viernes, 28 de febrero de 2014

COLLAGE DE "SELFIES"


Para todos aquellos que no sepáis lo que es un “selfie”, seguro que sois los menos, os lo explico: un “selfie” es la foto que se hace uno mismo o en grupo con el móvil. Se puso muy de moda sobre todo a raíz de la inapropiada autofoto de Obama con Cameron y la presidenta de Dinamarca durante el funeral de Mandela.
No hay guays ni no guays que no tenga un selfie en el carrete de su teléfono. Incluidos mis hijos que se los hacen en grupo con sus amigos.
Y yo, que por supuesto no voy a ser menos, me he puesto como una loca a hacerme “selfies” durante la Luna de Mermelada hasta llevar a la exasperación a mi marido.
Que queréis que os diga. A mi me parecen todos horribles. En la revista Elle del mes de marzo te dan algunos consejos para que salgas guapa pero, en mi caso, ¡como que no lo he conseguido! En el artículo escrito por Lola Fernández dice que, para que salgas bien, tienes que tomar la foto desde arriba, inclinar la cadera hacia un lado  y adelantar el hombro contrario, elegir un fondo bonito y original…
Lo he intentado y el resultado ha sido el siguiente:
 
¡Malo! ¡Malo! ¡Pero malo!
A mi me resulta imposible echar la cadera hacia un lado, el hombro hacia atrás, sonreír, no cerrar los ojos y apretar al mismo tiempo el dichoso “botoncito” del iphone. Además, los brazos me llegan hasta donde me llegan. Por más que me estiro lo único que ocurre es que parece que ¡tenga los hombros “ojijuntos”! Y ¡qué decir de las sombras! Si quieres hacerte una autofoto interior y desde arriba, hay que tener un cuidado tremendo con las sombras para que no parezcas la cerdita Peggy con una nariz gigante y unas arrugas tremendas por las luces mal enfocadas.
Vamos, que yo no me rindo y seguiré practicando los “selfies” hasta conseguir uno que me guste y poder utilizarlo para cambiar la foto que tengo actualmente en el blog y en Facebook. Y todo eso teniendo en cuenta que, autofoto o no autofoto, soy lo menos fotogénico de este mundo. Vamos, que tengo tarea y tarea difícil.
Me vais a perdonar pero, definitivamente, después de chorrocientas fotos horribles, mi mejor “selfie” ha sido éste, de momento:

 ¿Os gusta?¿Os habéis hecho ya “selfies”?

miércoles, 26 de febrero de 2014

LUNA DE MERMELADA EN TENERIFE


Así es como me dijo una madre amiga que llamaba su hermana a estos viajecitos sin hijos: Lunas de Mermelada y ¡me gustó el nombre! Y la Luna de Mermelada ¡más todavía!
Nos hemos ido los dos solitos a Tenerife. En un principio quisimos ir a Ibiza pero fue materialmente imposible elegir hotel. ¡Sólo encontré uno abierto que mereciera más o menos la pena! Total que, visto lo visto, decidimos tirar para Canarias para asegurarnos también el tiempo. Y como ya conocemos Gran Canaria, donde tengo grandes amigas y familia, Lanzarote y Fuerteventura, elegimos Tenerife que conocíamos sólo Santa Cruz y de trabajo.
Nos hemos alojado en el suroeste de la isla, en el Hotel Meliá Palacio de Isora en Guía de Isora. Un hotel precioso y muy recomendable. Con grandes piscinas, unas habitaciones preciosas, un entorno inigualable y un personal muy educado que saludaba con la mano izquierda abierta sobre el corazón. Era casi como un saludo a lo “V” que hacen todos y cada uno de los empleados del hotel y que, según leí después, viene a ser como cuando se utilizaba el abanico abierto sobre el corazón para decir “Te quiero”. Por poner alguna pega, siempre pongo la misma en Canarias, todo está realmente pensado para el turismo extranjero. Desde el precio hasta el idioma. De primeras, todos los empleados del hotel te hablaban ¡en inglés! Y cuando contestabas en castellano, se daban cuenta y pedían disculpas. Y no sólo los del hotel, también los camareros, dependientes, etc. Debe ser que el turismo nacional visitamos poco las Islas…
Divina Puesta de Sol
Compañero de hamaca
Realmente no hemos hecho mucho más que descansar, descansar y descansar durante los cuatro días que hemos estado.  
Nos tiramos en la hamaca leyendo y disfrutando del solecito. Sin reloj. Sin prisas. Sin tener que coger el coche. Sin tener que preocuparnos porque los niños coman o se porten bien. Sin tener que hablar sino te apetecía. Sin bullicio.
De las cosas reseñables que hemos hecho, la primera sin lugar a dudas, la puesta de sol tan preciosa que disfrutamos desde un bar en el pueblo de Alcalá. Con un airecito agradable y viendo bajar el sol hasta que se escondió detrás de La Gomera y ya no pudimos disfrutarlo más.
El Teide
Y la segunda, nos dimos el gustazo de disfrutar de una sesión de Spa en el hotel. Una sesión de dos horas que además de relajarnos, consiguió también que nos riéramos de lo lindo el uno del otro (esos gorros de lycra piscineros merecen un post aparte).
Y como única visita turística, subimos al Teide pero sólo a la base. No cogimos el teleférico porque nos informaron muy amablemente que arriba hacía -4 grados y que no se podía andar ni un poquito porque estaba todo helado. Además ni siquiera estábamos preparados para el frío. Íbamos más vestidos de entretiempo que de invierno puro y duro que era el tiempo que hacía en ese momento.
Así que, ¡para bajo de nuevo a disfrutar de nuestra hamaquita! En el camino de vuelta me sorprendieron los nombres de las diferentes localidades que recorríamos: Los Abrigos, Las Galletas, Los Menores, Las Américas, Los Cristianos… ¡Qué originales! ¿no?
En definitiva, no hemos hecho más que descansar y disfrutar el uno del otro. ¡Qué falta hace de vez en cuando dedicarnos tiempo en la vorágine de vida que llevamos!
Y vosotr@s, ¿os animáis a una Luna de Mermelada?

viernes, 21 de febrero de 2014

LA EXPOSICIÓN DE CÉZANNE EN EL THYSSEN


CÉZANNE site/non-site
Ayer tuve la suerte de poder asistir a una visita privada a la exposición de Cézanne site/non-site en el Museo Thyssen-Bornemisza. Esta vez no asistí como maruja sino, como “señorade” porque era una invitación a mi marido por parte de Carlson-Wagonlit para celebrar su 130 cumpleaños.
Así que, me vestí apropiada para la ocasión (vamos que me quité las Converse y me puse unos tacones), y allí que me fui a disfrutar del evento.
No tiene nada que ver que una guía te vaya explicando las obras a la vez que te cuenta la vida y milagros del autor, a como la vemos mi compi de Movimiento Maruja y yo que lo que hacemos, sencillamente, es leernos el libreto a la vez que admiramos el cuadro.
Ciertamente, es una exposición preciosa y muy recomendable que, según nos contaron, han tardado alrededor de tres años en montar ya que, han conseguido traer obras no sólo de otros museos sino, también, de coleccionistas privados. Es una exposición muy completa de las obras de Cézanne que así, como anécdota, os contaré que no se comió un colín en vida. Vamos, que tuvo que vivir de lo que le daba su acaudalado padre porque él no consiguió el reconocimiento en vida.
Además, y como buen genio, era una persona a la que le gustaba estar sólo, disfrutar de la naturaleza, adoraba a una montaña de la Provenza conocida como Saint-Victoire y estuvo casado con una mujer a la que no quiso realmente y tuvo un hijo que ocultó su existencia a su padre para que no le rebajara su asignación mensual al 50% (tal y como hizo cuando se enteró) y pudiera seguir pintando. Su gran pasión por encima de todo lo demás.
Después de disfrutar de todo esto, subimos a la Terraza del Museo de la que desconocía su existencia y nos invitaron a un cocktail. Como hace este tiempo tan asqueroso, no pudimos disfrutar de la terraza que por lo visto y como en es lógico, en verano está hasta la bandera porque tiene unas vistas espectaculares sobre el Paseo del Prado con el Hotel Ritz y Los Jerónimos al fondo.
Pues lo dicho. Que os animéis y os acerquéis a verla. Merece la pena.

P.D.: Perdonarme, estoy viendo las noticias al mismo tiempo que terminaba el post y no puedo callarme: ¡manda cojones lo de los verificadores y los etarras "mejicanos" con dos hijos que desconocían el pasado de sus padres! ¡Pobres criaturas!

miércoles, 19 de febrero de 2014

LOS OCHENTA


Parece que ahora, están de moda los ochenta o al menos, recordarlos.
Hay un programa en la 1 que se titula “Ochéntame otra vez” y que me encanta ver para rememorar aquella época de nuestra adolescencia.
Las hombreras; la movida madrileña que éramos muy jóvenes para disfrutar pero que veíamos por la tele; el Naranjito; la EGB y el COU; series tan buenas y recordadas como la americana “Fama” o la española “Verano Azul”; el cardado en los flequillos, Tocata…
Yo tengo muy buen recuerdo de aquella época. Fui feliz tanto en mi infancia como en mi adolescencia. ¡Qué decir de la juventud! Y esta maravillosa madurez…
Puerta de But
Puerta de Pachá
Y todo esto viene a colación porque hoy he estado visitando el lugar donde realizaremos el curso de punto de El Movimiento Maruja que es un lugar precioso en el barrio de Malasaña. He aparcado en el parking de la calle Barceló a escasos metros  de la entrada a dos de las discotecas importantes en mi vida (sí. Las discotecas también tienen su lugar en nuestra historia o al menos, en la mía). Una de mi adolescencia y la otra de mi juventud. But y Pachá respectivamente.
Me han venido muchas imágenes de aquella época a la cabeza. Muchos momentos divertidos. Muchas personas. Algunas, la mayoría, siguen a mi lado pero otras, están totalmente perdidas. Y en su día fueron importantes. Pero el tiempo y la vida, va poniendo y quitando gente en tu camino.
But sigue llamándose así pero Pachá tiene ahora otro nombre. No se si están de moda entre los adolescentes y jóvenes madrileños. No sé cómo se está desarrollando su madurez pero les deseo lo mejor.
Al que ya no podré deseárselo es al bar de enfrente donde nos tomábamos el anís. Sí, anís.
Era el típico bareto de abuelo, lógicamente, para ponernos un anís no iba ser la pijada suprema pero allí nos divertimos de lo lindo. Ahora hay un edificio muy blanco y muy moderno que no se qué es. Me enteraré el próximo día.
¡Qué bueno es recordar sobre todo cuando los recuerdos son tan buenos! ¿Y los vuestros? ¿Tenéis vuestra discoteca fetiche?¿Existe todavía? (¡Qué mal queda este pregunta!)

lunes, 17 de febrero de 2014

RETROHOBBIES


Pues sí. Así es como se llaman ahora a todos aquellas cosas que hacían nuestras abuelas por necesidad y no por hobby. Esto es, hacer punto, tejer, hornear tu propio pan…
A mi, todo eso me encanta aprenderlo. Pero francamente, se me da fatal. Os recuerdo mis proyectos terminados en punto (Mis Primeras Creaciones, Mi Segunda Creación y Mi Tercera Creación). La cuarta creación todavía no he sido capaz de acabarla. Es conocido en la clase como el “putochaleco”. En el mientras tanto, y para que mi querida profe no desespere, voy probando otras cosas como a hacer corazones. Es mucho más fácil y ves el resultado de tu esfuerzo en un periquete. Y esto, para personas inútiles e impacientes como yo, es un puntazo.
Hoy, visitando el blog de Ro, “Por qué no?”, he babeado un ratito al comprobar las cosas que hace. ¡Me da una envidia! ¡Qué manta tan bonita se va a tejer con sus propias manos!
Pero, he de aceptarlo. Los Retrohobbies y yo no somos amigos. Sólo conocidos. Esos que ves y que dices, “¡qué majo! Me encantaría ser tu amiga” pero luego te das cuenta que no. Que hay algo que te impide completar la amistad. Que no cuaja. Pero como te gusta, y disfrutas además de la compañía pues, ¡persistes en el intento!. Y no pienso dejarlo. Que soy persistente y cabezota. Y me chifla empaparme de todo ese mundillo artístico en el que se mueven los Retrohobbies.
Además, ¡quiero aportar mi granito de arena a la expansión de tal conocimiento! A través y gracias al Movimiento Maruja, estoy preparando el lanzamiento de un Curso de Punto para todas aquellas que queráis aprender este arte y además, queráis disfrutar de un estupendo cuello hecho por vosotras mismas para estos duros días de invierno. ¿Qué os parece?
Estoy diseñando el cartelito que, visto el que he sido capaz de preparar para San Valentín, me está costando de lo lindo. Pero tener en cuenta que será una mañana entre diario para que los niños estén en el colegio tan a gustito y nosotras mejor que mejor, tejiendo, dándole al palique y disfrutando de un té o café al calorcito de la lana. ¡Y todo a un módico precio! Solo tenéis que traer las ganas, unas agujas del 6 y dos ovillos de lana. ¡Y ya está!
¡Animaros! Lo pasaremos estupendamente y conoceréis de primera mano eso de lo que tanto se habla ahora: los Retrohobbies.

viernes, 14 de febrero de 2014

¡¡¡¡FELIZ SAN VALENTÍN!!!!

Ya sabéis que estoy intentando ser más creativa, gráficamente hablando. Asi que, toca felicitaros San Valentín con una mierdi-tarjeta que he hecho con Canva.
Si no os gusta, os aguntáis. A mi tampoco pero ¡ésto es lo que hay! Voy a seguir practicando y martirizándoos.
Pero antes de eso, de martirizaos, sólo desearos que os quieran mucho. El que sea: perro, gato, padre, madre, novio, pareja, marido, amigo, esposa, amiga, compañero de fatigas, ¡quién sea! El caso es sentirse querido hoy y siempre. Y también, aunque a veces a mi me cueste, ¡dejarse querer!

 P.d.: en la foto se ve un bizcocho con forma de corazón que también he hecho yo. Os prometo que la próxima creación será más bonita. ¡Cada vez que la veo menos me gusta! ¡Qué horror!

miércoles, 12 de febrero de 2014

OTRO MIÉRCOLES DE CINE MAÑANERO


Otro miércoles de cine mañanero y otro miércoles de cine bueno. Excelente. 
Hoy hemos visto “La Ladrona de Libros” y os la recomiendo encarecidamente. Si no habéis ido a ver ninguna de las otras dos películas que os he recomendado (“Agosto” y “Qué Hacemos con Masie”) desde luego, ir a ver esta primero.
Ha sido maravillosa. Trata sobre la dura vida de una niña de unos doce años en la Alemania Nazi durante los años del 40 al 45. Y no deja indiferente. Como tampoco deja indiferente la actuación de Geoffrey Rush que es un actor que me gusta en todo lo que hace. Da igual que sea el profesor del “Discurso del Rey” o el Capitán Barbosa en la serie de “Los Piratas del Caribe”, ¡es la bomba!
Es una de esas películas de las que sales hablando y te deja pensando en ella todo el día. De verdad, encontrar el huequito e ir a verla. Incluso con los niños. El pequeño es demasiado pequeño pero para la niña de doce y el niño de diez, es perfecta. Además, la mayor se quiere leer “El Diario de Ana Frank” porque está estudiando todo eso con lo cual, no puede ser mejor acompañamiento y apoyo para conocer todo aquello.
Y hablando de cine, quería hacer un pequeño comentario a la Gala de los Goya con todos mis respetos. Les agradecería a actores, actrices y gente del cine en general que, por favor, nos dejen disfrutar de la gala. Que hagan uso de su derecho a la intimidad, que tan vehemente piden otras veces, y que no nos cuenten si son de derechas, de izquierdas o medio pensionistas. Que no nos cuenten si están en contra o a favor de la Ley del Aborto. Que sus problemas personales no nos importan igual que no nos importa si tienen hijos o pareja y si viven en Madrid o Murcia.
No me gusta la política pero sí me gusta el cine. Y me gusta el cine español y lo consumo pero, estoy hasta las narices de no poder disfrutar la gala del cine español porque se empeñan en politizarla. Y ¿por qué? Pues esta vez porque no fue el ministro de Cultura, Educación y Deportes. Y ¿a mi qué? Pues que le den al ministro. Pero, ¿por qué esta relación de amor-odio? Porque los políticos y la gente del cine se parecen más de lo que ellos se creen.
Ambos colectivos son egocéntricos y tienen su nariz metida en su ombligo. A ninguno de los dos colectivos les importa un pepino lo que piense el ciudadano o el espectador porque siempre, siempre, están ellos por encima de los demás. Ellos y sólo ellos, son los importantes y lo demás y, a los demás, se lo pasan por el forro.
El día que unos y otros levanten la cabeza, saquen sus narices de sus profundos ombligos y miren a los que tienen en frente seguramente, cambiarán las cosas, tanto para unos como para otros. Y cambiarán para bien.
Para explicar mejor lo que pienso, un ejemplo o una comparación que, en este caso, no es odiosa.
El ministro es también ministro de deportes, ¿no? ¿Alguien me puede decir si el ministro ha estado alguna vez durante la entrega de algunos de los muchos trofeos que ha recibido Rafael Nadal? ¿Alguien me puede decir si Rafael Nadal es de izquierda o de derechas? ¿Alguien me puede decir qué piensa Rafael Nadal sobre el aborto? ¿Durante alguna de las entregas de sus muchos trofeos que ha conseguido dejándose las rodillas, la espalda y las manos, Rafael Nadal ha hablado de algo que no sea agradecimiento y humildad?
Por favor, gente del cine, dejadnos disfrutar de eso, del cine. De su glamour. De sus lágrimas por el Goya conseguido o de sus risas. De sus espectáculos musicales y de sus películas. Lo demás, lo siento y por mucho que les asombre, no nos importa. Gracias.

lunes, 10 de febrero de 2014

LOS PIES EN LA TIERRA


El otro día, la mamá de un pequeño príncipe con autismo de la que ya hemos hablado en “Feliz por una sílaba”, me dejó un libro que ha escrito Amaya, la mamá de Mario, y que se llama “La Alegría Muda de Mario”.
la alegría muda de mario (ebook)-amaya ariz argaya-9788415614678
Foto Portada del Libro
Es un libro, escrito a partir de un blog (www.laalegriamudademario.blogspot.com), en el que la mamá de Mario describe y narra la experiencia de unos padres hasta que su hijo es diagnosticado con autismo. Y a partir del diagnóstico, la bajada de golpe a la tierra y como caminar con los pies sobre ella teniendo en cuenta la enfermedad de su hijo.
Ha sido un placer y a la vez un auténtico sufrimiento leerlo ya que, por un lado, te permite comprobar la capacidad de las personas de superación y la capacidad de acción-reacción ante los problemas pero, por otro lado,  suponer el auténtico sufrimiento que debe ser para unos padres aceptar que tienes un hijo enfermo de por vida y que además, su cura no existe. Sólo se puede mejorar, y no en todos los casos, tras mucha lucha y mucha perseverancia con el niño.
Egoístamente, y no se si está bien decirlo, darte cuenta y ser consciente de estas realidades, me sirve para aterrizar en la tierra. No en mi tierra. Si no en la tierra de verdad. En aquella en la que existe el sufrimiento real, no la simple queja porque un niño no me obedece o la niña tiene el pavo y no hay quien la aguante. Eso no es sufrimiento ni padecimiento ni nada. Eso es vida.  La vida. La que mis hijos viven sanos y en la que yo les acompaño sana.
Y, sin tener que ponerse en un caso tan extremo como el autismo, hace poco pude ver el vídeo de una chica americana. El video se titula “La Chica Más Fea del Mundo” aunque realmente se debería llamar “La Chica Más Sabia del Mundo”. Os lo dejo para que lo veáis y disfrutéis.

 
Y ahora, una vez visto, ¿seríais capaces de contestar, tal y como ha hecho ella, a la pregunta? ¿Qué te define? Yo no tengo ni idea de lo que me define. Pero lo que sí me queda claro tras ver el vídeo y ver cómo se enfrenta ella a su enfermedad y al desprecio de la gente, mala gente, que hay que luchar. Y que mi lucha es un camino de rosas comparado con el camino de otras personas y que eso, no debe hacerme más feliz, si no que debe hacerme más generosa. Menos protestona. Menos exigente. Menos egoísta. Más agradecida. Más luchadora. Menos conformista.
Sigo sin saber qué es lo que me define pero lo que tengo claro es lo que no quiero que me defina: no quiero ser inhumana y estar falta de sentimientos. Y quiero transmitírselo a mis hijos. Hacerles ver que tienen mucha suerte y que por ello deben estar agradecidos y deben ser generosos con los que no han tenido tanta suerte como ellos y con los que sí la han tenido pero no son capaces de verlo.
Su alegría no es muda y por eso, deben gritarlo más alto. Para darle voz al que no habla y abrirle los oídos al que no escucha. Para tener siempre, los pies en la Tierra.

viernes, 7 de febrero de 2014

RECOMENDACIÓN MUSICAL PRE-ADOLESCENTE


Os aviso que si no la conocen ya vuestros hijos y tenéis la osadía de enseñársela, os arriesgáis a cortaros las venas en breve porque, la canción es buenísima y a mi me encanta, pero ellos aprenden en una tarde el bailecito con los vasos y os prometo, ¡os martirizarán por semanas!
Eso, que nosotr@s no somos capaces de aprender ni aunque veamos el vídeo cincuenta veces, ellos lo aprenden en cinco minutos y, lo que en un primer momento te hace mucha gracia y te sorprende, después de quinientas veces, os aseguro que lo terminaréis odiando.
Mis hijos lo repiten todo el día ¡hasta sin el vaso! Contra su cuerpo, contra el mío, la mesa, el asiento de delante, la taza del váter... Mientras se lavan, se visten, comen, hacen caca… ¡Da lo mismo!
Bueno, no diréis que no os he avisado. Ahora os presento la canción endemoniada tanto es inglés como en español y elegir la que más os guste.
¡Buen fin de semana a tod@s!




miércoles, 5 de febrero de 2014

SIEMPRE ES BUENO TENER UN SUELDO


Foto: Revista Semana
O, al menos, eso me parece a mí. Sobre todo, cuando realizas un trabajo. Independientemente de cuál sea el trabajo. A mi me encantaría que me pagaran por ejercer la maternidad o por ser obsequiadora detiempo. Aunque no esté reconocido como tal y, en muchos casos, no sólo no esté reconocido si no que además, es un trabajo totalmente denostado por la sociedad. Sin embargo, es indudable que realizo, realizamos,  una labor de cara a la sociedad criando y educando a nuestros hijos. Y, no es por tirarme flores, pero es un trabajo arduo difícil y sin horario, además de sin sueldo.
Por eso, cuando he leído que a la Reina y a la Princesa de Asturias, Casa Real les ha asignado un sueldo, me ha parecido más que razonable.
No voy a entrar en el debate tan de moda de si monarquía sí o monarquía no. Por varias razones. La primera y fundamental, porque no tengo criterio para valorar cómo sería nuestro país sin monarquía ya que, toda mi vida, o desde que tengo uso de razón, ha existido la monarquía. No se si se viviría mejor o peor aunque creo que viviría igual. Y ¿más barato? Pues tampoco lo tengo claro. Seguramente que, para vivir más barato, lo que primero deberíamos hacer es cargarnos muchos puesto públicos y administraciones duplicadas además de unos cuantos políticos, sindicalistas y poderes fácticos corruptos. Y la razón última y más contundente es que nací un 14 de abril. ¡Qué más se puede decir ante esto!
El caso que, para ir al grano y no meterme en charcos que no me corresponden, con todo y con esto, me parece estupendo que les asignen un sueldo ya que realizan un trabajo igual o mejor que el del Rey y el Príncipe que siempre han tenido retribución salarial.
Era una necesidad de igualdad que ellas también lo percibieran. Y una machistada que no lo tuvieran.
Luego podemos entrar en el debate de si hacen o no bien su trabajo. Y, en este aspecto, todos y cada uno de los españolitos de marras somos sus jefes y por tanto, podemos opinar. Y que no falte la mía: la Reina, súper merecido aunque sólo sea por criar tres hijos y por aguantar los cuernos de su querido marido que tiene mucha gracia y desparpajo pero también poca vergüenza. Además es una profesional de los pies a la cabeza y, en mi segura ignorancia, no se le puede poner ni un pero.
Otra cosa es nuestra querida princesita entaconada y profusamente operada. Todavía no he podido forjarme una opinión clara ya que, por algunos gestos me gusta pero por otros, es para darle con la corona en todo el moño. Me gustaría que fuera más humilde y menos altanera. No creerse más plebeya por repetir modelito e ir a comprar al Decatlhon o a la Feria del Libro sin escolta. La humildad es otra cosa. La humildad es, entre otras muchas cosas, una sonrisa a tiempo y un gesto amable. Es saber estar y reconocer que, seas quien seas, el otro no es menos que tú ni tampoco más.
Pero no quiero ponerme de nuevo “marisermones”. Que me parece muy bien que tengan sueldo si realizan un trabajo y que yo quiero el mío. ¡A ver si cuela!

domingo, 2 de febrero de 2014

¡¡¡¡ TERCER CUMPLEAÑOS DEL BLOG!!!