lunes, 26 de enero de 2015

CUÁNDO DEJAS DE SER JOVEN


Hoy he recibido una de esas peticiones vía www.change.org bajo el título “Ya no eres joven, chato” que nos pedía firmar lo siguiente, mi petición exige a la Comunidad de Madrid la ampliación de validez para el abono joven hasta los 30 años.”
la Barbie madurita
Ahora, el abono Joven de transporte termina cuando cumples los 23 años y, esta persona se pregunta, si dejas de ser joven a los 23 años.
Ya le digo yo que no.
Que duda cabe que yo lo veo bajo otra perspectiva. Y que el Consorcio de Transporte madrileño tendrá que ponerle fin de alguna manera a ese abono Joven que tiene una tarifa reducida pero, coincido plenamente con Clara, que es la joven que ha creado la petición, en que con 23 años sigues siendo joven.
Ahora bien, ¿con 30 tacos sigues siendo joven para el abono transporte? Pues no se… Con treinta tacos yo ya estaba casada y tenía a mi primera hija. Probablemente, entre los 23 y los 30 existan los 28 en los que todavía se te puede seguir considerando joven para tu abono pero, de nuevo pregunto, ¿a los treinta? ¿No estaremos retrasando todavía un poco más la toma de decisiones? ¿No estaremos retrasando enormemente la aparición de la edad adulta?
Esto ha chocado con la noticia que aparecía hoy en televisión, en la sección de Deportes, en la que se hacían eco de que el “veterano” jugador de futbol, Morientes de 38 años, volvía a jugar al futbol en un equipo de Primera Regional.  Y se sorprendían, no sólo los comentaristas si no también el propio Morientes, por la edad “tan avanzada” para estar jugando a este deporte. ¡38 años! Pero claro, teniendo en cuenta que en frente tiene a chicos de 19…
¡Qué aleatorio es el tema de la edad! ¿verdad?
Yo me siento tan joven sobrevolando los cuarenta y para muchos soy una carrozona de cuidado. Sin embargo, no me siento así. Solamente algunas veces cuando me miro en el espejo me doy cuenta que los años no pasan en balde. Y que mi cuerpo no es el que era a los veinte. Que duda cabe. Pero mi mente se siente tan joven y tan en forma como cuando tenía la edad del abono Joven.
Creo realmente que el tema de la edad es realmente subjetivo. No solo por cómo te ven a ti los demás sino, por cómo te ves y te sientes tu misma. No se trata de disimular la edad vistiéndote como tu hija u operándote de tal manera que ni tu madre te reconozca.
Ser joven es una actitud ante la vida y, aunque esta sociedad se empeñe, sobre todo con las mujeres, en hacernos sentir mayores, conmigo no podrán.
Sí, tengo 43 años. Sí, seguramente he vivido la mitad de mi vida. Sí, ya tengo “alguna” arruguita y el pelo cano, cano. Sí, también tengo una hija tan alta como yo y con la que me cambio los zapatos. Pero no, no he terminado de vivir mi vida. Me quedan muchas cosas por hacer. Por vivir. Por las que pelear.  Tengo mucho tiempo todavía por delante para seguir dando la tabarra.
Y yo, cansina y guerrera soy un rato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.