miércoles, 1 de febrero de 2012

EL MOVIMIENTO MARUJA VISITA EL MUSEO DEL TRAJE

No es que me encuentre en un buen momento o que sea como Heidi y lo veo todo estupendo, bonito y escuchando pajaritos. Es que de verdad de la buena que los museos que está visitando el Movimiento Maruja están fenomenal. Y os los recomiendo sin duda.

Cierto es también que el post de la visita al Museo Nacional del Romanticismo estuvo un poco soso así que, responderé a las dudas de mí querida seguidora: en Living in London tomé té con leche y scone con mantequilla y mermelada. ¡Riquísimo! Y el Museo Nacional del Romanticismo recrea la vida de una familia burguesa de aquella época. Menos la cocina, ves el salón, la habitación de los niños, de la mujer, del marido (eran separadas), el comedor (para mi gusto, la habitación más bonita) e incluso un cuarto de baño. De esta manera, ves cuadros, muebles, alfombras, ropa, vajillas… De todo lo que se podía encontrar en una casa.

En cuanto al Museo del Traje, hace un recorrido en la moda desde el  siglo XVIII hasta la actualidad. En todo momento estás viendo trajes verdaderos, trajes que han sido utilizados y reales de cada época. Vamos que no son réplicas cosidas en la actualidad.

Para mí, como forofa de los zapatos y los accesorios, lo que más me ha gustado ha sido ver las  chinelas y bolsos del siglo XVIII. ¡No tendría ningún reparo en llevarlos ahora mismo! ¡Qué preciosidad! Y algunos pendientes eran divinos.

Por supuesto, no hay que quitar importancia a los modelos de Christian Dior, Balenciaga, Pertegaz… Lo que más me ha llamado la atención es que, aunque muchos tienen muchos, muchos años, me han resultado muy actuales.

Eso o que yo el gusto lo tengo algo anticuado y retorcido que también puede ser…

Como siempre, hemos desayunado unos croissant pequeñitos de distintos sabores dándole a la lengua e incluso, en esta visita, ¡nos hemos tomado el aperitivo!

Y no le quiero quitar importancia al pedazo de paseo que nos hemos pegado. Desde el centro de Madrid hasta la avenida de Juan Herrera, 2 que es donde está situado el museo.  Para los de fuera, en el distrito de Ciudad Universitaria. ¡4 Km de ida y otros tanto de vuelta! Hemos bajado el croissant con creces (ahora que la lorza sigue lo mismo…)

Pues eso. Solo me queda animaros a todos aquell@s que os apetezca a acompañarnos en las visitas del Movimiento Maruja que de momento, seguirá llamándose así.

Mi querida seguidora, ¿qué tal este post? ¿te ha dejado buen sabor de boca?


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.