jueves, 9 de enero de 2014

PUESTA A PUNTO


Esta primera semana de enero y la que viene, aprovecho siempre para mi puesta a punto personal. Vamos un chapa, pintura más mecánica en toda regla. Que más vale prevenir que curar.
Ayer me quitaron una muela del juicio. Estaba estorbando y estropeándome a la de al lado y me la quitaron. ¡Qué momento tan desagradable! Prefiero sin duda, parir. No, no me he vuelto loca. Lo habéis leído bien. Prefiero parir antes que ir al dentista y mira que, en el último parto, la criaturita pesó 4,180 gramos y 54 cm. ¡Y sin epidural porque se me pasó el efecto! Pues con todo y con eso, prefiero parir.
Debo poneros en antecedentes. De pequeña me caí en la depuradora de la piscina de mis abuelos, unos dos metros para abajo, y no me maté pero me rompí todos los piños. Era una niña rubita, de ojitos azules que cuando sonreía, mostraba toda una dentadura negra como la de los piratas. ¡Un horror! Eso provocó que durante un largo periodo de tiempo, visitara mucho al dentista y, aunque no lo recuerdo porque era muy pequeña, se me ha debido quedar el trauma en mi fuero interno. Así que, sí, prefiero parir.
Le costó un poquito sacar la muela aunque es muy buen dentista. El caso es que, luego, no me la enseñó y eso me ha provocado cierta desazón: ¿qué hacen con los dientes que extraen? ¿Los tiran? ¿Los guardan los que más les gustan? Algún dentista por la sala que me pueda ayudar a disipar dudas…
Yo estoy segura que con la muela que me sacó ayer y teniendo en cuenta el boquete que se me ha quedado, si se la llevo a un joyero, me fabrica uno de esos cuernos de elefante que ponen en las entradas (con pésimo gusto en mi opinión) algunas personas.
Y hoy me ha tocado espachurramiento de pechugas y bajos fondos. ¡Qué dolor el espachurramiento! Y eso que yo tengo pecho… que mis amigas las planas, tienen que sufrir de lo lindo.
De lo bajos fondos y teniendo en cuenta el peso del último churumbel (los anteriores tampoco fueron pequeñitos), me toca visita a una fisio para que deje de llorar cada vez que veo los anuncios de Tena Lady.  O que no provoque una inundación cuando me toca saltar un poquito para recuperar el globo del niño que se le ha escapado de la mano y se le ha quedado pegado en el techo… ¡Sin coña!
La semana que viene iré al otorrino para que siga controlando mi sordera del oído izquierdo. Esta, supuestamente, es hereditaria aunque sea yo la única JOVEN (no quiero risitas con lo de “joven”) de la familia que la padece. Esta, la sordera digo, me viene bien de vez en cuando. Sobre todo, cuando no quiero o no me da la gana, oír algo. Lo típico. Niño que llora, marido protestón, hija con el pavo, madre pesada…
Y también al dermatólogo para que me “crionice” una queratosis seborreica que tengo en el escote. Iré a depilarme. A la pelu…
Vamos, lo dicho. Una puesta a punto en toda regla. Y eso que todavía no he empezado con el tema estético en profundidad. Vamos, que de momento de botox y ácido hialurónico no hablamos. Eso he decidido que cuando sobrevuele los cincuenta. Que sobrevolando los cuarenta me parece un poco pronto empezar a quitarme arrugas por mucha falta que me haga. Sólo de pensarlo me entra más depresión y me siento más vieja.
Y yo, cuarentona, sí pero vieja ¡ni de coña!
En breve, me haré la puesta a punto mental y de nuevos y buenos propósitos para este nuevo año. Que me dice el horóscopo que es un año de renovación y ¡falta que me hace!
Y vosotr@s, ¿os hacéis puestas a punto en profundidad o pasando de los médicos?

4 comentarios:

  1. Pues parece que te han dejado niquelá. Yo a los medicos cuanto más lejos mejor, solo en caso de extrema necesidad, que cada vez que voy por una cosa me encuentran otra y acabo en el quirofano y ya van cinco.
    .
    Besos

    Raquel
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, chica. Entonces ni te acerques a ellos. Yo, gracias a Dios, de momento, nada de nada. La puesta a punto y como nueva hasta la siguiente. Besos grandes.

      Eliminar
  2. Vas a quedar estupenda, yo como paso de los 50 me vendría genial una remodelación en toda regla pero me conformo con un tratamiento facial que me dejaron los Reyes Magos: Un besazo guapa.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué va! Me quedo igualita. Con una muela menos y algo menos de juicio también. Ese que ya andaba justito. Disfruta mucho de tu tratamiento. Besos.

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.