viernes, 29 de noviembre de 2013

BIZCOCHO DE LA SEMANA - BIZCOCHO DE GALLETA Y CHOCOLATE


Aquí tenéis otra nueva propuesta de bizcocho riquísimo hecho con la Thermomix.
No me di cuenta y he vuelto a utilizar el molde de estrella. Seguro sabréis perdonar “tremendo” despiste.
Para el de la semana que viene, prometo utilizar el molde de corazón que también tenemos.
¡Vamos con la receta!




BIZCOCHO DE GALLETA Y CHOCOLATE*
 
Ingredientes:
·      150 g de chocolate fondant en trozos
·      1 paquete de galletas redondas (200 g)
·      2 cucharaditas de levadura química en polvo
·      100 g de mantequilla a temperatura ambiente en trozos
·      75 g de azúcar
·      3 huevos
Preparación:
1.   Precaliente el horno a 180 grados
2.  Ponga el chocolate en el vaso y programe 5 seg/vel 5 (no tiene que quedar pulverizado). Retire del vaso y reserve.
3.  Sin lavar el vaso, ponga las galletas y pulverice 20 seg/vel 9
4.  Añada la levadura, la mantequilla, el azúcar y los huevos y programa 15 seg/vel 7.
5.  Con la espátula baje los ingredientes hacia el fondo del vaso y vuelva a programar 10 seg/vel 7.
6.  Incorpore el chocolate reservado. Vierta la mezcla (es una mansa densa) en un molde de 22 cm de diámetro previamente engrasado y hornee.

Si se come templadito está todavía más rico porque el chocolate está como liquidillo.
Espero que os guste y lo disfrutéis. ¿Alguien ha probado a hacer el de zanahoria de la semana pasada?
Por cierto, no os perdáis la entrada del próximo lunes que ¡el Movimiento Maruja se ha puesto en marcha de nuevo!

* Este bizcocho está sacado de la revista Thermomix nº 36 y es una receta facilitada por Alicia Rodriguez Morant

miércoles, 27 de noviembre de 2013

NO RENDIRSE JAMÁS

Cómo explicarle a un hijo que, en esta vida y en más si las hubiera, no debemos nunca rendirnos. Y menos por miedos o inseguridades.
Cómo intentar explicárselo o demostrárselo cuando, a lo mejor, sin darnos cuenta, somos los primeros que nos rendimos. Soy la primera que se rinde.
Ayer, el mediano me pidió que le quitara de judo porque le ponían a pelear con los mayores y le hacían daño. Ya no le gustaba Judo. Ya no le hacía gracia.
A nadie nos hace gracia que nos hagan daño. A mi no me hace ninguna gracia que a mi hijo le hagan daño.
Pero, como le expliqué en el coche mientras volvíamos a casa (que hay que ver que juego que da ese rato para las charlas maternales), en esta vida no te puedes rendir jamás. Ni siquiera ir para atrás. Para atrás ni para coger carrerilla.
Él se había comprometido a seguir con el judo y así debía ser. Independientemente de que ahora no esté tan a gusto como antes. E independientemente de que le hagan daño. Por mucho que duela.
Por mucho que duela, debo enseñarle a mi hijo a que las cosas se empiezan y se acaban. Que no nos podemos rendir. Que hay que luchar. Que hay que luchar y pelear hasta el final. Podemos ganar o perder pero siempre debemos intentarlo.
Es una lección de vida.
El me replicaba que el judo no es importante para la vida. Y yo le contesté que, efectivamente, el judo no era tan importante como el inglés u otra asignatura, pero que debía aprender a pelear. A no rendirse. A no claudicar.  Y menos porque le hicieran daño.
Frente a ese dolor, la única sanación es la pelea más fuerte contra aquel que te hace daño.

Yo, que sobrevuelo los cuarenta, tengo que recordarme eso muchas veces. Y debo enseñarles a mis hijos con el ejemplo.  Sobre todo a él que mañana comienza la década de los diez…
Y lo escucharon los tres. Porque los tres deben aprenderlo. Y, además, como dijo esta mañana el pequeño cuando pusimos en el coche la banda sonora del musical del Rey León, “si lo dice en la canción hasta el Rey León. No hay que rendirse nunca”
 

lunes, 25 de noviembre de 2013

FIN DE SEMANA EN PEDRAZA


Este fin de semana quisimos hacer algo especial con los niños y pensamos en rematar nuestra visita a Segovia con un fin de semana en Pedraza.
Me animé al ver por internet la Hospedería de Santo Domingo y sobre todo, al ver el tan comentado y odiado anuncio de la Lotería de Navidad, grabado en la plaza de Pedraza.
Un inciso para comentar que, aunque en lo que se refiere a los párpados inamovibles y la peluca de Montserrat Caballé y a la perfecta súper dentadura de Raphael, creo que tienen razón, las críticas me parecen duras y excesivas teniendo en cuenta que son personas profesionales y que, aunque no sean de nuestro gusto, sí merecen todo nuestro respeto.
Dicho esto, sigo con mi rollo.
Pues eso. Que hemos pasado el fin de semana en Pedraza y nos hemos hospedado en la Hospedería de Santo Domingo.
Dicha Hospedería es una casa preciosamente rehabilitada y que, aunque muy bonita, me he venido algo decepcionada. Más bien, todo el fin de semana ha sido algo agridulce…
Me explico. Nosotros al viajar con los niños necesitamos dos habitaciones comunicadas. Estás así estaban ya que, se cerraban con otra puerta que separaba las dos habitaciones de la zona de desayunos.
Digo esto porque el ruido de la preparación del desayuno a las ocho de la mañana, no te lo quita nadie. Máxime, si la señora que prepara el desayuno es una mujer bastante antipática que pretendió con todo su rostro que desayunáramos los cinco en una mesa de cuatro, colocando a uno de los niños en una esquina sentado despatarrado por la pata, ya que todavía faltaba mucha gente por bajar a desayunar.
Y, ¡a mi qué, señora! Vamos que para que los demás desayunen bien, ¿nosotros tenemos que desayunar apretados?
Flipé. Y por supuesto, me negué y la señora a regañadientes nos juntó dos mesas.
Me dio la sensación que es más un hotelito de parejitas y nosotros allí con los tres churumbeles, pegábamos lo mismo que un elefante en un garaje.
Por otro lado, pensé que Pedraza iba a estar algo adornada de Navidad y sin embargo, ni una triste estrellita.
Y para colmo, nos recomendaron un restaurante, La Olma, en el que comimos bien pero nos metieron un rejón de los que hacen historia. 
En cuanto a visitar, se puede visitar el castillo y la cárcel. Nosotros visitamos lo último y fue una experiencia muy interesante aunque aterradora ya que, una guía, te enseña una cárcel del siglo XVI con sus luces y sus sombras. Y “sombras” había de lo lindo.
Total, que para mí ha sido un fin de semana algo agridulce pues, aunque lo hemos pasado bien, nos ha salido pelín cara la excursión para lo que realmente ha sido. Teniendo en cuenta, además, que Pedraza está a hora y media de Madrid con lo que puedes ir a pasar solamente el día, sin ningún problema.
De cualquier manera, no quiero ser injusta, y desde luego, el que no conozca Pedraza no puede dejar de ir. El pueblo en sí es una auténtica preciosidad. Y la Noche de las Velas que celebran en julio, en la que iluminan todo el pueblo a base de velas, debe ser una verdadera maravilla. Nosotros nunca hemos estado, pero las fotos son espectaculares.
¡Os animo a ir y a que me deis, después, vuestra opinión!

viernes, 22 de noviembre de 2013

EL BIZCOCHO DE LA SEMANA - BIZCOCHO DE ZANAHORIA


Todos los días tengo que llevarles la merienda a churumbelandia. Es lo primero que me preguntan nada más verme: “¿Qué hay de merienda, mami?” Y yo intento llevarles algo diferente cada día.
Unos,  bollería industrial + batido. Otros, bocata de fiambre + actimel. Algunos, bocadillo de nocilla + zumo…
Así voy intentando que merienden bien. Lo de la fruta en la merienda ya lo he dejado por perdido. Lo llevaban fatal. Y tampoco tengo ganas de ponerme a discutir con ellos nada más recogerles. Comen fruta en el cole y la cenan un día si, día no. Asi que, tampoco me resulta tan dramático si no la comen en la merienda.
Sin embargo, sí es verdad que creo que abusamos de la bollería industrial asi que, he decidido ( y no se por cuanto tiempo voy a ser cápaz de cumplirlo) hacer un bizcocho a la semana para llevarlo de merienda.
Esta semana he ido a lo seguro, y me he decidido por el Bizcocho de Zanahoria. ¡Está delicioso! Y no seáis tan tontos como mi marido que como es de zanahoria, le suena raro la zanahoria en el bizcocho y ya no lo quiere. ¡Y eso que es vegetariano!
Por supuesto, y teniendo en cuenta mis malas dotes culinarias, está hecho con la Thermomix pero entiendo que se puede hacer también perfectamente sin ella. Yo os paso la receta, y luego cada uno decidís.
Allá voy.

BIZCOCHO DE ZANAHORIA
Ingredientes para 8 raciones:
·       200 g de zanahorias peladas y partidas en trozos
·       200 g de azúcar
·       2 huevos
·       120 g de aceite de girasol
·       1 chorrito de vainilla o 1 cucharadita de azúcar vainillado
·       120 g de harina de repostería
·       1 cucharadita de bicarbonato
·       media cucharadita de canela
·       media cucharadita de levadura química
·       media cucharadita de sal
·       100 g de nueces picadas gruesas
·       Azúcar Glas para decorar

Preparación:
1.     Ponga en el vaso las zanahorias y programa 5 seg/vel 5.
2.   Añada el azúcar, los huevos, el aceite y la vainilla. Mezcle 5 seg/vel 5.
3.    Añada la harina, el bicarbonato, la canela, la levadura, la sal y las nueces. Mezcle 6 seg/vel 4 y termine de mezclar con la espátula.
4.   Engrase un molde de bizcocho ( de 1 litro de capacidad aproximadamente) y vierta en el mismo el contenido del vaso.
5.   Introduzca en el horno durante 30-35 minutos hasta que esté bien horneado.
6.   Retire del horno y desmolde cuando esté templado. Deje enfriar, espolvoree con azúcar glas y sirva

Una cosa muy importante y que he descubierto después de estropear muchos bizcochos es que  es imprescindible precalentar el horno. En este caso a 170 grados.
Espero que os guste y os salga bien. ¡Ya me contaréis!

miércoles, 20 de noviembre de 2013

THE SHOE CHALLENGE - THE TACONAZOS



“The Shoe Challenge” es un desafío propuesto por Ro, autora del blog “Por Qué No” en el que tenemos que hacer una foto a nuestros zapatos.
Y yo, que soy una amante de los zapatos y del blog de Ro, he decidido participar con la siguiente foto y el siguiente texto:
En cuanto a la foto, se titula THE TACONAZOS y te contaré que no son todos los tacones que tengo pero si algunos de ellos. En mi día a día no los utilizo porque me sería imposible moverme por Madrid corriendo con los niños con semejantes alzas. Pero sí que me encantan para salir y para ir arreglada y vestidita. Es una tontería pero me siento más guapa y poderosa. Es como si subirte a los tacones, te pegara un subidón de autoestima. Te da otra sensación y otra perspectiva. Es uno de esos placeres "puñeteros" tontos de la vida. De esos que duelen pero que disfrutas con ellos. ¡Como comer!

¿Os ha gustado? ¿Os animáis a participar?

lunes, 18 de noviembre de 2013

50 COSAS SOBRE MI


Yo, de pequeña
Varias blogueras (Bulubú, Mi Low Cost) han escrito estas entradas y reconozco que me chifla leerlas. Y siempre me leo la entrevista que hacen en el Fuera de Serie en ese plan y me da igual a quien se la hagan. Me encanta conocer esas cosas del resto de la gente.
Así que, entiendo que alguien pueda sentir curiosidad sobre mí. Allá voy:
1.     Me gusta mucho el chocolate y comer en general.
2.     Pero no me gusta ni el atún ni las fresas.
3.    Me encanta viajar independientemente del lugar. Cerca o lejos. Exótico. Clásico. Bali o Alpedrete. Me da igual.
4.     Soy curiosa pero no cotilla con mala baba.
5.     Pero sí creo que soy criticona.
6.     Y quejica y protestona.
7.     Me encanta reírme y pasarlo bien.
8.     Me gusta salir por la noche aunque cada vez soy más perezosa. Es la edad.
9.     No me gusta madrugar. ¡Lo odio!
10.  Me gusta mucho la tele.
11.  Soy perezosa.
12.  Quiero mucho a mis amig@s. Y me enorgullezco de tener grandes amigos de ambos sexos.
13.  Darle al pico con las amigas dando un paseo o recorriendo la ciudad o comiendo, me parece uno de los placeres de la vida.
14.  Adoro a mis hijos.
15. Pero no estaba en clase el día que repartieron la paciencia y creo que ellos, son los primeros perjudicados.
16.  Me rijo por el sentido común que es el menos común de todos los sentidos.
17. Me cuesta entender y aceptar algunos comportamientos. Sobre todos, los de algunos padres. ¡Me dejan patidifusa!
18.  Me chiflan las alcachofas. Me viene en los genes…
19.  Quiero mucho a mi familia. Soy muy familiar.
20.  Me tomo la vida como una gymkana. Siempre cumpliendo etapas y propósitos.
21.  Soy un poco “apretá”.
22.  Intento hacer caso a los consejos de las personas que me quieren bien.
23.  También me gusta escuchar.
24.  Y ayudar pero soy cobarde y poco comprometida…
25.  Me vuelven loca los zapatos. Bajos, con tacón, manoletinas, de marca, de Zara… ¡Todos!
26.  Aunque no llevo botas como se llevan ahora por encima del pantalón.
27.  Mi plato preferido son los huevos fritos con patatas fritas y una coca-cola light bien fresquita.
28.  Pero todavía no he ido a Casa Lucio a comerme unos…
29.  Recuerdo mi etapa americana como una etapa muy feliz de mi vida.
30.  En esa época sí usaba botas pero de las de cowboy. Al llegar de vuelta a España, mi madre no sabía ni tenía una hija o un cabrero y ¡me las tiró!
31.  Creo que todavía no se lo he perdonado.
32.  Me chifla la playa. La que sea y el momento del año que sea. Mientras tenga mar y arena...
33.  Mirar al mar me relaja muchísimo. Y su olor.
34.  La elasticidad en mi cuerpo no existe.
35.  Me gusta cuidarme aunque en esto también flaqueo.
36.  Me encanta escribir. Y escribir para vosotros.
37.  Odio las despedidas.
38.  Me parto de risa con los golpes y caídas. ¡No lo puedo remediar!
39.  Una vez, de pequeñas en el colegio, una amiga mía se cayó por las escaleras y se rompió un brazo. A día de hoy, todavía me sigo partiendo de la risa al recordarlo.
40.  Quiero mucho a mi marido… ¡aunque no se lo merezca! ;D
41. Me encantan nuestras escapadas de solteros en las que podemos ir de la mano tranquilamente, charlando o en silencio, sin churumbelandia dando por saco.
42.  Soy palabrotera con un punto “ordinario graciosete” que fomento para fastidio sobretodo de mi amiga la murciana.
43.  Algo macarrilla también.
44.  Odio la política. Toda la política.
45.  Soy llorona.
46.  Me da miedo la muerte.
47.  Quiero que me incineren y esparzan mis cenizas por encima de mi querida playa.
48.  Tengo claustrofobia. Si me quedo en un ascensor, me convierto en la niña del exorcista.
49.  Soy la niña pequeña y mimada de tres. Tengo dos hermanos mayores.
50.  Creo que soy feliz.
Se admiten más aportaciones. A ser posible, no hirientes. Que duelen y hacen pupa. ¡Es broma! ¡Que cada uno opine lo que quiera! ¡Faltaría más!

viernes, 15 de noviembre de 2013

OTRO VIERNES REIVINDICATIVO Y PROTESTÓN


Sí. Me molesta enormemente la falta de civismo que impera en la sociedad que vivimos. Y no lo digo sólo por la dichosa huelga de limpieza de Madrid que nos tiene con mierda hasta por las orejas, que también. Lo digo por todos nosotros y pongo ejemplos.
Los barrenderos se ponen de huelga porque les van a echar de sus trabajos. Pues dejan de barrer y nos come la mierda a los de siempre, los ciudadanos.
Los pilotos no quieren que les bajen el sueldo. Pues dejan de volar y quién se queda sin su viaje, los de siempre, los ciudadanos.
Los del Metro de Madrid también tienen problemas. Pues el Metro cerrado y quién se queda sin llegar al trabajo, los de siempre, los ciudadanos.
Y así podríamos estar toda la entrada y poner chorrocientos ejemplos.
No digo yo que no tengan razón. Nadie quiere que le bajen el sueldo y mucho menos, perder su puesto de trabajo.
Pero, ¿por qué siempre tenemos que ser los ciudadanos los que paguemos el pato?
Manifiéstate todo lo que quieras. Grita. Haz oír tu opinión. Pero, no dejes de hacer tu trabajo si al final, van a pagar justos por pecadores.
Además, a los demás también nos echan. A los de demás, también nos hacen ERES pero, ningún cliente de mi antigua compañía se quedó sin su servicio de telefonía móvil cuando a miles de trabajadores de su compañía móvil los estaban poniendo de patitas en la calle.
Y para colmo, por si no estábamos todos, ¡parió la burra!
Que ahora no se barre en Madrid y está todo hecho un asco, pues yo bajo el colchón que tenía que haber llevado al Punto Limpio pero no me ha dado la gana y ¡total! No se va a notar. ¡Si ya está todo lleno de mierda!
Que ahora no se barre en Madrid y está todo hecho un asco, pues para que voy a recoger la caca de mi perro. Si entre tanta hoja sin barrer, ni se va a ver. Y si la abuela la pisa y se resbala y se cae. Pues, ¡qué le den a la abuela!
Y ¿quién tiene la culpa? Los políticos.
Y sí, claro que la tienen por no hacer bien su trabajo. El trabajo por el que les pagamos todos. Pero, ¿toda?
Y siempre echando balones fuera. Y todo así. Y así nos va. Y nos irá.
Y luego ves esta vídeo y ¡no pierdo la esperanza en la raza humana!

miércoles, 13 de noviembre de 2013

MILÁN


Y la vida sigue…
Así que os voy a terminar de contar mi visita de dos días a Milán.
Que me perdonen los milaneses (y Ro del blog “Por qué no” que tiene un blog precioso y que vive en Milán) me pareció una ciudad bonita pero no impactante.
En comparación con Florencia, Roma o Venecia (las otras ciudades italianas que conozco) me dio la sensación que lo único que tiene para mostrar es el Duomo que desde luego es precioso, tan blanco y majestuoso y, las Galerías de Víctor Manuel.
El trayecto de ida y vuelta al aeropuerto, nos permitió recorrer un poco la ciudad y realmente, no vi nada que la diferenciara de cualquier otra ciudad.
Probablemente, hubiera necesitado más tiempo. Seguro.
Mi marido dice que estoy loca. Que Milán es preciosa.
No lo dudo. Pero a mí me ha dejado un poco indiferente. 
La entrada a las Galerias
La cúpula de las Galerias
Las Galerias



Y yo, pisándole los cojones al toro...

lunes, 11 de noviembre de 2013

UN RECUERDO ESPECIAL


Un recuerdo especial para una persona especial.
Este fin de semana no ha sido bueno. Y mucho menos, alegre. El viernes falleció una buena persona y el sábado viajamos a Alicante para despedirle.
Además de ser una magnífica persona era joven y padre de dos hijos.
Tal y como le definió el mayor de quince años en su funeral, era el mejor en todos los sentidos.
Un hombre al que nunca he visto con una mala cara o con un mal gesto. Sano. Feliz. Alegre. Afable.
Y por culpa del maldito cáncer, nos ha dejado tan joven y con tantas cosas por hacer. Por continuar. Por vivir. Por rematar. Por compartir.
Es difícil entender cómo se mueren estas personas y tanto capullo, desgraciado, mal nacido se queda disfrutando en la tierra.
No le encuentro el sentido. Será porque no lo hay… No sé. Pero es totalmente injusto. Innecesario.
Pero, ¡es así! Y no te queda más que hacer que acompañar a su familia en su dolor. Intentar, sin conseguirlo, mitigar su angustia con un fuerte abrazo y muchos besos. Que sientan tu calor, tu cariño. Que se sientan recogidos.
Y volverte a tu casa, pensando que cada día tienes que dar gracias por estar sano. Porque tus hijos puedan seguir disfrutando de ti y tú, de ellos. Sin quejarte porque mis quejas, frente a tanto dolor, resultan banales.
Seguro que todos tenemos a alguien que se ha ido antes de tiempo. Mi objetivo es recordarles día a día. Primero porque se lo merecían y segundo, para recordarme que tengo la suerte de seguir viva.