miércoles, 9 de julio de 2014

LOS FINALES FELICES


¡Ya está bien! Me gustan los finales felices pero lo que más me gustan son, ¡los principios felices!

Sí. Se me ha cruzado el cable al terminar el último libro de Luz Gabás, “Regreso a tu Piel”, que os recomiendo encarecidamente porque está fenomenal. Pero, aunque suene contradictorio, me ha cabreado enormemente al quedarme en el comienzo de la historia de amor contemporánea. Y no os quiero jorobar el libro porque es preferible que os lo leáis.
Pero es que, el “fueron felices y comieron perdices” me toca las narices porque yo quiero saber todo y más: cómo se comieron las perdices. Quién las cocinó. Las comieron con las manos o con tenedores. Perdices con chocolate o escabechadas. Fregaron los platos juntos y tuvieron revolcón, con Mistol o con Fairy. 

¿Me explico?

Sin embargo, en casi todos los libros por no decir todos, te cuentan las dificultades de las dos personas hasta que por fin, consiguen estar juntos y quererse libremente. Y te dejan justo en el primer beso. ¡Qué coraje!

Creo que por eso me gustó tanto la serie “Velvet” porque, desde el very beginning, los protagonistas se pegan el gran besazo en el primer capítulo ¡y se separan en el último!

¿Me vuelvo a explicar?

Así que, queridos y admirados escritores, dejarnos disfrutar de esas historias de amor tan bonitas. Aunque no sea desde el principio del libro. Pero, por favor, no nos dejéis con la miel en los labios. Que yo estoy sobrada de amor pero ya sabéis que nuestros maridos, o al menos el mío, el romanticismo no es lo que lleve innato en sus genes. Más bien todo lo contrario. Y estamos, o estoy, necesitada de cursilada romanticona en la que el hombre se desvive por enamorar a la mujer, señora o señorita con todo tipo de malabarismo novelado.

No digo yo que me gusten los libros de Danielle Steel. No estamos hablando de eso.

Estamos hablando de buena novela pero con historia de amor entrecruzada. Best Seller o no. 

Pero no me quiero eternizar ni enrocar. Estoy segura que me habéis entendido. 

Pues eso. Que me empiezo otro libro a ver si esta vez tengo suerte y voy ¡hasta el infinito y más allá! Que estamos en veranito, época de calor,  y se presta al achuchón tontorrón y al amor estival . ¿O no?

2 comentarios:

  1. Tomo nota de él.
    Lola que vista más bonica tienes desde "tu" playa. Disfruta del verano, de la lectura y de todo lo que se plante estos días en tu camino.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Igualmente Encarni! Disfruta del verano y coge fuerzas para el invierno. Besotes.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.