miércoles, 4 de marzo de 2015

EL MOVIMIENTO MARUJA VISITA EL MUSEO DE ARTES DECORATIVAS


Y lo cierto es que, al menos a mí, me ha decepcionado un poco. Pero vamos por partes.

Como siempre y en todo Movimiento Maruja que se precie, la primera etapa ha sido el avituallamiento. Y, como siempre también, hemos buscado un sitio cuqui y bonito donde además de llenar el estómago, pudiéramos disfrutar de una decoración chula y un ambiente tranquilo y agradable. Así que hoy, ese magnifico lugar, ha sido Adolfo Dominguez Lounge Café que se encuentra situado en la cuarta planta de la tienda que este diseñador tiene en la madrileña Milla de Oro o calle Serrano. 


El sitio, tal y como esperábamos, ha sido tranquilo y agradable. El desayuno rico. Si hubiera probado alguno de sus bizcochos que proponían con el desayuno “Lola” (no podía llamarse de otra manera teniendo en cuenta que hablamos de dulce), podría ser un poco más crítica porque yo de bizcochos,  de probarlos que no de hacerlos, sé mucho. Pero, como el desayuno ha sido el indicado para reducir la chichota, esto es, pan tostado con tomate, sólo puedo decir que ha estado rico y punto.

Después de una hora y pico allí dándole al pico y resolviendo nuestra vida y la de todos los que nos rodean, nos hemos dirigido al Museo de Artes Decorativas que se encuentra en la calle Montalván. Lugar, cuando menos, privilegiado pues es una calle en frente del madrileño parque de El Retiro y rodeado por unos edficios señoriales e impresionantes que cuentan con unos pisos increíbles en los que me encantaría vivir (lo digo por si alguien con gran corazón y mejor cartera tiene a bien regalármelo que si no, complicado lo veo…)

El caso es que, yendo al grano, yo imaginaba que este museo nos enseñaría una muestra de mobiliario y artes decorativas no sólo antiguas si no también actuales y, nada más lejos de la realidad.

En este museo se puede ver una cocina antigua valenciana. Preciosa, eso sí. Pero antigua. Varias alcobas, antiguas también. Una exposición sobre Plata, antigua también. No se… Con ese nombre, artes decorativas, pues esperaba eso, artes decorativas y no mobiliario antiguo. Para eso es muchísimo mejor, el Museo del Romanticismo que ya visitó el Movimiento Maruja en sus primeras incursiones. O el Museo Cerralbo, también recorrido por estas marujillas marchosas.




Pero bueno, ¡para gustos los colores! Si no lo hubiésemos visto, no podríamos opinar. Así que, hacemos el tick, y lo dejamos visto. ¡Tick!

6 comentarios:

  1. No se, no se, pero me da la impresión que entre el desayuno rico y punto, y el museo algo decepcionante lo mas interesante del movimiento maruja de esta vez fue lo de resolver vidas propias y ajenas, que no es poco dicho sea de paso...
    a ver que os depara el próximo
    Besos Movimiento Maruja
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para serte sincera Raquel, la principal razón de el Movimiento Maruja es, sin duda, darle a la lengua y contarnos nuestras cosas. Perdona que haya tardado tanto en contestar pero ¡se me pasaron estos comentarios! Besos y gracias.

      Eliminar
  2. En ese café estuve la última vez que fui a Madrid, pero como iba con mis hijos que ese día estaban coñazos a tope ni me acordaba de cómo era!!!!.
    Ah, por cierto, estás impresionante en tu foto de perfil .

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Encarni! Sobre todo por el piropo que, a estas alturas de vida, animan muchísimo. Y lo mismo te digo, perdona por la tardanza en responder pero ¡acabo de ver los comentarios! ¡Qué desastre!

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ¡Ni lo dudes! Te encantará. También te pido disculpas por contestar tan tarde a tu mensaje. Tengo la neurona al jerez. Besos.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.