viernes, 7 de marzo de 2014

LA PEOR MADRE DEL MUNDO


Club de MALASMADRESPertenezco a un Club de Malasmadres que se mueve por internet. De hecho, podéis ver su logo en mi blog. Es un club divertido en el que un grupo de madres blogueras se recrea en el mero hecho de que no se consideran las madres perfectas sino, simples madres con sus defectos y sus virtudes.
Y así me considero yo. Ni soy la mejor de las madres ni tampoco la peor. Cometo mis errores: digo palabrotas, compartimos las chuches, cero paciencia, nos encanta la comida basura, vemos películas que no siempre son aptas para su edad… Cosas que, para mí, son nimias pero para algunas madres, serán auténticas aberraciones.
Lenore Skenazy
Sin embargo, no llego al límite de Lenore Skenazy considerada en Estados Unidos, la peor madre del mundo y precursora del movimiento “Niños en Libertad”.
Y fue condecorada con semejante título cuando, el resto de los mortales se enteraron que dejó a su hijo Izzy de nueve años viajar sólo en el metro de Nueva York. (Yo le habría dado ya el título por el nombrecito que le ha puesto al niño. ¡Con lo bonito que es Steve!)
Lenore Skenazy considera que los niños de hoy en día están sobreprotegidos y defiende la necesidad de que asuman sus propios riegos y peligros dándoles libertad de movimiento.
Estoy de acuerdo con ella. Los niños de hoy en día están sobreprotegidos. Los tenemos en una nube de algodón y no creo que sea bueno porque algún día esa nube desaparecerá, por narices, y se meterán un batacazo de cuidado contra el mundo real. 
Creo en lo que dice Fernando Sarráis (médico, profesor y escritor) de que "para que alcacen la felicidad hay que dejar que los hijos sufran". Sí, pero dentro de unos límites.
No soy tan radical como Lenore. ¿De verdad no hay otro medio o manera de que tu hijo asuma riesgos que soltándole en el metro más peligroso del mundo? ¿Esta madre no conoce el gris? ¿No sabe que existen los campamentos o los viajes culturales con el colegio? ¿O mandarles poco a poco a una panadería cada vez más lejos de casa?
Bajo mi punto de vista, claramente Lenore es radical. Y yo no creo en radicalismos. Ni de éste ni de ningún tipo.
No creo que sea necesario que mis hijos sufran en sus carnes ninguna penuria para que sean capaces de valorar la suerte que tienen o la libertad de la que disponen. Porque no disponen de toda la libertad. Disponen de aquella acorde con su edad. Y experimentan con cosas acorde con su edad. Y viajan con el cole acorde con su edad. Y se quedan solos en casa un rato tranquilamente acorde con su edad.
Todo acorde con su edad y sobre todo, con su capacidad.
Esta madre me ha recordado a aquella otra de la que también hablamos en el blog, “La Madre Trigresa”, ¿os acordáis?
Y vosotras, madres queridas, ¿estáis de acuerdo con estas madres tan peculiares o sois más de las mías? ¿Le dáis a vuestros hijos una moto sierra para que corten el filete o simplemente un cuchillito? ¿Les dejáis que conduzcan vuestro coche o les enseñáis a montar en bici? ¿Les dejáis que se asomen a la ventana con cuidado o le empujáis al vacío para comprobar si tiene vértigo?

Podéis leer más sobre este tema en el siguiente artículo: "¿Qué riesgos estás dispuesto a asumir con tus hijos?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.