martes, 12 de mayo de 2015

EL MOVIMIENTO MARUJA VISITA UN AÑO MÁS, CASA DECOR.


¡Qué no llego! Que he prometido en Instagram que hoy escribiría el post y entre, cenas y marujeos varios, veo que no llego y no cumplo lo dicho.
Pero aquí estoy. El pequeño que se haga solito los deberes y el mediano, que le ayude. La mayor ya está en la ducha y no quiere nada con nadie así que, mejor que mejor porque, mientras se cuecen los espaguetis, me da tiempo a contaros la visita de hoy.
Año tras año, el Movimiento Maruja visita emocionado, Casa Decor. Y, en contra de lo que han dicho en muchos blogs, para mi, la edición de este año, es mucho mejor que la del año pasado. Que duda cabe que no es ni parecida a la primera que fuimos y que tuvo lugar en un palacete de la Plaza de España. Debido a la crisis, supongo, y a diversos avatares, año tras año, el edificio elegido ha sido más pequeño. Y, en este año, se ha cumplido esa regla. Sin embargo, el edificio elegido este año, es mucho mejor por distribución al del año pasado.
Para este año, año en el que se celebra la quincuagésima edición, el edificio elegido está situado en el tan de moda barrio de Malasaña. En el número 10 de la calle de la Palma. En un antiguo edificio construído en 1788 en el que se ubicaba la Real Fábrica de Cera que abastecía de velas al Palacio Real. Un entorno de 2.600 m2 en los que la creatividad de muchos interioristas, decoradores y diseñadores, se dan cita para deslumbrarnos con sus impresionantes cuartos de baño; con unas increíbles cocinas con las que cualquiera sueña; con un vestidor que se mueve para esconder la ropa más íntima y un zapatero con el que sueña cualquier adicta a los zapatos como la que escribe estas líneas; con una habitación para los niños digna de cualquier cuento de Disney o de la Casita de Hansel y Gretel… En definitiva, un lugar en el que empaparte, no sólo de ideas para tu hogar, pero también de todas aquellas pautas, de todo aquello que está en la actualidad del momento.
Unas cuantas fotitos que reflejan lo dicho:
¡Un momento! ¡Un momento! ¡Qué se me olvida una parte importantísima de cualquier Movimiento! ¡El desayuno! ¡Qué cabeza de chorlito!
Hemos desayunado en El Columpio, calle Caracas, 10. Por supuesto, una deliciosa tarta de zanahoria. Ha sido muy agradable y tiene pinta de ser estar tambien estupendo para comer, cenar, el “afterwork” o unas copas entre amigos. De hecho, un día quiero volver con churumbelandia y probarlo para comer. Ya os contaré.
Y ahora sí, ¡las fotos!









2 comentarios:

  1. ¡El salón del sofá negro!!!!!! MIO.
    Qué pedazo de despacho me haría yo con esos muebles, eso sí, tengo que tirar al resto de la familia de casa para que me quepan.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no te digo si intentas tener unos de esos cuartos de baño. Yo, directamente, lo tendría que poner en el salón. ¡Qué envidia más mala de casas grandes! Besotes.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.