viernes, 8 de mayo de 2015

Y AHORA, TOCA CRITICAR A LOS HOMBRES

Que no os creáis que iba a cometer el error, tan de mujer, de criticarnos sólo a nosotras mismas.

Lo que pasa es que, nosotras, somos muy realistas y capaces de reconocer nuestras virtudes, que son muchas, y nuestros defectos, que son muy pocos y, además, suelen ser físicos e insignificantes.

Vosotros, los hombres, también tenéis vuestros problemas y vuestros excesos. Que sí, que sí, que el culo de la Kardasian es un exceso pero ¿qué me decís de la nueva moda entre los hombres conocida como "fofisano"?

Que, ¿qué es un "fofisano"? Pues, en fino, "es un término adaptado del anglosajón "dad bod" y que traducido quiere decir "cuerpo de papá". Y en coloquial, es la manía que tenemos ahora de ponerle nombre a todo, de adjetivar todo, y que describe al hombre de toda la vida con barriga y entrado en carnes, que no está todo el día machacándose en el gimnasio y que se ha dejado vencer por la cerveza y la pizza.

Como ejemplo y modelos de esta nueva tendencia, Leonardo Di Caprio y Adam Sandler, entre los famosos. Entre no famosos, sólo basta darse una vuelta por cualquier calle en cualquier momento para encontrarar decenas de ellos. 
 

Increíblemente, este adjetivo fue inventado por una estudiante, Mackenzie Pearson, por la siguiente y más increíble razón: "No queremos a un tipo que nos haga sentir inseguras por nuestro cuerpo. No queremos a un hombre perfectamente esculpido que nos haga sentir peor." 

Sabéis ese emoticono con los ojos abiertos como platos... ¡Pues esa es mi cara ahora mismo!

Yo, ¡sí lo quiero! ¡Qué chorrada! Claro que lo quiero. Independientemente de mi barriga. Ya haré lo que sea para cuidarla si me apetece y si no, quiero sobar ese culete perfecto y musculado de cualquiera de esos tíos buenos que lucen también una definida tableta de chocolate en sus abdómenes. Nada de grasa. Puestas a elegir, ¡prefiero músculo! 

Y lucirlo de mi mano, cual cuarentona guarrona, por la playa para envidia de muchas. Y que sea él, y por una vez en la historia de la humanidad, el hombre objeto. Y que sean los hombres los que piensen: "pero que hace ese pobre chaval con esa mujer entrada en años y en carnes." Mientras yo sonrío con picardía pensando en cómo y dónde seguir disfrutando de esos músculos. 

Sí. Por una vez en la historia de la humanidad, no pasaría nada porque se cambiaran un poco las tornas.

Por otro lado, confieso que me quedo muy a gustito con mi marido, con más o menos carnes. Y le sobo con gusto. Al igual que él a mi. Con gusto y sin complejos. Mientras los dos soñamos con algún día perder esos putos cinco kilos que difícilmente perderemos si seguimos en nuestra querencia por el dulce.

Que la naturalidad es lo mejor. Que ni el culo de la Kardasian ni la moda del "fofisano-quitacomplejos" Querernos todos un poquito más, significa cuidarnos todos un poquito más y respetar nuestros cuerpos un muchito más. 

Y para ir respetando al mío, voy a por una chuche que de tanto hablar de grasas y dulces, ¡me ha dado un bajón de azúcar!

12 comentarios:

  1. Pues a mi esos que están tan esculpidos, no se yo.., que me pasa como lo de que las rubias son tontas, esos, yo creo que tienen el cerebro de un mosquito, ya se que pensara así no es políticamente correcto, pero es que veo a los de mujeres, hombres y viceversa y sin volumen en la tele tienen un pase, pero como les pongas volumen y los escuchas es para salir corriendo. jajajajaja
    Besos
    Raquel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es que ese programa no hay que verlo ni en silencio! ;D Besos Raquel.

      Eliminar
  2. Pues no es cuestion de cambien los modelos, es que yo personalmente no me identifico lo más mínimo de esa crítica absurda entre nosotras y me da un poco de pena quien lo hace porque creo que es tirarnos piedras a nuestro propio tejado y no creo que somos tan estupidas, por lo demás estos dos señores les hayan puesto el calificativo "anglosajón" que han querido los veo de los más reales!!!!!!, dos señores van cumpliendo años y les va cambiando el cuerpo como a todo hijo de vecino ja ja ja


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es. El cuerpo nos cambia con la edad a todos. De manera natural. Y es verdad que están reales. Tan reales que se les quita el halo de "actor de Hollywood" cachas y tio bueno ¡nada más ver la foto! Besos Ginger.

      Eliminar
  3. Pues fíjate, a mi los muy cachas y cuerpazos me gustan para mirar, pero para tener a mi lado prefiero algo más real. Conste que mi marido ha sido nadador, sigue haciendo deporte y está en buena forma, pero con sus michelines que me encantan. Hace dos años cuando le operaron adelgazó mucho y no me gustaba ni la mitad.
    Otra cosa: Di Caprio me gusta mucho más como está ahora. Me da más sensación de fuerza y de hombre de verdad. Cosas mías...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chica, pues yo puesta a elegir y con todos mis respetos, entre tu marido nadador o el Di Caprio fondón, ¡me quedo con tu marido! Que cualquiera que me oiga (o me lea) se va a creer que o bien tengo un marido cachas o desesperada por tenerlo. Y ¡nada más lejos de la realidad! Tan feliz con mis michelines, con los míos y ¡con los de mi marido! :D Besos Matt.

      Eliminar
  4. JAJAJAJAJAJAJ!!!. Muy bueno. A mi ni me gusta ver fondones a los hombres ni me gusta estarlo yo. Cierto que con la edad el cuerpo cambia y a peor, pero ¡esa dejadez!!!!! por Dios ni de coña. Yo como tú ,con un buenorro al lado de paseo y que sea lo que Dios quiera.

    Me ha encantado.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y que nos quiten lo bailao! Beso fuerte Encarni.

      Eliminar
  5. Que bueno Lolilla. Me encanta esta tendencia ;-)
    Sobre todo el gusto por 'sobarnos' independientemente si estamos blandos o duros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que a mi lo del "sobe" me mola. Me encanta tenerte por aquí Anabelo. Besitos.

      Eliminar
  6. Hola. no hay duda que un cuerpo esculpido, o real pero sin sobrarle kilos, es lo mejor por lo emnos en una primera impresión... Lo malo es que con los años vamos sumando kilos pero lo mejor es la naturalidad, ni un extremo ni el otro... Como tu, me quedo con mi marido, pero un vuerpo 10 no nos marga!! Y me tomo una gominola en solidaridad contigo... Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué ricas las gominolas! Gracias por tu solidaridad. Este verano, buscaremos tíos buenos en las playas, como toda la vida y nada de "fofisanos" Besotes.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.