lunes, 17 de febrero de 2014

RETROHOBBIES


Pues sí. Así es como se llaman ahora a todos aquellas cosas que hacían nuestras abuelas por necesidad y no por hobby. Esto es, hacer punto, tejer, hornear tu propio pan…
A mi, todo eso me encanta aprenderlo. Pero francamente, se me da fatal. Os recuerdo mis proyectos terminados en punto (Mis Primeras Creaciones, Mi Segunda Creación y Mi Tercera Creación). La cuarta creación todavía no he sido capaz de acabarla. Es conocido en la clase como el “putochaleco”. En el mientras tanto, y para que mi querida profe no desespere, voy probando otras cosas como a hacer corazones. Es mucho más fácil y ves el resultado de tu esfuerzo en un periquete. Y esto, para personas inútiles e impacientes como yo, es un puntazo.
Hoy, visitando el blog de Ro, “Por qué no?”, he babeado un ratito al comprobar las cosas que hace. ¡Me da una envidia! ¡Qué manta tan bonita se va a tejer con sus propias manos!
Pero, he de aceptarlo. Los Retrohobbies y yo no somos amigos. Sólo conocidos. Esos que ves y que dices, “¡qué majo! Me encantaría ser tu amiga” pero luego te das cuenta que no. Que hay algo que te impide completar la amistad. Que no cuaja. Pero como te gusta, y disfrutas además de la compañía pues, ¡persistes en el intento!. Y no pienso dejarlo. Que soy persistente y cabezota. Y me chifla empaparme de todo ese mundillo artístico en el que se mueven los Retrohobbies.
Además, ¡quiero aportar mi granito de arena a la expansión de tal conocimiento! A través y gracias al Movimiento Maruja, estoy preparando el lanzamiento de un Curso de Punto para todas aquellas que queráis aprender este arte y además, queráis disfrutar de un estupendo cuello hecho por vosotras mismas para estos duros días de invierno. ¿Qué os parece?
Estoy diseñando el cartelito que, visto el que he sido capaz de preparar para San Valentín, me está costando de lo lindo. Pero tener en cuenta que será una mañana entre diario para que los niños estén en el colegio tan a gustito y nosotras mejor que mejor, tejiendo, dándole al palique y disfrutando de un té o café al calorcito de la lana. ¡Y todo a un módico precio! Solo tenéis que traer las ganas, unas agujas del 6 y dos ovillos de lana. ¡Y ya está!
¡Animaros! Lo pasaremos estupendamente y conoceréis de primera mano eso de lo que tanto se habla ahora: los Retrohobbies.

12 comentarios:

  1. No tenia ni idea de que se llamara Retrohobbies, yo para el punto soy negada pero el ganchillo se me da bien pero últimamente con mi deteriorada espalda no hago nada, disfruto con lo que haceís vosotras! Un besazo.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco tenía ni idea de que se llamaban así, pero es lo que tiene leer el ELLE todos los meses, ¡que te enteras de todo! Besos.

      Eliminar
  2. Lola linda!
    justamente en estos dias estaba pensando, que vivi muchos años negandome muchas cosas que me parecian imposible de hacer, y ahora se ve que es el momento de intentarlo! lo creo y lo veo de esta manera...! cada cosa en su momento...y sobre todo hay que tener(se) mucha paciencia!!!
    Para mi el crochet, o cualquier tipo de actividad artistica me provoca mucha tranquilidad, me relajo...hay quienes van al psicologo o a hacer yoga...para mi esta es la mejor terapia! :D
    Es cierto que los retrohobbies (no sabia que se llamaba asi!!!) son como un virus que anda dando vueltas verdad?, a mi sin embargo siempre me gusto hacer manualidades, desde que soy una pinina, pero siempre fui muy desprolija y todo lo que hacia lo veia horroroso....! recien ahora siento que estoy aprendiendo a ser un poquito mas prolija...y eso me llena de satisfaccion porque es como sarcarse una buena nota en la escuela! :D
    Igual sigo cometiendo errores...solo que antes me bajoneaba y dejaba todo de lado...ahora me puse mas cabeza dura y lo sigo intentando! ;)

    un abrazo y no dejes de intentarlo nunca!!
    abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo prometo, Ro, no es que me niegue, es que realmente soy mala. Hasta la profesora que antes me prohibía decir que era una inutil, ¡ahora casi que me apoya! ;D Yo intentarlo, lo intento pero ¡no hay tu tía! Besos grandes.

      Eliminar
  3. a proposito, que preciosa camisola!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La compré en Cancún en unas vacaciones de hace ya unos cuantos años, pero todos los veranos, vuelve a mi armario. ¡A mi también me encanta!

      Eliminar
  4. jajajajajaa y lo bien que te lo pasas en clase? jis jis jis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En clase me lo paso bomba. Y disfruto muchísimo dándole al palique con vosotras. Besotes.

      Eliminar
  5. Cuenta conmigo y ese día que no se ponga una niña mala ni pase na de na que yo voy.
    un beso

    ResponderEliminar
  6. ¿Retrohobbies???? Uyyyy que desconectada del mundo estoy. No lo había escuchado en mi vida, pero como leído lo que es yo los practico y además me gustan, me apunto a lo que hagas.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes la moda de ahora de darle nombre a todo y siempre muy original. Cupcakes, muffins, retrohobbies... ¡y ahora no se me ocurre ninguno más! Besos.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.