miércoles, 29 de enero de 2014

MÁS CINE MAÑANERO


Hoy hemos vuelto a tener cine (que no sexo) mañanero. Y hemos vuelto a elegir una película preciosa. Dura pero preciosa.
Pero vamos por partes.
Primero, como es de recibo, hemos desayunado en un sitio chulísimo que está en la calle Padilla, 41 esquina con Gral. Díaz Porlier y se llama La MiMé.
He desayunado un té con leche y un pastelito que se llamaba Tigre y que estaba buenísimo. Aun así, creo que me he adelantado, al olor del chocolate, y he elegido regular porque, aunque estaba delicioso, las chicas de la mesa de delante se han pedido unas tostadas francesas con frutas del tiempo que tenían una pinta extraordinaria y que por supuesto, van a caer dentro de quince días cuando nos toque de nuevo, el cine mañanero.
El sitio está puesto con una decoración exquisita y se pasa un rato estupendo y relajado. Un sitio para probar y repetir. Os lo recomiendo.
De allí, hemos salido camino del Centro Comercial La Vaguada que es donde ponen cine mañanero. Al llegar nos ha sorprendido gratamente la cola que había para sacar las entradas y es que, vuelvo a recordaros que el precio de la entrada es de 3,90€ con lo que es una gran oportunidad para ir al cine ya que, los miércoles, el precio es estupendo y la cartelera, hoy por hoy, es excelente.
La película elegida ha sido “¿Qué hacemos con Masie?” y cuenta la situación de desamparo de una niña de, alrededor de seis años, durante el proceso de divorcio de sus padres.
Según vas viendo la película, sufriendo por la niña, con unas ganas de meterla una patada en la boca a la madre y otra, en todas las canicas al padre, irremediablemente, te vas dando cuenta que esa frase tan manida de “con quién van a estar mejor unos niños que con sus padres” es tan incierta, como irreal. Al menos, hoy por hoy, y teniendo en cuenta la sociedad en la que vivimos.
En la película, los únicos que hacen felices a la niña son, la nueva mujer del padre y el nuevo marido de la madre. Con los únicos que sonríe la niña y que al final, y tras el tremendo egoísmo de sus progenitores, terminan formando una familia con Masie.
Siempre he creído que los padres somos, en algunos momentos, perjudiciales para nuestros hijos. Ellos tienen que aceptar y entender que no somos perfectos y cometemos errores. Algunos, gordísimos. Pero, siempre y cuando, impere en la familia el sentido común, seremos capaces de darles a nuestros hijos un hogar feliz.
Eso y no olvidar nunca que, ellos son lo primero. Que nunca pidieron venir a este mundo. Que los trajimos nosotros, los padres y por esto, se merecen todo nuestro esfuerzo y sacrificio.
Pero, cuando estos puntos no están claros, ocurren casos tan extremos como el de la película o tantos otros que se nos vienen a todos a la cabeza sin necesidad de irnos a Nueva York o de ver una película.
Padres tan egoístas que olvidan su principal papel en la vida que no es otro que ese, ser padres.
Y volviendo al tema de “con quién estarían mejor unos hijos que con sus padres”, creo que si las personas están dispuestos a dar amor,  no tienen por qué ser siempre unos padres biológicos o del mismo sexo. Lo principal para que un niño crezca feliz es el amor. Todo lo demás es morralla.
Y no me enrollo más que últimamente estoy un poco “marisermones” y no me gusta. ¡Ir a ver la peli que os va a encantar! Y si ésta nos ha convencido, ir a ver otra pero ir, ¡y luego nos lo contáis!

8 comentarios:

  1. Me la apunto. Pero no te creas que esas situaciones en los divorcios son extremas, te puedo decir que veo similares una cada mes y estrangularía a los padres. En Castellón el Juez de familia les echa unas broncas que lo flipas por que no tiene pelos en la lengua y más de una vez dice, "si fuera por mi les quitaba la custodia a los dos"...y por desgracia muchas veces el hombre tiene toda la razón del mundo

    Es difícil ser padres pero a veces es más difícil ser razonables y sobre todo dar amor.

    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sabes la alegría que me causa saber que existen jueces que, al menos, recriminan a los padres estas actitudes. ¡Alguien debe decirles que lo están haciendo como el culo! y ponerles en su sitio. Aunque me temo que habrá algunos padres, tan ensimismados en hacerse daños, que ni por esas. Horrible. Besotes.

      Eliminar
  2. Es tan real ese tipo de situaciones! Yo recientemente apoye a mi prima quien comenzó una relación con alguien que estaba en proceso de divorcio y la realidad es que los hijos de este fulano eran los que estaba en medio de una disputa tremenda entre los padre. Peleas, insultos, gritos y los nenes en el medio. Mi prima fue quien los acogió y cuido dentro de todo este despelote.
    La pelicula la he visto en mi network...asi que la voy a mirar.
    Un abrazo
    iela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el papel de tu prima en ese caso, es el que se refleja en la película. El padre se casa con la cuidadora, simplemente para que cuida a la niña y, la madre se casa con otro para el mismo fín. El final de la peli no te lo cuento que si no, no tiene gracia pero cuidan todos de la niña ¡menos sus padres! Tremendo. Besos.

      Eliminar
  3. Este tipo de situaciones están cada vez más cerca de todos en casos conocidos, lo importante son los niños y a veces a los adultos se nos olvida. Me encanta que estés marisermones, sigue así!! Me apunto el desayuno y la peli. Besazos!!
    http://universovarietes.blogspot.com.es/2014/01/bajas-yeguas-y-juergas-en-chueca.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡El desayuno sobre todo! Buenísimo. Algunos padres necesitamos una colleja bien grande para espabilarnos y darnos cuenta de qué es realmente importante en la vida. Besotes.

      Eliminar
  4. Los niños están mejor con quien les da todo el cariño y amor que necesitan, y por desgracia esas personas no siempre son los padres...
    Besos

    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que no siempre. Y en casos de divorcio, creo que con los únicos que no están bien son con los padres. Al menos, por un tiempo, hasta que las aguas se calmen. Besos grandes, Raquel.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.