viernes, 23 de enero de 2015

LA PULSERA AMARILLA DE LOS REYES


Seguro que ya lo habéis leído en prensa pero quería comentarlo con vosotr@s. El pasado jueves 15 de enero, los Reyes tuvieron un acto de entrega de premios, como tantos que tienen a lo largo del año, con la única diferencia que durante esta entrega de premios Nacionales de Investigación, tuvieron a bien lucir la pulsera amarilla de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles, comisión que defiende la conciliación de la vida familar y la laboral.
¿Cuál es el significado de las pulseras amarillas que lucen los Reyes?
vía "www.abc.es"
Y no puedo por más que estarles muy agradecida. Al fin, alguien público y con peso específico, se decide a mostrar su apoyo a este tema que ya sabéis me toca totalmente la moral y me hincha la vena. Porque todos se echan las manos a la cabeza cuando se percatan del descenso de la natalidad, pero a nadie le importa la razón de tal descenso que no es otra que la falta, total y absoluta, de un horario racional de trabajo que te permita desarrollarte profesional y personalmente a la vez sin tener que sacrificar una de las dos opciones.
Y siempre teniendo en cuenta que, el/la que decide apostar por su carrera profesional, lo que sacrifica son niños menores de edad que se crían con cuidadoras que son eso, cuidadoras y no educadoras, durante la semana y con el mimo de fin de semana justificado por el sentimiento de culpa de los padres ausentes. Sentimiento justificado con esa manida frase de “no importa la cantidad si no, la calidad” que tiene muchos adeptos y bajo mi punto de vista, muchos “peros”.
Pero a lo que voy, que no quiero entrar en batallas en las que nadie gana y todos perdemos, que les agradezco el apoyo y a ver si consiguen que alguien haga caso a esta comisión y por tanto, a la totalmente justificada razón de tal comisión como es, entre otras muchas cosas, “acabar con el presentismo y desarrollar la cultura de la eficiencia para llevar la productividad a nivel de la excelencia.”
Ahora sólo falta que nuestros queridos dirigentes, no sólo del gobierno si no también los directivos de las empresas, consigan abrir sus oidos y su mente para que esto cale, se den cuenta, se dejen de excusas vanales y se pongan manos a la obra para que conseguir que, mayoritariamente las mujeres, no tengamos que decidir entre vida personal y vida profesional. Que nadie nos haga elegir entre desarrollarnos profesionalmente y nuestros hijos.
A nadie nos gusta que nos den a elegir. En ninguno de los ámbitos de nuestra vida. Que te pongan entre la espada y la pared. Debe ser un derecho para el bien de todos, no sólo de los niños y las madres, que vivamos en una sociedad en la que nuestros hijos reciben amor y dedicación a partes iguales. Y que todos, en honor a la igualdad que también merecemos, podamos desarrollarnos sin tener que estar todo el día con sentimiento de culpa por no poder cuidar de nuestros hijos como deberíamos y, por no poder atender nuestro trabajo como nuestra profesionalidad nos dicta que debemos hacerlo.
Voy a ver dónde se compran las dichosas pulseras y compro unas cuantas para repartirlas a diestro y siniestro. No se si yo ya pillaré algo de este cambio, si es que llega. Más bien creo que no, pero no me da la gana de que mi hija tenga que elegir el día de mañana. Debemos evolucionar y mejorar.
Cambio de mentalidad, ¡ya! ¿No te parece?

4 comentarios:

  1. El cambio de mentalidad es necesario. El horario escolar es totalmente incompatible con el laboral ...y no hablemos de los periodos de vacaciones. A mi particularmente me encanta llevarme a mis hijos a los Juzgados y por supuesto a ellos venir en vez de estar haciendo algo de acorde a su edad.
    Una castaña y nadie toma el toro por los cuernos.

    Agradezco el gesto de los Reyes, es necesario.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El día que se decidan a meterle mano al tema, vamos todos a flipar. Besotes.

      Eliminar
  2. A mi ya me llega tarde, por desgracia tuve que elegir, pero creo que la solución no pasa por cambiar los horarios escolares, los niños no tienen por que estar horas interminables en el colegio ni tener pocas vacaciones solo porque nosotros trabajemos que es lo que hasta ahora intentan hacer, lo que hay que racionalizar es el horario laboral no el escolar.
    Y el sistema ya está inventado los nórdicos lo llevan a la perfección.
    Besos
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. No se trata de que amplien los horarios de los niños si no que reduzcan el de los padres. Y sería estupendo copiar el sistema nórdico pero también tendríamos que copiar la mentalidad y eso sí que es dificil. Besotes.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.