martes, 29 de julio de 2014

DOLCE FAR NIENTE - #12WeeksOfSummer

No voy al día con el desafío... La semana pasada no subí foto pero, con eso y con todo, voy a seguir...

Esta semana subo esta foto de mi churumbel pequeño disfrutando de una tarde de playita tranquilita y relajada. ¡Dolce far niente! Que dirían los italianos.

¡Qué placer tan grande! Solo ver la foto me relajo. 

Mi marido, que es un culo de mal asiento, no puede estar sin actividad. Aguanta tres días máximo en los que, según él, recarga pilas para luego seguir haciendo algo. Eso de subir y bajar a la playa como única ocupación, le supera. 

Y yo, que debo ser muy vaga, lo hago sin problema. Me chifla el "slow life" que es como le llaman al "vagueo" ahora. No tengo ningún problema. No me cuesta nada ni siento ningún agobio por no estar realizando alguna actividad. De hecho, estoy realizando una que me gusta de lo lindo: sentarme y mirar el mar. Ver las olas pasar. Escucharlas. Imaginar toda clase de vida submarina con ningún deseo de ir a visitarla. Sólo imaginarla. Y ver pasar a la gente. Gordos. Menos gordos. Tipazos. Chicos con bañador y calzoncillo (¿alguien me lo puede explicar, por favor?). Tatuajes de todos los tipos y en todas las zonas del cuerpo. Adivinar que tetas son verdaderas y cuales postizas. Bañadores y bikinis que me gustan. Otros que me espanta. Una conchita que me trae el niño. Hacer dibujos en la arena con los pies. Un barquito. Otra ola y otra más. Alguien que me salpica. Suele ser mi hijo mediano.

Y así un día y otro. Sin cansarme...


martes, 15 de julio de 2014

Desafío - #12WeeksOfSummer

¡Aquí viven piratas! ¡Y piratas de los malos!

Cuando hondea la bandera pirata en nuestra casa, es señal de que el verano ha comenzado y los piratas habitan la casa.

Y cuando los piratas habitan la casa, no se duchan todo lo que deberían, cenan casi siempre de bocatas, se acuestan tardísimo, casi todos los días toman helado o batido de helado, se pasean con sus amigos, juegan partidos de fútbol, bailan en el agua, "pescan" conchitas, montan en patinete sicodélico, piden todos los días "sólo dos euros"...

Y la madre pirata accede a todo con mejor o peor cara porque piensa que ya les tocará quitarse el parche del ojo y la cara de malo cuando el verano pase y el dichoso otoño nos obligue a ponernos el traje de manga larga y quitarnos la chancla.

Pero eso es lo que tienen el verano y vivir en una casa pirata...



miércoles, 9 de julio de 2014

LOS FINALES FELICES


¡Ya está bien! Me gustan los finales felices pero lo que más me gustan son, ¡los principios felices!

Sí. Se me ha cruzado el cable al terminar el último libro de Luz Gabás, “Regreso a tu Piel”, que os recomiendo encarecidamente porque está fenomenal. Pero, aunque suene contradictorio, me ha cabreado enormemente al quedarme en el comienzo de la historia de amor contemporánea. Y no os quiero jorobar el libro porque es preferible que os lo leáis.
Pero es que, el “fueron felices y comieron perdices” me toca las narices porque yo quiero saber todo y más: cómo se comieron las perdices. Quién las cocinó. Las comieron con las manos o con tenedores. Perdices con chocolate o escabechadas. Fregaron los platos juntos y tuvieron revolcón, con Mistol o con Fairy. 

¿Me explico?

Sin embargo, en casi todos los libros por no decir todos, te cuentan las dificultades de las dos personas hasta que por fin, consiguen estar juntos y quererse libremente. Y te dejan justo en el primer beso. ¡Qué coraje!

Creo que por eso me gustó tanto la serie “Velvet” porque, desde el very beginning, los protagonistas se pegan el gran besazo en el primer capítulo ¡y se separan en el último!

¿Me vuelvo a explicar?

Así que, queridos y admirados escritores, dejarnos disfrutar de esas historias de amor tan bonitas. Aunque no sea desde el principio del libro. Pero, por favor, no nos dejéis con la miel en los labios. Que yo estoy sobrada de amor pero ya sabéis que nuestros maridos, o al menos el mío, el romanticismo no es lo que lleve innato en sus genes. Más bien todo lo contrario. Y estamos, o estoy, necesitada de cursilada romanticona en la que el hombre se desvive por enamorar a la mujer, señora o señorita con todo tipo de malabarismo novelado.

No digo yo que me gusten los libros de Danielle Steel. No estamos hablando de eso.

Estamos hablando de buena novela pero con historia de amor entrecruzada. Best Seller o no. 

Pero no me quiero eternizar ni enrocar. Estoy segura que me habéis entendido. 

Pues eso. Que me empiezo otro libro a ver si esta vez tengo suerte y voy ¡hasta el infinito y más allá! Que estamos en veranito, época de calor,  y se presta al achuchón tontorrón y al amor estival . ¿O no?

lunes, 7 de julio de 2014

#12WeeksOfSummer

Después de unas vacaciones obligatorias por destinos e inutilidades tecnológicas, aquí estoy de nuevo para pegaros la brasa.


Espero que no me hayáis echado mucho de menos por estar tumbados debajo de la sombrilla...

Y de eso va este desafío propuesto por CulturaFemenina desde Canadá. Mostrar cada semana una foto de nuestras vacaciones. 


Y como no podía ser de otra manera y para comenzar el desafío, qué mejor que una fotito de playa desde la terraza de mi casa donde me encuentro disfrutando. Para mí el mejor lugar del mundo donde soy realmente feliz.

Espero que os guste. Y no olvidaros que el miércoles más y mejor.

Playa de Los Arenales del Sol (Alicante - España)