martes, 6 de marzo de 2012

"OBSEQUIADORES DE TIEMPO"


El pasado tres de marzo, en el nº 673 de la revista “Mujer Hoy” que entregan junto con el ABC, publicaron un reportaje que me interesó muchísimo: “Cuánto vale tu trabajo

En el, intentan analizar, explicar y cuantificar de alguna manera el coste del trabajo de una persona dedicada a cuidar de otra persona, llámese hijos, padres, o familiares cercanos.

Os animo a leeros dicho artículo. Es muy interesante.

A mi, particularmente me animó. Sentí que al menos alguien, en este caso la Fundación BBVA junto con María Ángeles Durán, catedrática de Sociología y profesora de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) le daban un nombre a mi trabajo. 

Yo le llamo “ejercer la maternidad” pero ellos, más profesionales, le llaman “Obsequiadores de Tiempo”.

Pensé, ¡por fin alguien se interesa en cuantificar el valor de un trabajo no remunerado! ya que, según este artículo, “nuestro producto interior bruto aumentaría un 53% si tuviéramos en cuenta el trabajo no remunerado”

Todo esto hila con la celebración el próximo 8 de marzo del Día de la Mujer. A secas. Lo de “trabajadora” lo añaden algunas personas, periodistas e instituciones a los que cabría preguntarles que cuándo la mujer ha dejado de trabajar. 

De todas formas, no quiero entrar de nuevo en este bucle ya que, sobre esto ya hablé el año pasado en el post “¡Manda narices!

En cuanto al nuevo término, “Obsequiadores de Tiempo” creo que es muy acertado. Regalamos nuestro tiempo teniendo en cuenta que el tiempo es uno de los valores más preciados en esta sociedad que corre y corre y corre. Muchas veces sin saber a dónde pero ¡que corre que te corre!

En mi caso, no sólo regalo mi tiempo a mis hijos si no, también a mi marido al que me toca acompañar en alguna que otra cena en la que mi única labor es la de “florero acompañante” o “acompañante florero”.  Lo hago encantada, que coste.  Yo ¡con tal de salir!...

De hecho, el  otro día estuvimos en una cena en la que tuve como acompañante de mesa a Eduardo Serra, político de larga trayectoria y que culminó su carrera política como Ministro de Defensa con el PP de 1996 al 2000.

Fue todo un placer oírle hablar ya que, además de una persona muy culta, es alguien muy cercano, divertido y discreto.

En mi caso, y seguro que en contra de la opinión de alguna feminista, yo, como “acompañante florero obsequiadora de tiempo” disfruté de lo lindo de la cena y de la compañía. Porque miro la vida en positivo e intento sacarle el jugo a todo. 

Y me temo, que en estos tiempos, se trata de eso.  De sacarle jugo a todo. A lo bueno y a lo malo. Remunerado o no remunerado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.