viernes, 25 de octubre de 2013

"LAS RANAS TAMBIÉN SE ENAMORAN"


 Es el título de un libro escrito por Megan Maxwell y que me acabo de leer en escasamente dos días.
Me lo dejó una amiga. Me lo recomendó como una lectura fácil y divertida. Y así ha sido.
Y eso que me costó alrededor de un mes empezarlo. Pero oye, ¡que no he podido parar de leerlo hasta que no me lo he acabado! Vamos, que ayer por la tarde, los niños me molestaron de lo lindo. He de confesar que no les hice ni caso. Desde luego, ayer sí que no me gane el sueldo pero es que, sólo quería leer y leer.
A mi siempre me ha encantado el tonteo. Lo de los novios me daba más igual. Una vez conseguidos (ni que yo hubiera sido Matahari), los pocos conseguidos, se pasaba la gracia. Siempre me ha gustado más el proceso. Ese tonteo de miraditas, peleítas tontas, mariposillas en el estómago, me querrá no me querrá,  que si viene que si no viene, y ¿por qué no habrá venido?, los celos injustificados, las charlas con las amigas sobre los chicos… ¡Qué rico! ¡Qué divertido!
Y después de catorce años casada con mi rana, el tonteo como que lo tengo bastante olvidado. Así que, leerme este libro, me ha devuelto por dos días ese gusanillo tan agradable. Vamos, ¡que he sobrevolado de nuevo los veinte! Y eso que no soy de las que les gustaría retroceder en el tiempo. Lo pasado, pasado está, pero es verdad que hay sensaciones, sentimientos, que me gusta recordar y revivir.
¿Y a vosotr@s?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.