miércoles, 5 de febrero de 2014

SIEMPRE ES BUENO TENER UN SUELDO


Foto: Revista Semana
O, al menos, eso me parece a mí. Sobre todo, cuando realizas un trabajo. Independientemente de cuál sea el trabajo. A mi me encantaría que me pagaran por ejercer la maternidad o por ser obsequiadora detiempo. Aunque no esté reconocido como tal y, en muchos casos, no sólo no esté reconocido si no que además, es un trabajo totalmente denostado por la sociedad. Sin embargo, es indudable que realizo, realizamos,  una labor de cara a la sociedad criando y educando a nuestros hijos. Y, no es por tirarme flores, pero es un trabajo arduo difícil y sin horario, además de sin sueldo.
Por eso, cuando he leído que a la Reina y a la Princesa de Asturias, Casa Real les ha asignado un sueldo, me ha parecido más que razonable.
No voy a entrar en el debate tan de moda de si monarquía sí o monarquía no. Por varias razones. La primera y fundamental, porque no tengo criterio para valorar cómo sería nuestro país sin monarquía ya que, toda mi vida, o desde que tengo uso de razón, ha existido la monarquía. No se si se viviría mejor o peor aunque creo que viviría igual. Y ¿más barato? Pues tampoco lo tengo claro. Seguramente que, para vivir más barato, lo que primero deberíamos hacer es cargarnos muchos puesto públicos y administraciones duplicadas además de unos cuantos políticos, sindicalistas y poderes fácticos corruptos. Y la razón última y más contundente es que nací un 14 de abril. ¡Qué más se puede decir ante esto!
El caso que, para ir al grano y no meterme en charcos que no me corresponden, con todo y con esto, me parece estupendo que les asignen un sueldo ya que realizan un trabajo igual o mejor que el del Rey y el Príncipe que siempre han tenido retribución salarial.
Era una necesidad de igualdad que ellas también lo percibieran. Y una machistada que no lo tuvieran.
Luego podemos entrar en el debate de si hacen o no bien su trabajo. Y, en este aspecto, todos y cada uno de los españolitos de marras somos sus jefes y por tanto, podemos opinar. Y que no falte la mía: la Reina, súper merecido aunque sólo sea por criar tres hijos y por aguantar los cuernos de su querido marido que tiene mucha gracia y desparpajo pero también poca vergüenza. Además es una profesional de los pies a la cabeza y, en mi segura ignorancia, no se le puede poner ni un pero.
Otra cosa es nuestra querida princesita entaconada y profusamente operada. Todavía no he podido forjarme una opinión clara ya que, por algunos gestos me gusta pero por otros, es para darle con la corona en todo el moño. Me gustaría que fuera más humilde y menos altanera. No creerse más plebeya por repetir modelito e ir a comprar al Decatlhon o a la Feria del Libro sin escolta. La humildad es otra cosa. La humildad es, entre otras muchas cosas, una sonrisa a tiempo y un gesto amable. Es saber estar y reconocer que, seas quien seas, el otro no es menos que tú ni tampoco más.
Pero no quiero ponerme de nuevo “marisermones”. Que me parece muy bien que tengan sueldo si realizan un trabajo y que yo quiero el mío. ¡A ver si cuela!

4 comentarios:

  1. Lola eres un encanto y muy sutil haciendo tus comentarios me gustan mucho,sabes que he empezado a seguirte continua con tu buena pluma.Un besazo Isa (madre)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Isabelín! ¡Qué alegría verte por aquí! Me hace muchísima ilusión y más si te gusta lo que escribo. Miles de besos.

      Eliminar
  2. Fíjate que yo pensaba que ya tenían un sueldo...ya han tardado! Me gustan los "marisermones"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que tenían una asignación pero sueldo como tal, no. Besotes grandes anónimo querido.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.