía” niña que cuando ha tenido un momento de intimidad con su padre, es decir, cuando les llevaba por la mañana al colegio, le ha preguntado: “¿pero tú has visto lo que se ha hecho mamá en la cabeza?”
Claramente, los cuarenta los cumplo castañita porque ya no hay remedio pero ¡los cincuenta los cumplo rubia platino y con una 38! ¡Qué ya está bien, hombre!

lunes, 4 de abril de 2011

JAMON SIN ESTRIAS

¡Era lo que me faltaba! Ahora ni el jamón tiene estrías. ¡Qué repelús! No sé si lo habéis visto en un anuncio en televisión pero ahora al jamón de una pasadita le quitan las estrías y así, tiene menos grasa.
¿Y no me podrían dar la pasadita a mí? Yo estrías no tengo pero chicha con grasa ¡toda la que quieran!
Y mientras analizo lo del jamón y supero los 62 kilos que peso con el 36% de grasa (que la báscula de mi marido es una puñetera y te dice hasta el porcentaje de grasa que tienes), me meto en el Facebook para cotillear un poco que hacen mis amigos.
Yo esto del Facebook es algo que controlo poco y de hecho, creo que si no tienes cierto cuidado te puede llegar a dominar la vida en alguna manera. Sé que a mi amiga y seguidora  “la Reina del Facebook” no le va  a gustar nada que lo diga pero creo que verdaderamente se pueden llegar a confundir las amistades ¡y la vida misma!
Y es que ahora no eres nadie sino tienes una cuenta en facebook, twitter, likedin (o como se escriba)… Hoy viendo las noticias he alucinado: a la vez que Zapatero daba el notición del año y decía que “ahí os quedáis mundo cruel” Paxti López le estaba haciendo una foto y subiéndola a su twitter contando la buena nueva.
¡Es todo tan artificial! O al menos a mí me lo parece. El jamón sin estrías; amigos que no conoces personalmente o que hace años que no hablas con ellos; tu vida o la del resto contada al momento… ¿Qué ganamos con todo esto? Tampoco es que pierdas nada pero hay algo de toda la historia de las redes sociales que me chirría un poco. No sé que será pero lo seguiré analizando. Tanto o más como al jamón sin estrías. ¡Que me ha dejado marcada!
Y para superarlo, lo de la chicha digo, voy a empezar un régimen que al parecer es la leche y que no pasas mucha hambre. Que lo de pasar hambre no me gusta nada y me cambia el carácter ¡y bastante malo lo tengo ya con “el aterrizaje”!