sábado, 11 de julio de 2015

EN LA GLORIA.

Ya se que en Madrid (y en el resto de España) os estáis achicharrando pero aquí, en mi paraíso particular, yo no tengo ni gota de calor ni de frío. Estoy lo que se dice vulgarmente, en la gloria. No lo puedo describir de otra manera. 

Me levanto y veo el mar. Desayuno viendo el mar. Plancho viendo el mar. Como viendo el mar. Me baño en el mar y me doro en la playa. Ceno viendo el mar y me duermo escuchándolo. ¡No puedo estar mejor!

No podía contároslo antes porque, mi cabeza de chorlito, se había olvidado el cargador del ordenador en Madrid y me quedé desconectada. Algunos resopláis pensando. "¡menos mal!" pero lo siento, el cargador ha vuelto al redil, ha hecho su trabajo y vuelvo a daros la plasta como no podría ser de otra manera. 

Daros la plasta o daros envidia que es también algo que me motiva, ¿verdad profe?

Todo es idílico si no fuera por el tonto  (o tonta) del que inventó los contenedores amarillos para reciclar en la Comunidad Valenciana. Me acuerdo de toda su familia cada noche cuando me toca tirar la basura. Lo siento por ellos. Pero es que, claramente, ese muchacho o muchacha no recicla. Y si no recicla no sabe que un mini agujero no sirve para tirar una bolsa de basura con envases de una familia compuesta por siete personas. A no ser que pensara que reciclamos envasito a envasito: ahora un tetrabrick, ahora la lata del atún chorreante, ahora la botella del suavizante, ahora la lata de mejillones en escabeche... Y tus manos, ¡pringaditas pringaditas! ¡Sólo faltaba! 



Total que todas las noches maldigo todo lo que puedo a la vez que empujo la dichosa bolsa para introducirla por el mini agujero. (¡Qué imagen, eh!)

Pero es lo único (o casi, mi querida loquita) que rompe mi tranquilidad vacacional. Todos aquellos que también me sigáis por Facebook o Instagram sabréis que ya me he leído dos libros, "El Amante Japonés" de Isabel Allende y "Gente que viene y bah" de Laura Norton. Los dos muy recomendables, sobre todo este último. 


Una vez que me haya puesto al día de todo lo que tengo retrasado, empezaré "El valle del asombro" de Amy Tan. Ya os contaré.

También fui al cine con la mayor a ver "Ahora o Nunca", la última peli de Dani Rovira. Divertida y veraniega. Este miércoles también aprovecharemos el día del espectador para ver la peli de los Minions con el pequeño. Todo familiar y veraniego.

Por hoy ya habéis tenido suficiente. Os libero. Pero no os acomodéis, que vuelvo. 

8 comentarios:

  1. Me alegro que estes en tu paraiso particular. Envidia das mucha...:)
    Me gusta mucho leerte
    Disfruta mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por todo Sonia! Por alegrarte y por leerme. A mi me encanta que me leas. Un beso enorme.

      Eliminar
  2. Hola. qué bien que ya tienes el cargador del portátil y ya puedes retomar esta pequeña rutina de los post. Me alegro mucho que todo el días estés en contacto con el mar.. es un lujo poder verlo y disfrutarlo y más en este verano tan caluroso. Disfruta mucho de tu estancia en Valencia pese a esos ridículos contenedores... Fui con mi peque a Minions y me defraudó mucho porque está llena de típicos y tópicos de otras películas... eso sí, los niños estaban emocionados. Tengo ganas de leer la novela de Laura Norton... es muy apetecible y más ahora que sé que la recomiendas. Seguimos en contacto y date un chapuzón en homenaje a tus seguidoras que aún no disfrutamos de la playa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me daré el chapuzón mañana mismo a tu salud! No eres la primera que me dice lo de la peli de los Minions pero, con todo y con eso, nada me libra de tragármela. Ahora, el libro es buenísimo. No dejes de leerlo. Un beso fuerte Marta.

      Eliminar
  3. Sí , lo de los contenedores es de verdad un martirio . Hay que estar muy concienciada para tener que sufrir lo que tu , yo y me imagino que el resto de los recicladores para poder colocar una bolsa llena de residuos , que a veces cuando vas a empujar para que entre , vas y te pinchas con la maldita lata y vuelves sangrando a casa . Si te soy sincera , siempre que vuelvo de hacer esta tarea , me juro y rejuro que se " acabó " , pero chica luego una se siente mal si no recicla . Ah!!! Y lo del libro de Laura Morton , tambien lo tengo a la espera e acabar Palmeras en la nieve , porque no quiero que me pille la serie o peli que esta por estrenar este otoño . BSSSSS feliz verano de Mª Angeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reciclo todo. Y tengo a mis padres locos con el tema del reciclado. Porque ellos se medio enteran y yo les "exijo" que reciclen a la perfección. No puedo remediarlo. Me siento mal si no reciclo. Pero tampoco puedo remediar el acordarme de la madre que parió al que inventó el dichoso contenedor. Ella será una santa pero su hijo/a, ¡para matarle! Feliz verano para tí también M! Angeles.

      Eliminar
  4. Disfruta mucho, a mi que quedan sólo tres semanas más de trabajo y vacaciones!!!, aunque cerca del mar todo se hace más llevedero.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso es una verdad como un templo! No es lo mismo estar trabajando en Madrid que aquí en Alicante donde al volver del trabajo, te das un bañito en la playa. Pero con todo y con eso, tranquila que ya te queda poco para disfrutar de las vacances. Besos Encarni.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.