miércoles, 19 de junio de 2013

Y MÁS AUTÓGRAFOS

Pero en este caso, robados.

Y ¿por qué robados? Porque el famoso que firmó dicho autógrafo tuvo que aguantar la matraca de los niños durante su comida familiar del domingo.

Os cuento.

Quedamos para comer con unos amigos que tienen una niña y un niño de la misma edad que mis dos hijos mayores. Y quedamos para comer en un sitio del que no recuerdo si ya os he hablado y que se llama Filandón

Es un restaurante familiar de buena cocina y con un estupendo jardín en el que los niños juegan mientras tú tienes una agradable sobremesa con tus congéneres de misma edad.

Supuestamente.

Una de las dos fotos que le hizo
Y, ¿por qué digo “supuestamente”? Porque durante toda la sobremesa, el único momento tranquilo desde que vieron a Xabi Alonso (el famoso torturado) fue, la visita al cuarto de baño.

¡Qué martirio! Que si mamá mira que foto; que si ahora le he hecho esta otra; que si acompáñame a que me firme un autógrafo, que si mamá por favor, hazlo por mí; que mamá que quiero un autógrafo y me da vergüenza…

Lógicamente, los padres nos negamos a acompañarles y además, les pedimos encarecidamente que le dejaran tranquilo. Que estaba con su familia y que tenían que respetarle.

Pero nada. Que vuelta la burra al trigo. 

Que mamá por favor que yo quiero un autógrafo. Y yo, que nanaina. Si no lo hice cuando tenía su edad, ¿lo iba a hacer ahora con cuarenta y dos años a mis espaldas?

Llegó un momento que estuvimos apuntito de levantarnos y acercarnos a él para pedirle (más bien, rogarle) que la próxima vez que fueran a comer, pidiera un reservado y no la mesa justo en frente de la zona de recreo de los niños. ¡Qué también hay que ser masoca! Por su bien y por el nuestro, sobre todo.

Por fin, los niños tuvieron el valor de pedirle el autógrafo que firmó con pelín desgana y ¡se fueron tan contentos!

De hecho, mi hijo lo ha guardado en su Caja de los Tesoros donde se guardan las cosas más importantes de su infancia. 

Os dejo una foto del dichoso autógrafo para que valoréis “el tesoro”… ¡Manda narices!

12 comentarios:

  1. Si es que eso de encontrarse a un famosillo siempre mola!!

    ¡Besitos!

    milowcost ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues chica, depende del momento y del lugar... A mi como me da verguenza hasta mirarlos...

      Eliminar
  2. Pobrecita....qué trago...jejeje, nuna mejor dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué ilusión! Dra. Jomeini, ¡tú por estos lares! Muchas gracias por la visita y el comentario. Besos.

      Eliminar
  3. Q mono!!! Yo nunca me atreví a pedir un autógrafo, aunque alguno foto sí que me he hecho y pasados los 25 jaja. Un beso!!! http://universovarietes.blogspot.com.es/2013/06/zeus-bisbal-y-la-flower-power.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, ni dudes que hubo algún padre que se hizo fotos con el churumbel... A mi me da corte. No puedo remediarlo. Besitos.

      Eliminar
  4. Yo me muero de vergüenza con esas cosas, pero bueno,también pienso que con lo que cobran los futbolistas bien pueden aguantar un rato de matraca infantil...jejeje.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Eso también lo pensé. Que les va en el sueldo. Pero aun así, ¡qué pesadilla! Besotes.

      Eliminar
  5. Mi amiga Lolina y yo nos hicimos una foto con Paco Nadal, cuando estaba grabando un reportaje sobre Santiago de Compostela. Fuimos tan educadas como tu hijo, le dijimos que éramos canarias y que nos hacía ilusión y él, el pobre, aguantó la vela y estuvo de lo más simpático, que para eso es famoso y sale por la tele. Nuestros maridos se hicieron los locos como si no nos conocieran de nada. Fue la única vez en que nos hemos rozado con la fama y hemos importunado al famoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bonita anécdota!!! Por los Madriles tenemos la oportunidad de encontrarnos a bastantes pero la verdad es que, a mi, nunca me dio por pedirles nada. Ahora, con los niños, ¡las cosas cambian!
      Besos.

      Eliminar
  6. Jajaja, esto de la pasión futbolera es tremendooo

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.