lunes, 28 de abril de 2014

RETIRO ESPIRITUAL SEGUNDA PARTE


¡Aquí estoy! Perdonarme que hoy voy pelín retrasada porque me ha tocado ejercer de Obsequiadora de Tiempo con mi madre. Pero ya estoy aquí para contaros cómo terminó nuestro retiro espiritual.
Pues, ¡tuvo un colofón inmejorable!
Nos levantamos tranquilitas, desayunamos tranquilitas y más tranquilitas todavía,  nos fuimos a visitar el Mercado de Motores en el Museo del Ferrocarril de Madrid.
¡Estaba hasta la bandera! Había un montón de gente y un montón de cosas chulísimas. Además, está bastante curioso verlo todo organizado entre los andenes con los trenes antiguos a los lados.
Sí es cierto que tuvimos que esperar cola para entrar. Pero íbamos avisadas por una amiga que nos advirtió de ella previamente y nos dijo que la esperáramos. Que iba bastante rápida como así fue.
Nos dimos un paseo increíble por todos los “puestos” (no se si realmente debería llamarlos así) de los artesanos. Había desde ilustraciones, bisutería, zapatos, decoración…
Sí es cierto que a muchos de ellos los había visto también en el Mercado Central de Diseño de El Matadero Madrid pero, realmente, no me importó disfrutar de su creatividad de nuevo. Es un lujazo disfrutar no sólo de cosas bellas sino de las personas que tienen la capacidad de creerlas. Sobre todo, me quedé con ganas de unos botines muy originales de Canden Garden.
Intentamos comer allí ya que también se puede. Había una terraza estupenda al fondo donde se puede comer desde bocatas, hamburguesas y/o paella. Pero había tantísima gente que preferimos irnos a comer fuera.
Y, ¿se os ocurre qué sitio cerquita de la Estación de Atocha súper típico y súper madrileño?  Pues sí, ¡El Brillante! ¡Fue estupendo!
Encontramos una mesa en la terraza que da a la plaza donde se encuentra el Museo Reina Sofía y allí, nos metimos entre pecho y espalda un bocata calamares como no podía ser de otra manera para acabar este estupendo fin de semana de retiro espiritual madrileño. 
Luego ya no nos quedó más remedio que volver a la “cruda” realidad de nuestras vidas. Ella, de camino a su Murcia natal recibida por un marido y unos hijos que la adoran y yo, a casa de mis padres, a recoger a mi prole para, alegremente, volver todos a casa a esperar y recibir al esposo
mantecoso  de su viaje. ¡La vida!

P.d.: ¿Os habéis dado cuenta que ya tengo mi propia dirección? Ahora ya tengo mi propio dominio: www.sobrevolandoloscuarenta.com 
Es una chorrada pero estoy como loca. Son pequeños cambios, pequeños pasitos de un camino que espero sea largo. 

6 comentarios:

  1. Solo con ver ese bocata de calamares quita el sentido, uhmmmm
    que bien tener tu propio dominio, me parece que voy a tener que hacerlo , ya que blogger me esta volviendo loca, ahora los comentarios no los redirige a mi blog, y tengo que andar sin foto, de incogniro jajaja

    Besos

    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Están riquísimos! A mi me chiflan. Si quieres tu dominio, visita el blog de Maribel (así se llama) en el que han escrito un post que te detalla paso a paso lo que hay que hacer. Yo soy francamente torpe y he sido capaz de hacerlo. Y no se tarda nada. Besos.

      Eliminar
  2. Se ve que lo pasasteis genial y comer esos bocatas es todo un lujo, a mi me encantan. Felicidades por tu dominio, las pequeñas cosas son las que mas felices nos hacen. Un beso.
    http://www.solaanteelespejo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Lo pasamos bomba! Sí que es verdad. Que las pequeñas cosas son las que nos hacen felices aunque no le diría yo que no a una grande. ;D. Besos.

      Eliminar
  3. oh, sue ganas de ester ahí.
    Y lo que más…ese bocata de calamares ;D
    Me encanto eso de llamar a la salida con amiguis, retiro espiritual…jajajaj
    (yo tengo el mío el viernes, ahí te cuento=)))
    bss desde sur fresquito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Disfruta del retiro! Es que sí o sí te recompone el alma y el espíritu para otro año más. Besos grandes (aquí ya empieza a hacer calor ¡qué rico!)

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.