domingo, 30 de junio de 2013

EL MOVIMIENTO MARUJA VISITA CASA DECOR, ¡TAMBIÉN UN AÑO MÁS!

Y espero que no sea el último. ¡Me encanta Casa Decor! Esta edición, tal y como ya había leído, ha sido un poco más floja pero ¡igual de bonita!

Un momento que me embalo y no quiero empezar sin pediros disculpas por la tardanza en publicar una nueva entrada, pero ya están de vacaciones los niños y ya hemos llegado a mi rincón espiritual donde me olvido de todo.  Estoy segura que sabréis comprender…

Ahora, sí. Al grano.

Casa Decor se ha celebrado este año en la que fue la Embajada Inglesa durante 40 años situada en la calle Fernando el Santo, 16. Seguro que habré pasado unas cuentas veces por esa calle y nunca me había fijado en ese singular edificio redondo. 

Pero antes, vamos paso a paso, (es el ansia por escribir y contaros) empezamos el Movimiento desayunando en Embassy

Embassy en un salón de té fundado en 1931 por Margarita Kearney Taylor y situado en el Paseo de la Castellana, 12. Es un lugar con mucha, mucha historia por varias razones: se dice que, durante la guerra, sirvió como lugar de reunión de espías. De hecho, hay un libro escrito por Patricia Martínez de Vicente, “La Clave Embassy” donde se cuenta como el médico Eduardo Martínez ayudó a huir a través de España a muchos perseguidos por el régimen nazi. 

También ha sido utilizado por María Dueñas en su libro “El Tiempo Entre Costuras” como lugar de reunión de espías y dónde la protagonista se reúne con muchos de ellos a su llegada a Madrid desde Tetuán.

Y también es un lugar de reunión de aristócratas, políticos… De hecho, nosotras desayunamos junto a Esperanza Aguirre y un señor que me sonaba pero no recuerdo su nombre.

De allí, estuvimos un ratito de compras por la calle Claudio Coello mientras hacíamos tiempo para que la tercera parte del Movimiento se escapase de un curso. Y a eso de las doce y media nos pusimos en marcha a Casa Decor

Tal y como también hicimos el año pasado compramos la entrada + comida que cuesta 25 euros. El catering es de Pastelerías Mallorca y comer en Casa Decor es también muy agradable.

Y comenzamos la visita que os resumo en lo que más me gustó.

Debe ser por la necesidad que tengo de una en estas condiciones, lo primero que más me gustó fu una cocina de unos cuarenta metros que unía cocina, más comedor, más lavandería decorado por Deulonder en gris, blanco y madera.


Y también me encantó el espacio de Uma Natural. Sobre todo, la estantería en metal que aparece en la foto que la pides de encargo y te la hacen con las medidas que tú quieras. ¡Chulísima!



Pero el día no terminó en Casa Decor, ¡qué va! Dando otro agradable paseo llegamos hasta la tienda Loewe de Serrano, 26 donde se puede visitar hasta el 26 de agosto, la exposición “The Kennedys” del fotógrafo Mark Shaw



También nos gustó muchísimo y remató el final de un día inmejorable.

Como siempre, fue un día magnífico en el que unimos amistad + decoración + compras + charlas + comida + fotos + lugares preciosos = ¡¡¡¡miles de caritas sonrientes!!!!




lunes, 24 de junio de 2013

NO HAY PALABRAS MAL DICHAS SINO, MAL INTERPRETADAS

El sábado me despierto por los llantos del pequeño. Estaba en su mesa intentando escribir algo. Ha aprendido a escribir y a leer este año y, el hombre se lo ha tomado muy en serio.

Me acerco a él por detrás. Le abrazo y él me dice con su voz de niño de cinco años: “Mami, ¿cómo se escribe “chocho”?”

¡Un poco más y la palmo! ¡Qué impresión! 

Pero el niño se explica ante mi cara de asombro y la risa floja de su hermano mediano de nueve años: “Es que quiero escribir “cho” y no sé cómo se escribe”

Voy aterrizando y veo que lo que el niño quiere escribir es “mucho” y le explico tranquilamente que “una ce, una hache y una o”

Y me voy al salón muerta de risa y él se queda todo concentrado terminando su dibujo y su texto.

Al rato aparece todo orgulloso en el salón con este precioso dibujo:



¿Se puede pedir más a la vida?

viernes, 21 de junio de 2013

THE PATIO



El otro día, después de la clase de punto, me di una vueltecita por una nueva Pop-up Store, The Patio. Más concretamente “a summer pop-up drinks&goods”

Esta tienda la han montado entre El Viajero y Better. Estos últimos son los que organizaron en Diciembre The Apartment y del que os hablé en la entrada “Negocios Emergentes”.

Ahora se llama The Patio y está situada en la calle Hortaleza, 87. En la misma Plaza de Santa Bárbara.

Es un edificio chulísimo con un patio precioso preparado con mesitas para tomar lo que más te apetezca desde el desayuno hasta cocktails en un ambiente súper agradable.

Una vez dentro, puedes encontrar un montón de cosas muy bonitas e interesantes.

A mí, particularmente, me gustó mucho una alfombra que quiero que vea mi marido, las “Pet Lamps” que son únicas y unos cuadros en punto de cruz muy originales.


Os animo a que os deis una vuelta y disfrutéis del sitio. Es muy recomendable para estas tardes madrileñas veraniegas y estará abierto hasta el próximo quince de octubre. ¡Pasadlo bien!

miércoles, 19 de junio de 2013

Y MÁS AUTÓGRAFOS

Pero en este caso, robados.

Y ¿por qué robados? Porque el famoso que firmó dicho autógrafo tuvo que aguantar la matraca de los niños durante su comida familiar del domingo.

Os cuento.

Quedamos para comer con unos amigos que tienen una niña y un niño de la misma edad que mis dos hijos mayores. Y quedamos para comer en un sitio del que no recuerdo si ya os he hablado y que se llama Filandón

Es un restaurante familiar de buena cocina y con un estupendo jardín en el que los niños juegan mientras tú tienes una agradable sobremesa con tus congéneres de misma edad.

Supuestamente.

Una de las dos fotos que le hizo
Y, ¿por qué digo “supuestamente”? Porque durante toda la sobremesa, el único momento tranquilo desde que vieron a Xabi Alonso (el famoso torturado) fue, la visita al cuarto de baño.

¡Qué martirio! Que si mamá mira que foto; que si ahora le he hecho esta otra; que si acompáñame a que me firme un autógrafo, que si mamá por favor, hazlo por mí; que mamá que quiero un autógrafo y me da vergüenza…

Lógicamente, los padres nos negamos a acompañarles y además, les pedimos encarecidamente que le dejaran tranquilo. Que estaba con su familia y que tenían que respetarle.

Pero nada. Que vuelta la burra al trigo. 

Que mamá por favor que yo quiero un autógrafo. Y yo, que nanaina. Si no lo hice cuando tenía su edad, ¿lo iba a hacer ahora con cuarenta y dos años a mis espaldas?

Llegó un momento que estuvimos apuntito de levantarnos y acercarnos a él para pedirle (más bien, rogarle) que la próxima vez que fueran a comer, pidiera un reservado y no la mesa justo en frente de la zona de recreo de los niños. ¡Qué también hay que ser masoca! Por su bien y por el nuestro, sobre todo.

Por fin, los niños tuvieron el valor de pedirle el autógrafo que firmó con pelín desgana y ¡se fueron tan contentos!

De hecho, mi hijo lo ha guardado en su Caja de los Tesoros donde se guardan las cosas más importantes de su infancia. 

Os dejo una foto del dichoso autógrafo para que valoréis “el tesoro”… ¡Manda narices!

lunes, 17 de junio de 2013

DE GYMKANAS, TRICOTADAS Y AUTÓGRAFOS



El pasado sábado fue el típico día gymkana de los que mi marido odia, no sin razón…

Empezamos el sábado relativamente tempranito. 

Después de hacer las camas, la niña y yo nos fuimos camino de La Tricotada Solidaria. Llegamos sobre las doce y estuvimos hasta la una y media. Pasamos un ratito muy agradable con un montón de gente tejiendo al mismo tiempo en el Día Internacional de Tejer en Público unido con una acción solidaria con la Asociación de Pacientes con Cáncer de Tiroides. Vamos, lo que ya os conté en otro post hace unos días. 

El Parque de El Retiro es tan bonito que todo junto, en general, fue súper especial. 

Yo hice de profe de la niña pero, como es lógico y teniendo en cuenta que soy malísima como alumna, como profe soy peor y en vez de parecer que la niña está tejiendo, parece que entra a matar directamente. Con la tontería, pasamos un buen rato madre-hija que necesitan y necesitamos tanto. 

Os dejo algunas fotos en las que podéis verme totalmente concentrada y a la niña a lo Manolete…

Mientras tanto, los niños y el padre hicieron la comida y se dieron un chapuzón en el agua gélida de la piscina recién inaugurada.

Comimos a las dos y a las tres salí corriendo con el mediano porque tenía que dejarle en un cumpleaños. Volví y, después de un ratito de relax (y de siesta del pequeño y el padre), nos pusimos de nuevo en marcha y de nuevo al Retiro a la Feria del Libro porque la niña quería que le firmara el libro “Canciones para Paula” su autor, Blue Jeans.

Como leéis. No os habéis equivocado. Tranquil@s. Yo tampoco le conocía. 

Blue Jeans es el de la gorra
Después de dos horas en una cola con una amiga de la niña y su madre y otras tantas niñas más y sus respectivas madres, me quedo claro quién es Blue Jeans.

No sé cómo será como escritor porque no he leído ninguna de sus novelas. Claramente, no debe ser malo por la cantidad de seguidor@s. Lo que sí me quedo claro es que es un hombre muy amable que les dedicó un tiempo a las niñas y que ellas se fueron tan felices y contentas.

Además, siempre es mejor que esperan durante dos horas en una cola por la firma de un escritor a que esperen en bragas y sujetador a la entrada de una conocida marca de ropa para conseguir mayor descuento, ¿no?

No. No me he olvidado del mediano…

Mientras esperábamos en la Feria del Libro, se hizo la hora de recoger al mediano. Así que, ¡de nuevo en marcha! el padre sólo porque el resto seguíamos en la cola...

El padre salió corriendo al Paseo de la Castellana a por el niño y después, de vuelta al Retiro a recoger al resto de la familia.

Llegábamos a casa a eso de las diez de la noche con una sensación algo televisiva de ¡prueba superada!

Y el domingo, ¡más y mejor! Pero eso lo dejo para el siguiente post. Espero que la intriga os corroa y volváis a visitarme…

jueves, 13 de junio de 2013

LET HER GO

Un poquito de buena música que hace tiempo que no subo ningún vídeo.

En este caso, la recomendación ha venido por parte de mi churumbel de nueve años. Le enseñaron la canción en el cole y él, bien conoce los gustos musicales de su madre.

Es Passenger y canta “Let her go

Al principio te extraña la voz del muchacho pero luego, resulta realmente agradable.

Os dejo que la disfrutéis.


martes, 11 de junio de 2013

EL MOVIMIENTO MARUJA VISITA LA FERIA DEL LIBRO, ¡UN AÑO MÁS!



Ha sido un placer como siempre. Pasear entre libros por el madrileño Parque del Retiro es un placer incuestionable. Y si hace una mañanita rica, ni frio ni calor, es un doble placer. Y si desayunas donde desayunamos nosotras, ¡es un triple placer!

Al grano.
 
Empezamos el día en Harina, en la Plaza de la Independencia, 10. En la Puerta de Alcalá para todos aquellos, madrileños y no madrileños, que no sepan que esa plaza se llama Plaza de la Independencia.
 
Harina es un sitio chulísimo, decorado estupendamente, en blanco y con plantas como se lleva ahora pero donde prima, sobre todo, la calidad de sus productos.

Me zampé una pedazo tarta de chocolate que ¡quitaba el “sentío”! como dicen en el Sur. No es que estuviera rica, es que estaba ¡riquísima! Y hubiera seguido con la tarta de zanahoria; otra de chocolate y frambuesa que lucía espectacular; varias de manzana que tenían una pinta de aúpa; un cheesecake de babear… 

Pero es que si tirabas para la parte de salado era otro paraíso comestible. 
 
En fin, ¡todo buenísimo! (y como se nota que voy teniendo hambre…)

De allí, nos fuimos a mi querida y adorada, Feria del Libro

Este año iba buscando el libro de una buena amiga (y antigua compañera del cole) que se llama Kika Baeza y su libro se titula “Amar con los brazos abiertos”. Y lo encontré y lo compré, por supuesto.

Ahora sólo me queda leerlo. Estas vacaciones cae seguro.
 
Es un libro en el que se “nos abre la puerta para entender y sentir cómo podemos vivir con gusto la crianza y la maternidad”

Yo, realmente, ya no tengo ninguna intención de criar a más hijos. Con tres creo que ya he cumplido con España, la patria y el Rey, pero sobre maternidad creo que nunca se deja de aprender y siempre es bueno conocer diferentes puntos de vista que te den otro enfoque a lo que tú haces lo mejor que sabes y puedes.

También compré un libro divertido para el pequeño de la familia. “Roly Poly Jungle” escrito por Kees Moerbeek y que la gracia está en que no es un libro normal si no un cubo que se va abriendo y vas descubriendo los animales de la Jungla. ¡Ah! Y está en inglés.

He hecho las fotos lo mejor que he podido para que lo veáis, o al menos, os hagáis una idea.

Este fin de semana termina la Feria del Libro, os animo desde aquí a visitarla y si antes queréis tejer un ratito, no os olvidéis de la Tricotada Solidaria. ¡Es por una buena causa!

jueves, 6 de junio de 2013

UN DIA COMPLETITO

Uno de los dos días que mi madre estuvo en el hospital, mi sobrina y yo nos hicimos las locas, dejamos a la yaya con uno de sus queridos hermanos y nos hicimos una escapada para comer en un restaurante al que ya le había echado el ojo.

Se llama Cheese Bar y está situado en la calle José Abascal, 61.

Como os podréis imaginar por el nombre, es un restaurante especializado en quesos. Y los tiene de todos los tipos, ¡doy fe!

Estaba todo buenísimo. Desde la mantequilla que te ponen con el pan, pasando por un aperitivo por su parte que no llegué a saber qué era pero que estaba buenísimo, después por la Coca de Tomate y Mozzarella que estaba deliciosa, llegando a un Meloso de fideua con alcachofa caramelizada que estaba espectacular para terminar, en un New York Cheesecake del que no dejamos ni las migas. Por supuesto, ¡todo en honor de mi santa madre!

El sitio además, está decorado con muy buen gusto y tiene un jardín vertical (no sé si habéis ido hablar de estos jardines pero ahora están muy de moda) precioso.

Pasamos un rato buenísimo tía-sobrina y luego volvimos al hospital donde nos dieron la grata noticia de que ya nos íbamos a casa.

Yo de allí, tiré para el colegio a recoger a los niños porque además nos había invitado SANTAGLORIA (gracias a la profe Siona, todo hay que decirlo) esa misma tarde a un taller de decoración de galletas “Galletas con mi Mamá” impartido por la galletera Belén Hernández en el VIPS de Velázquez.

SANTAGLORIA es un referente en panadería y pastelería artesanal que tiene bastantes tiendas en Barcelona y ahora están buscando su huequito aquí en Madrid con un corner dentro del mismo VIPS de Velázquez y con una tienda propia situada en la calle Ortega y Gasset, 29.

No creo que vayan a tener ningún problema aquí en Madrid (ni en ningún sitio) porque tienen cosas realmente ricas y apetitosas. Os animo a visitarles y probar cualquiera de sus productos. ¡Todos buenísimos!

Por otro lado, los niños y yo pasamos una tarde divertidísima “glaseando” galletas. 

La niña decoró muchas galletas y muy bien, como era de esperar. Los niños guarrearon lo que pudieron, decoraron como les dio la gana sin hacer ni caso a Belén y sobre todo, metieron todo lo que pudieron el dedo en la glasa para chupárselo y ponerse ciegos a azuquita rica, como era de esperar.

Por mi parte, yo me lo pasé bomba viendo a los niños y conociendo a otras cuatro madres blogueras:



¡Encantadoras!
 
Me hubiera gustado darle un poquito más al palique con ellas pero ¡fue imposible! Entre tanto niño que reclamaba nuestra atención y con las prisas “maternales” de tener que volver a casa para “deberesbañocenacama”...

Eso sí, seguro que tuvieron “dulces sueños”.