lunes, 29 de septiembre de 2014

LAS NOTAS DE MAMÁ


El otro día haciendo limpieza en el trastero, me encontré con una bolsa llena de recuerdos de mi vida que va a dar para muchos posts, lamento adelantaros.
Había cartas de amigos y familia, mi colección de pegatinas, varios estuches con muchas guarrerías dentro (me refiero a papeles viejos no a nada porno que ya os habíais ido por el lado sucio), carnets de la biblioteca y de la academia de inglés, mis notas… 
He puesto la foto grandecita para que podáis verlas bien.

Y de eso quería hablaros porque, precisamente anoche, viendo un ratito del Club de la Comedia, Eva Hache hablaba de esto mismo, de la limpieza del trastero y de los recuerdos que había encontrado en ellos. Desde su trocito de cordón umbilical que “parecía un torrezno rebenío” (casi me muero de la risa) hasta sus notas. Esas notas que espera que no vea su hijo…
Eso mismo debería haber pensado yo cuando se las enseñé a los míos. ¡Madre mía! ¡Qué mala estudiante! ¡Qué desastre de notas! ¡Si ya en 2º de EGB sacaba suficientes y bienes! ¡Qué mediocre! Y ahora me encuentro muchas veces comentando que “madre mía cómo será si en 2º de Primaria ya saca malas notas” ¡Pero por qué no me meteré yo la lengua en sálvese la parte!
Y mis hijos miraban las notas y debían pensar “pero ésta, cómo tiene la desfachatez de exigirnos tanto y ella las notas que sacaba”  Y se miraban y se reían. Y yo, rápida de reflejos como siempre, decidí cambiar de tercio y enseñarles la colección de pegatinas. No quería que descubrieran que su madre era mala estudiante frente al empollón de su padre que siempre sacaba sobresalientes y matrículas de honor. ¡Asqueroso empollón!
¡Ay, qué mala es la memoria! Al menos la mía. Soy consciente de que nunca fui la empollona de la clase. De hecho, a día de hoy, en las reuniones escolares, me sigo sentado en los pupitres de detrás. Que los de delante son solo para los empollones y yo, como que no… Como que me siento fuera de lugar...
Pero ¡tan regular! La verdad es que no lo recordaba…
Y digo yo, ¿por qué no inventaron antes lo de “Progresa Adecuadamente”? Hubiera sido menos doloroso encontrarme con eso ahora… Porque un PA pues como que no te dice mucho. Que el niño va para adelante y ya está. Como madre, soy cruel y prefiero la nota tal cual pero ¡que ni se les ocurra bajar de notable!  Pero como alumna, pues eso, que progresaba adecuadamente y poco más.
Ahora que me alegró comprobar que, en la asignatura que mejor nota sacaba (sin tirar cohetes) era Lengua. Claramente, iba encaminando mis pasos… hacia no se dónde… que cualquiera diría que tengo escritos cinco libros, siete ensayos y una columna en el periódico todos los domingos… Ainss
Menos mal que mis hijos no son como yo. Menos mal que ellos sí sacan buenas notas. Aunque, hay veces que me pregunto en esta cabecita loca mía, ¿sacar buenas notas es sinónimo de triunfar? ¿De conseguir mejor tus objetivos? ¿Es sinónimo de mayor inteligencia o de más capacidad de trabajo? No lo sé.
Sacar buenas notas es tu obligación. Al menos eso les digo a los niños ahora. Lo que ocurra el día de mañana pues podrá ser o ha sido aleatorio, circunstancial, el resultado de una suma con muchos números… ¡Qué se yo! ¡Las cosas de la vida!¡Que somos lo que somos y no lo que nos hubiera gustado ser!
Por si queréis echarle un vistazo y reiros un poco con el monólog de Eva Hache, os dejo el enlace porque no lo he encontrado en YouTube: http://www.lasexta.com/programas/club-de-la-comedia/comentarios-hache/eva-hache-%E2%80%9Cyo-tambien-guarde-cordon-umbilical-placenta-hijo%E2%80%9D_2014092800111.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.