miércoles, 9 de septiembre de 2015

COMIENZA UN NUEVO CURSO.

Ya estamos de vuelta. Ya se acabó la época de vacaciones, de playa, de libros, de comidas ricas, de sol, de lluvia también, de viajes chulos, de muchos amigos, de jugar un montón, de acostarse tarde y levantarse más tarde todavía, de bañarse en el mar, de tenerlo cerca, al mar me refiero...

Y comienza la época de cole, de deberes, de madrugones, de atascos, de estudiar, de trabajar, de ver las hojas caer, de abrigarnos, de nuevos propósitos...

Y mirando los propósitos del año pasado puedo decir (y reconocer) que no los cumplí todos pero sí más de los que imaginaba. Y que, casi al 90% mis objetivos, siguen siendo los mismos: trabajar, escribir mis blogs, cuidarme, hacer ejercicio, seguir con el inglés, cumplir y materializar mis objetivos...



Bueno, todo eso os lo iré contando como siempre los lunes, miércoles y viernes aquí en el blog. Seguiremos con el Movimiento Maruja; os contaré el viaje con niños a Nueva York que hemos hecho este verano y esos que siempre hacemos de fin de semana; o los viajes sin niños para reencontrarnos mi marido y yo; os martirizaré con mis problemas, mis frustraciones y mis Loladas; seguiré dándoos las matraca con los libros que me leo y las películas que vemos en Cine Mañanero o con los niños; mis experiencias cuarentañeras serán también un tema recurrente; por supuesto, continuaré con las Entrevistas de Sobrevolando los Cuarenta, esa nueva sección que me rechifla... En definitiva, todo seguirá más o menos como siempre. 

Por supuesto que la página de Facebook, Instagram y Twitter seguirán en marcha y publicaré en ellas todos los días. 

Porque quiero seguir junto a vosotr@s el tiempo que me permitáis. Me encanta escribiros. Me chifla saber que me leéis. Que estáis del otro lado. Poco a muchos. Con o sin comentarios. No lo puedo remediar. Me encanta. Y puede que hasta sea una excusa contároslo para permitirme vivirlo. Pero es verdad y mi familia puede confirmarlo, que muchas de las cosas que hago, las exposiciones que veo, las películas y los libros, tienen como fin último, contároslo. Mejor o peor, con más o menos información pero contároslo. 

Sólo me queda daros las gracias y desearos a tod@s un nuevo curso lleno de sorpresas, de buena honda, de felicidad, también de problemas (¿por qué no?) porque los problemas, nos hacen estar vivos. La vida en sí. Porque con los problemas vienen las oportunidades. Y también las soluciones. 

Permitámosnos disfrutar de este tiempo como si se trataran también de ese periodo estival en el que somos felices... o lo parecemos. Disfrutemos de la vida y de como venga. ¡Buen curso a todos!

2 comentarios:

  1. Hola: bienvenida de nuevo. Estoy deseando leer tu viaje a Nueva York porque es un destino que tengo pendiente pero me dá cierto temor 'cruzar el charco' con cambio horario incluído. Tienes toda la razón que ya regresamos a la rutina de los madrugones, deberes, actividades y demás... por supuesto que seguiré visitandote... es un placer seguir tus andanzas muy similares a las mías. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Marta! Pues quítate esas preocupaciones de la cabeza. Nueva York bien merece el esfuerzo de cruzar el charo y pasar sueño un día. Además no hay jet lag al que se le resista la melatonina. Muchas gracias por todo. Por tus visitas y por tus comentarios. Es un placer contar contigo. Gracias y besos.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.