lunes, 15 de septiembre de 2014

LA QUINTA DE LOS SELGAS


¡Un sitio espectacular! Y al ladito de nuestra casa en Asturias.
Conocíamos este palacio desde siempre pero nunca imaginamos lo que realmente escondía.
Menos mal que este año, de manera excepcional, lo abrieron al público para mostrar una colección de tapices del siglo XVI que han restaurado en el Museo del Prado y, que nos dio la oportunidad de visitarlo y admirarlo.
De ninguna manera te puedes imaginar lo que esconde esta Quinta que se ve desde la carretera. Y menos en un pueblo tan pequeñito como es El Pito en el concejo marinero de Cudillero.
Empezando por el palacio en sí que es una auténtica maravilla. Se puede visitar por dentro y comprobar que está, tal y como lo dejaron sus habitantes. Con todos sus muebles y obras de arte e incluso, con dos tiros de la Guerra Civil en dos de sus maravillosos espejos. 
A mi me recordó este edificio al Museo del Romanticismo y al Museo Cerralbo de Madrid. Dos museos madrileños imprescindibles para aquellos que nos visiten.
Pero, lo realmente alucinante es el jardín. El maravilloso y enorme jardín compuesto, a su vez, por tres jardines, francés, italiano e inglés. A mi, particularmente, me dejó sin habla. Tiene, en el jardín inglés, hasta un conjunto de secuoyas californianas impresionantes.
Dimos un paseo increíble. Muy, muy agradable porque además éramos los únicos disfrutándolo en ese momento.
Pero no sólo eso. Además del palacio. Además del pabellón con los magníficos tapices del siglo XVI. Además de los jardines. Además de todo esto tiene, en lo que eran los antiguos establos, un Museo Escolar donde se muestran y se enseñan como eran las escuelas antiguamente y las asignaturas que se impartían.
Esto es así porque esta familia, la familia Selgas, en este mismo pueblo de El Pito, creó una escuelas, Las Escuelas Selgas, en las que enseñaban, alimentaban y cuidaban la salud de los niños del pueblo. De hecho, a día de hoy, el edifico de las Escuelas Selgas sigue existiendo y se utiliza como instituto.
Todo este legado se mantiene gracias a la Fundación Selgas Fagalde que tiene como objetivo “la conservación de este legado cultural, manteniendo el sentido en el que fue concebido originalmente, y la divulgación de este patrimonio para ponerlo al servicio de la sociedad”.
De verdad que, si estáis por allí de vacaciones o si sois de la zona, no podéis dejar de visitarlo. Tenéis todavía hasta el 29 de septiembre.
Por otro lado, si queréis conocer más sobre esta fundación y su legado, tienen página web (aunque un poco anticuada), www.selgas-fagalde.com
Esta visita la hicimos con los niños y a ellos también les pareció impresionante y les encantó. Y eso que tardamos alrededor de dos horas en visitarlo todo y se nos hicieron las cuatro de la tarde y ¡sin comer! Pero creerme que el ayuno mereció la pena.
No os puedo mostrar fotografías porque no dejan hacerlas pero, en su página web, aunque chiquititas podéis ver algunas que os abrirán un pequeño ventanuco a esta maravilla. Que lo disfrutéis.

2 comentarios:

  1. Hola!!! alli he estado este verano!! en el camping cudillero! es una zona preciosa y me encanto!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Madre mía Rocío! Si has estado en agosto, hemos estado cerquísima. ¿Estuviste en el Camping de San Pedro? Es una zona maravillosa aunque el tiempo este verano no nos haya acompañado mucho. Besotes.

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.