jueves, 31 de octubre de 2013

UNA CLASE DE PILATES ENTRE CABALLEROS


Ayer fue un día tonto de estos en los que tienes mil cosas por hacer y en los que vas como en una gymkana cumpliendo etapas (sirva como excusa y disculpa a la no entrada del miércoles).
La última de estas etapas acabó a las ocho de la tarde en una clase de recuperación de Pilates.
Llegaba tarde porque había tenido que recoger al niño de futbol. Iba rápido y abrí la puerta de la clase de sopetón dándome de frente con tres tiarrones y la profesora.
No sé realmente qué cara puse pero yo seguí muy digna y me senté en mi colchoneta entre dos de ellos.
No era la primera vez que daba clase con chicos pero ¡con tres de golpe y siendo yo la única alumna, sí!
No sé si habéis hecho alguna vez Pilates de suelo pero es mucho de posturita rara, estiramiento por aquí, despatarramiento por allá, una abdominal retorcida, las patas tiesecitas para arriba haciendo el clavo, los hombros para abajo y marcando pecho… vamos, ¡un cuadro!
Y allí estaba yo con los tres muchachos que también sobrevolaban los cuarenta con la cara toda roja y dolorida porque mi cuerpo, en ese sentido y sólo en ese sentido, es bastante masculino. Esto es, mi elasticidad es nula o tendente a cero.
Y a mí, en estos casos, no lo puedo remediar, me da la risa. ¡Qué mal rato! No quería reírme pero es que verles (y verme) era cómico. Además, la profesora que es una jeta de cuidado, se metía con ellos y preguntaba: “¿Qué?¿Cómo vamos?” A lo que, uno, el menos elásticos de todos, respondía siempre en tono jovialmente irónico con una voz gutural debido al retorcimiento: “¡Genial!”
¡Qué despipote! Yo intentaba reírme por la bajini pero es que ¡era tremendo! Me moría de la risa. ¡Qué clase más buena!
Así que, aunque pasé cierta vergüenza por la situación, he decidido que clase que tenga que recuperar, me apunto con ellos. Que me lo pasé bomba.
Ahora que hoy tengo unas agujetas espantosas y no sé si han sido por las abdominales o por la risa. Seguro que por lo segundo que es mucho más sano.

lunes, 28 de octubre de 2013

PUPURRÍ LUNERO FINDESEMANERO


Hoy un poquito de todo.
Un poquito de pelis que la de anoche fue preciosa. “El Diario de Noah”. ¿La visteis? Es una película maravillosa. Con una sensibilidad y un mensaje tremendo. En el que el amor triunfa por encima de los prejuicios y las enfermedades. La veré cien veces y cien veces la disfrutaré. También vi y sufrí “Lo Imposible” con la niña y “Jack Reacher” con mi marido. Esta última empezó estupendo pero como le ocurren a muchas películas, terminan rápido y sin resolver muchas de las incógnitas.
Un poquito de cabreo por no poder, al final, acompañar a las Víctimas del Terrorismo en la manifestación del domingo en la madrileña Plaza de Colón. Me hubiera gustado estar allí para que, aunque sientan rabia e indignación por lo que está ocurriendo, no sientan desamparo. Que sepan que les apoyamos y que estamos con ellas para bien y para mal y sobre todo, por encima de colores políticos.
Un poquito de morbillo al escuchar por la radio y la televisión que los norteamericanos han estado escuchando nuestras conversaciones. ¿Mira que si han escuchado las mías y de mi marido? ¡Con lo interesantes que son!:
Yo: “¿Qué tal?¿Puedes hablar?”
Él: “No. Estoy en una reunión. ¿Pasa algo?”
Yo: “No, nada. Que si vas a poder ir a recoger al niño al futbol o le recojo yo”
Él: “No. Le recojo yo”
Yo: “Vale. Besitos”
Él: “Besitos”
Un poquito de peleas con los niños. Un poquito de familia con comida del domingo. Un poquito de fútbol. Otro poquito de golf. Fernando Alonso que no gana. El Real Madrid que tampoco.
En definitiva, ¡un poquito de vida!

viernes, 25 de octubre de 2013

"LAS RANAS TAMBIÉN SE ENAMORAN"


 Es el título de un libro escrito por Megan Maxwell y que me acabo de leer en escasamente dos días.
Me lo dejó una amiga. Me lo recomendó como una lectura fácil y divertida. Y así ha sido.
Y eso que me costó alrededor de un mes empezarlo. Pero oye, ¡que no he podido parar de leerlo hasta que no me lo he acabado! Vamos, que ayer por la tarde, los niños me molestaron de lo lindo. He de confesar que no les hice ni caso. Desde luego, ayer sí que no me gane el sueldo pero es que, sólo quería leer y leer.
A mi siempre me ha encantado el tonteo. Lo de los novios me daba más igual. Una vez conseguidos (ni que yo hubiera sido Matahari), los pocos conseguidos, se pasaba la gracia. Siempre me ha gustado más el proceso. Ese tonteo de miraditas, peleítas tontas, mariposillas en el estómago, me querrá no me querrá,  que si viene que si no viene, y ¿por qué no habrá venido?, los celos injustificados, las charlas con las amigas sobre los chicos… ¡Qué rico! ¡Qué divertido!
Y después de catorce años casada con mi rana, el tonteo como que lo tengo bastante olvidado. Así que, leerme este libro, me ha devuelto por dos días ese gusanillo tan agradable. Vamos, ¡que he sobrevolado de nuevo los veinte! Y eso que no soy de las que les gustaría retroceder en el tiempo. Lo pasado, pasado está, pero es verdad que hay sensaciones, sentimientos, que me gusta recordar y revivir.
¿Y a vosotr@s?

miércoles, 23 de octubre de 2013

EL SUELDO DE UNA MADRE


Ayer, como a casi todos los que tienen trabajo, me tocó cobrar mi sueldo a fin de mes.
No. No os echéis las manos a la cabeza ni gritéis de la emoción, no he encontrado trabajo, ni es un sueldo en “moneditas”.
Es el sueldo de una madre.
Ayer, me tocó recoger a mi hijo y a un amiguito y llevarles hasta el cole de los mayores donde recojo al resto de churumbeles. Hacemos un recorrido “a pata” de unos 500 metros y, para divertirles un poco y que no echaran a correr como posesos, decidí ir dándoles con el paraguas en el culete mientras les llamaba terneritos. Vamos, toda una juerga para ellos y una tontería para los mayores. Cuando en un cruce donde nos cogemos de la mano, le dice mi hijo pequeño a su amiguito: “¿A qué mola mi madre?”
¿Se puede pedir un sueldo mejor? Yo creo que no. Es verdad que con este sueldo no se come, pero se engorda de orgullo ¡de lo lindo!
Pero no acabó ahí la tarde cuando, después de pelearnos chorrocientas veces por los deberes, el mediano, muy introvertido y poco dado a cariños, mientras estoy fregando las sartenes de la cena, sin decir ni una sola palabra, me abraza por detrás y me estruja contra él.
Lavé los platos, sí, ¡pero con mis babas!
Es verdad que hay veces que piensas y repiensas y te planteas muchas cosas de la vida. Sobre todo, si lo estás haciendo bien. Si las decisiones que tomas son las correctas. Si muchas veces, no nos dejamos guiar por directrices poco honestas o ejemplarizantes. O peor, si no estaremos siendo demasiado ambiciosos y/o materialistas, sin percatarnos que lo importante no es el tener sino, el ser. El querer. El poder. El amar. El luchar...
Ayer, unas pequeñas personitas de cinco y nueve años, me demostraron, me enseñaron, lo que de verdad importa.
Ayer cobré mi sueldo de madre. ¡Y con extra!

lunes, 21 de octubre de 2013

¡¡¡¡LA ÓPERA DE SIDNEY SOBREVUELA LOS CUARENTA!!!


El inmueble abri� en 1973

SÍ. Tal y como leéis, este año el edificio de la Ópera de Sidney cumple cuarenta años y sobrevuela junto con much@s de nosotr@s esta magnífica etapa de la vida. Ese edificio que fue por casi todos conocido gracias a la película Nemo. Pues ese.
Tan moderno. Tan original. Tan auténtico. No podría ser de otra manera. De la época de los setenta.
Y la Nancy, mi muñeca de toda la vida, igual.
Cada vez somos más los que vamos entrando en la década. ¡Qué bien!
Os dejo que hoy tengo un dolor de cabeza de impresión y ¡no quiero decir más tonterías! Que bastantes digo ya en estado normal... El miércoles más y mejor.

viernes, 18 de octubre de 2013

VIERNES SANDUNGUERO


Para compensaros con la matraca que llevo dada últimamente, he decidido subir una canción de María Jiménez muy conocida, “Se acabó”, que es toda una declaración de intenciones.
La he bailado de lo lindo. Y bailándola, me lo he pasado ¡teta corneta! Con otras dos bailarinas muy locas que me acompañan en la vida y que me acompañaron en una etapa divertidísima.
Recuerdo como si lo estuviera viviendo ahora mismo como, en mitad de una fiesta en casa de algún amigo vecino, nos mirábamos, y nos cruzábamos a nuestra casa a bailarla. ¡Nos ponía las pilas y continuábamos la fiesta hasta las tantas! ¡Qué majaretas!
¡Disfrutarla!



Por otro lado, os informo (que si no luego me regañáis) que hay una Feria de Moda Vintage en el ático de la Estación de Chamartín hasta el próximo domingo 20 de octubre.
Creo que me la voy a perder porque se me ha complicado el tema pero espero que vosotros, madrileños y madrileñas seguidores, no y que luego me la contéis.
¡Buen fin de semana a todos!

miércoles, 16 de octubre de 2013

EBULLICIÓN. EFERVESCENCIA. ¡Y VUELTA AL CÍRCULO!


Así me encuentro. En ebullición de un montón de ideas que me tienen efervescente pero que no consigo rematar, ni materializar.
Y eso me cabrea de lo lindo. Me entendéis, ¿no?
Por un lado, quiero seguir con mi blog.  Y me encantaría poder vivir de él. Cosa que después de casi tres años y 95 seguidores ha quedado claro y patente que es harto difícil y que no se me da muy bien. (Otr@s bloggers lo consiguen incluso en ¡seis meses!)
¿De qué manera puedo avanzar? Por un lado, he encontrado muchas bitácoras que dan ideas de cómo mejorar tu blog en todos los aspectos. De hecho, ayer di con una que se llama www.personalizaciondeblogs.blogspot.com en el que, su autora, aporta muchas ideas de cómo mejorar, avanzar y promocionar tu blog.  Y me lo estoy empollando literalmente. Pero claro, también hay que tener en cuenta que mi “mano tecnológica” es bastante inútil y voy más lenta que el caballo de los malos.
Lo mismo que con el Curso de Diseño en PowerPoint que le compré a otra excelente autora del blog www.creativemindly.blogspot.com. Sigo el curso concienzudamente y manejo el powerpoint pero ¡ay amigos que me falta lo más importante!: ¡La gracia para diseñar! ¡Me cagoentó!
Y ¡se me olvidaba! Tengo pendiente leer el libro “Las Claves para Impulsar tu Blog” de www.mamaquieroserblogger.com que espero me de ideas no pare impulsarle, si no para meterle un empujón a lo bestia y con mala leche.
Por otro lado, otra de mis múltiples búsquedas me ha llevado hasta una plataforma de publicidad en la que, para conseguir dinerito (seguro que no mucho) tendría que subir publicidad al blog. ¿Qué os parece la idea? ¿Os gustaría? Y lo más importante, ¿os molestaría?
Y, aunque quiero seguir con el blog y seguiré, tengo que trabajar fuera de casa para aportar económicamente a la familia. Y aquí aparecen muchos “peros”: ¿Otra vez en marketing? Es de lo que sé y de lo que he trabajado siempre pero ¿por qué no cambiar? ¿por qué no probar a escribir en una revista? Y yo sola me contesto: porque ¿a qué revista le iba a interesar que una cuarentañera anónima madre de tres hijos en paro desde hace seis años escriba? Total, curriculum a empresas que necesitan perfiles de marketing a las que tampoco interesaré por mi edad, mi situación familiar y el tiempo perdido en crianza de churumbeles. ¡Uuuuffff!
¡Y vuelta al círculo!
Y también me gustaría cambiar de casa pero falta la segunda nómina para ayudar en ese titánico esfuerzo…
¡Y vuelta al círculo!
¡Por Dios! ¡Qué sensación de mareo! Me voy a meter un cachiporrazo en la cabeza para pararme, centrarme y ¡salirme ya del círculo dichoso!
Voy a seguir dando pasos hacia delante y digo yo que alguno saldrá, ¿no?
¡Cómo estoy! Y eso que hoy no es un "viernes reivindicativo y protestón"...

domingo, 13 de octubre de 2013

Y MÁS Y MÁS RECOMENDACIONES



Que luego me acusáis de que todo me lo guardo para mí... Aquí tenéis más recomendaciones.

Peliculeras:

Sí. Hemos vuelto a ir al cine. Esta vez, de niños. El pequeño y yo hemos visto "Justin y la Espada del Valor" que me ha encantado y, el padre con los mayores, "Zipi y Zape y el Club de la Canica" en la que se lo pasaron bomba. 

Realmente tenía ganas de ver la de Justin porque vi a Antonio Banderas en El Hormiguero promocionándola y contó que, además de que es el productor, que ha apostado por creativos españoles y una empresa española. Y teniendo en cuenta la situación tan "buena" en la que nos encontramos, he creído justo y de ley, devolverle el favor yendo a verla. A lo mejor soy ingenua e ilusa pero, ¡soy así que le vamos a hacer!

Lo cierto es que es totalmente recomendable para verla con niños.

Mercadilleras:

El Mercado Central de Diseño vuelve a repetirse los próximos nueve y diez de noviembre  en El Matadero Madrid. ¡A apuntar toca!

Y por otro lado, he encontrado visitando el maravilloso blog de mi profe de punto Labores en Red, esta propuesta de mercadillo de muebles antiguos que me ha encantado y que seguro que visitaré. 



Pues ¡esto es todo amigos! 

He adelantado el post de mañana a hoy porque mañana no se si me dará tiempo a escribir y estoy segura que echaríais de menos... ¿o no?

viernes, 11 de octubre de 2013

RECOMENDACIONES VARIAS

 

 Mientras escucho la terrible noticia del fallecimiento de María de Villota y todo se antoja tonto, absurdo, innecesario, frívolo, quería recomendaros una peli y dos restaurantes.
La peli es Gravity 3D, como seguro os habréis imaginado. Gran película a la que hay que ir sin cenar o con el estómago vacío por aquello del mareo que pillas dando vueltas por el espacio. Pero, con todo y con eso, es una película totalmente recomendable y que os animo a ver. Y disfrutaréis como locos no sólo de la película sino también de la impresionante fotografía. ¡Qué bonita es la tierra desde el espacio!
Y los restaurantes son, Los Gallos y El Patio del Fisgón.
Hay algún jueves cada mucho que salgo a cenar con amigas para darle a la lengua de lo lindo no sólo por lo bien que nos alimentamos pero por lo mucho que charlamos, criticamos, cotilleamos… y estos restaurantes han sido los elegidos. Y bien elegidos.
Ambos restaurantes se encuentran en el Barrio de Salamanca y son de comida rica, trato agradable y buena sobremesa.
En la Taberna Los Gallos, repetí para comer en el ático que con buen tiempo es muy, muy apetecible.
Y en el Patio del Fisgón, no llegué a cenar en el patio porque no había mesa libre pero voy a probarlo para comer con otras amigas porque tenía también una pinta excelente.
Disfrutar del fin de semana y recordar que, tal y como decía María de Villota, la vida es un regalo. Tremenda verdad.

miércoles, 9 de octubre de 2013

"QUERIDO YO"


Joseph Galliano ha escrito un libro que se titula “Dear me: A Letter to my Sixteen-Years-Old Self” en el que ha invitado a un gran número de personalidades a escribirse una carta a su yo de dieciséis años.
Entre muchos, cabe destacar la participación de mi adorado Hugh Jackman, que mira que está bueno y tiene pinta de simpático el muchacho; Emma Thompson, actriz que me encanta sobre todo en su papel en “La Niñera Mágica” o en el de esposa engañada de “Love Actually”; o Annie Lennox que también me chifla y me trae muy buenos recuerdos.
Y yo, que soy así de chula y aunque nadie me lo ha pedido, he decidido escribirme también una carta que espero que os guste.
Querida Lola:
Me gustaría contarte tantas cosas para calmar esa cabecita tuya que quiere ir tan rápido y que quiere hacer tantas cosas… Sin embargo, te contaré simples pinceladas para que puedas disfrutar de todo y que todo te sorprenda.
Sí te adelantaré que, por el momento, tienes una vida preciosa y plena. Y casi me atrevería a asegurar que seguirá siendo así hasta el final que, ojalá, sea muy, muy, muy tarde.
Sabrás rodearte siempre de personas que te quieren y te acompañan en el camino de la vida.
Pero como estoy segura que quieres más detalles, (somos terriblemente impacientes) te contaré que tendrás una adolescencia divertida aunque nada comparable con tu juventud. ¡Lo vas a pasar bomba! Conocerás a un montón de gente maravillosa que te harán muy feliz y conseguirán hacerte sentir muy, muy especial.
Viajarás. Conocerás mundo. Vivirás en otro país y eso hará que tu mirada, tu visión de la vida y del mundo se amplíe. Se agrande. Y te “agrande” a ti personalmente.
Tu vida adulta también será estupenda y plena. Lucharás. Una veces ganarás y otras, perderás pero sin traumas. Y sí, formarás una familia al lado de un hombre estupendo.
Sólo recuerda seguir siendo tú. Mirar la vida con optimismo y con humildad. Buscar siempre la parte buena de las cosas que, algunas veces sólo vemos lo negro. Guárdate un poquito ese mal genio y cultiva la paciencia.
La felicidad está en el camino y está en tu mano. Incluso de los malos momentos, que los habrá, aprenderás.
Y tranquila, el acné será sólo ¡un mal recuerdo!
Miles de besos.

lunes, 7 de octubre de 2013

MERCADO CENTRAL DE DISEÑO


Este sábado, mientras los chicos de la familia jugaban al futbol, las chicas nos fuimos a uno de esos mercados que se organizan en Madrid y que tanto me gustan.
En este caso y, aunque en el mismo fin de semana se ha organizado también el Nomada Market que tanto nos gustó el curso pasado, preferimos cambiar y conocer el Mercado Central de Diseño que se ha celebrado en el Matadero Madrid.
Y como todos, ¡me ha encantado! Pasamos un rato buenísimo madre-hija admirando la creatividad de la gente. ¡Envidio tanto ese punto creativo ¡ Y no sólo de diseñarlo si no también de hacerlo. Había de todo: bisutería, ropa, decoración, arte… Una maravilla.

Desde unas hojas con fotos de flores para meter en un jarrón y tener siempre “flores frescas” de Itunube; pasando por unas vajillas pintadas con muchísimo arte por Nuria Blanco y otras cerámicas muy naifs pintadas por Abraham Menendez; o unas laminas con unas ilustraciones muy actuales con mensajes directos de Sara Herranz; o unos muebles reciclados de Mandra o restaurados de ; y por último de mis mencionados, Carla con C que es joyería alternativa donde nos compramos la niña un collar con una nube precioso y yo una pulserita con un hueso chulísima.
Había muchísimos diseñadores más y, todos, de verdad que todos, merecían la pena.
Y ¡más aun! Porque si el Mercado fue un éxito, todavía lo fue más el Matadero Madrid. Me sorprendió enormemente. Cierto es que sabía que existía pero no había ido nunca y desde luego que ¡pienso volver! Tiene espacios abiertos en los que sentarte y escribir, o bailar o tocar la guitarra; espacios para leer como La Casa del Lector; espacios para exponer; un teatro... Vamos, ¡un templo de la cultura, el arte, el diseño y la innovación!
De hecho, voy a intentar preparar un Movimiento Maruja con alguna de las muchas cosas que se preparan allí y os voy a escribir una entrada sólo del Matadero Madrid porque se lo merece.
Y ya está.

viernes, 4 de octubre de 2013

VIERNES REIVINDICATIVO Y PROTESTÓN


Sí. Y protestón. Mi madre siempre me dice que soy una protestona y ya se sabe que las madres siempre tienen razón así que, he decidido después de el que viernes pasado me desahogara con mi “queja formal” contra los uniformes escolares, y después de que dos amigas diferentes en dos momentos diferentes, sin quererlo ninguna de las dos, me hayan tocado la moral, que los viernes van a ser reivindicativos y protestones.
Pues sí. Dos amigas a las que quiero mucho (y ellas me quieren a mi) sin quererlo y sin darse cuenta, me han hecho pensar y recapacitar (a la vez que me tocaban un poco los ovarios, para que negarlo)
La primera fue durante una comida. Estábamos allí las dos contándonos nuestras cosas. Ella, madre de tres hijos ferviente y ambiciosa trabajadora y yo, madre de tres hijos bloguera y con la única ambición de que este dichoso blog lo lea alguien.
En un momento dado, ella me comenta que no lee el blog porque no es mi público objetivo. Las cosas que cuento no son de su interés porque ella no se considera una maruja.
No me lo dijo tal cual porque es muy educada y respetuosa pero, a fin de cuentas, era eso lo que quería decir.
Yo, en ese momento, lo único que alcancé a contestarle, justificándome no se bien por qué, es que cuando creé la sección del Movimiento Maruja, le di ese nombre con cierta ironía pero que, claramente, debe ser que no había conseguido transmitirle esa sensación y que para ella, todo aquello que suene, se parezca, hable, mencione o trate algo sobre “maruja” o “marujeo” lo elimina de su mente como la peste.
Pues aprovecho este espacio para decirle que no me considero ninguna “maruja” aunque no creo que exista nada negativo en ello. Soy la misma persona con el mismo cerebro que cuando trabajábamos juntas en uno de los tres departamentos de marketing de las tres multinacionales en los que he trabajado durante mi carrera profesional. Que ha existido aunque cueste recordarlo.
Que nadie, ni siquiera el aspirador ni la campana extractora de humos, ha conseguido arrancarme el cerebro de su sitio. Un cerebro que en su día estuvo lleno y que no se ha vaciado por arte de magia ni de la mopa.
Que ahora, por las circunstancias de la vida, ejerzo la maternidad y que además, creo que la ejerzo muy bien. Y que, para seguir alimentando a ese querido órgano de mi cuerpo, es por lo que escribo este blog además de porque me hace tremendamente feliz y me satisface mucho más que cualquiera de las acciones de marketing realizadas durante toda una carrera de quince años, que no han sido pocas.
Sí. Es triste tener que recordárselo a las personas e incluso, es triste tener que recordármelo a mi misma…
Y la otra amiga con su desafortunado comentario, fue anoche mismo.
Cenando cuatro amigas, tres de ellas incluida yo, madres de familias numerosas y las otras tres excluida yo, madres trabajadoras.
Llegado un punto de la conversación en la que una iba a hablar sobre su hermana ama de casa, me mira a mí y me dice “no te ofendas” y sigue con la conversación en la que criticaba a su hermana pues lo único que había sabido hacer en la vida era planchar.
Yo en ese momento sonreí y no dije nada pero pensé, “ ¿y por qué me voy a ofender? ¿en qué me parezco yo a su hermana?” Únicamente en que ahora las dos trabajamos dentro de casa pero ¿por eso soy comparable con ella? Siguiendo el mismo criterio, ¿todas las mujeres que trabajan fuera de casa son comparables entre sí independientemente del puesto que desempeñen o la labor que ejerzan?
No.
No quiero seguir justificándome frente al mundo porque ahora, y después de un ERE, yo no esté trabajando. Son circunstancias y decisiones en la vida. Mejores o peores. Pero decisiones que se toman y se afrontan. Y no por ello, me he vuelto tonta ni estoy todo el día con la bata de “guatiné “ y los rulos puestos.
Este blog habla sobre una mujer que sobrevuela los cuarenta, que es mujer lo primero y después todo lo demás incluida trabajadora. Aunque a algun@s les cueste creerlo.

miércoles, 2 de octubre de 2013

SEGOVIA


Como ya os adelanté el lunes, después de estos minutos musicales, toca contaros nuestra visita en familia a Segovia.
El domingo, una vez que la nube que teníamos encima siguió su camino y despejó parcialmente el cielo, decidimos irnos de excursión a Segovia para que los niños conocieran La Granja de San Ildefonso y Segovia Capital.
Fuimos desde Madrid por el Puerto de Navacerrada que estaba precioso y llegamos a La Granja donde nos dirigimos directamente a los jardines del Palacio.
Son muy bonitos y están súper cuidados. Bien merecen un paseo aunque, esta vez, las fuentes no estuviesen funcionando. Tampoco visitamos el Palacio por dentro porque nos apetecía más disfrutar el entorno.
Por supuesto, recorrimos un poco del laberinto porque les hacía gracia a los niños pero a mi, desde luego, no es lo que más me gustó.
Después, paseamos un poco por el pueblo, compramos los famosos judiones de La Granja y comimos en un restaurante que se llama Martinho en la calle Valencia, 5. La comida estuvo bastante bien aunque nos colocaron en la mesa que estaba al lado de la puerta del cuarto de baño y la cocina y yo eso, lo llevo pelín mal. Pero en general, es recomendable.
Con la tripita ya llena, nos pusimos en marcha hacia Segovia Capital que está a penas veinte minutos.
Nos dirigimos directamente al Alcázar. Sólo un pequeño inciso para recomendaros que dejéis el coche desde un principio en un parking céntrico y cercano al Acueducto porque aparcar cerca del Alcazar es casi imposible y pierdes el tiempo dando vueltas y vueltas por calles estrechas y prohibidas.
Dicho esto, tuvimos la suerte que justo en el momento que llegamos, salía una visita guiada que mereció la pena y que recomiendo si quieres enterarte bien de la historia del edificio.
La visita guiada cuesta sólo un euro más al precio de la entrada y la guía fue muy amable y simpática explicándoles a los niños todas las curiosidades de este edificio con tantísima historia.
A los niños les encantó en general. Desde el foso que tienes a la entrada hasta la subida a la Torre con sus 152 peldaños de historia pasando por las armaduras, la Torre del Homenaje, la Sala del Trono, la Sala de los Reyes, la Sala de la Chimenea, el Patio de Armas... Muy interesante.
De allí, y después de otras chorrocientas vueltas con el coche por todas las calles prohibidas de Segovia, conseguimos dar con un parking cercano al Acueducto para admirar esta construcción.
Los niños se quedaron impactados y es que, ciertamente, es impresionante.
A la vuelta a Madrid, como era de esperar, tuvimos atasco en la carretera de La Coruña pero como veníamos muy contentos con la excursión, ¡ni protestamos!
Espero que os haya gustado y que os animéis a visitar Segovia. Si tenéis cualquier consulta, no dudéis en preguntar a través de los comentarios. 
No os perdáis el post del viernes que vuelve ¡reivindicativo!