jueves, 8 de octubre de 2015

MUJER AL VOLANTE... CUIDADITO ¡QUÉ MUERDO!


El otro día, estaba con la niña en la gasolinera. Lógicamente y como podréis imaginar por vuestras mentes privilegiadas, iba a echar gasolina. Había cola. Y una chica que estaba detrás de mí me adelantó por la derecho y a mi altura me dijo, “me pongo aquí porque están protestado los de detrás que estamos haciendo mucha cola.”

No la dije nada. Sólo la sonreí para demostrar mi conformidad y compresión.
En ese momento, detrás de mí, se puso un todoterreno conducido por un hombre y acompañado por una mujer.
Hice la intención de echar marcha atrás varias veces pero el tío, ni se movió.
Total, que se queda vacío el sitio de mi izquierda e intento echar marcha atrás de nuevo para colocar el coche. Pero, nada.
No sólo no echa para atrás si no que, enseguida, echa hacia delante.
Total, que en mis prisas por quitarme de en medio y viendo que el gilipollas no se movía, echo para adelante con la mala fortuna que había un bordillo y me lo como tal cual.
Me bajé del coche y le espeté:”¡eres un desgraciado! Estás viendo que estoy intentado moverme y no eres capaz de echarte para detrás.”
A lo que el imbecil me contesta: “¡Qué culpa tengo yo que no sepas conducir!¡Aprende a conducir!”
Ahí me tocó los ovarios a dos manos porque sólo le faltó lo de “que eres mujer y no sabes conducir.”
¡Casi me lo como! Le contesté cual posesa que él lo que debía de aprender era a convivir y por supuesto, le dije de todo menos bonito.
Hasta tal punto llegó la cosa que un chiquito joven que se había bajado del coche esperando también la cola (o no se si por salir en mi defensa en caso que fuera necesario), me hizo el típico gesto con la mano de “relax, relax” y ya me callé.
No quise seguir dando el espectáculo primero por la niña que estaba metida en el coche e imagino que flipando y segundo, porque encima pierdes la razón.
Así que me callé obedientemente aunque por lo bajinis seguía jurando en hebreo.
Lo bueno de la humanidad es que de este tipo de anormales con coche grande y cabeza pequeña (y el pene minúsculo. Lo siento, si no lo digo, reviento), son los menos.
Luego vino un amable camionero rumano que cogió la pieza que había perdido (y ni me había enterado) y me la colocó en su sitio. También me dijo que debía de tener cuidado y mirar, a lo que le contesté que la culpa no había sido mía sino del descerebrado ese.
No soporto a este tipo de personas. Los que van por la vida como si todo les perteneciera y tú haces uso de todo porque ellos te dejan. La calle, la carretera, la dependienta, el camarero… lo que sea. Ellos van avasallando y tú tienes dos opciones, ignorarles, lo más inteligente o, como en mi caso, cargarte en ellos y decírselo clarito a la cara.
Entiendo que esta segunda opción no es la más inteligente pero soy así de burra. Ya me lo dice mi marido muchas veces: “no te pelees con nadie. Tú tranquila. Y deja de hacer tantos amiguitos.”  E incluso, aquel día, intentó, el pobre, hacedme razonar y me preguntó mientras se lo contaba toda indignada: "¿Qué quieres, echar gasolina o tener razón?" 
"¡Comerme al imbecil ese con patatas y meterle una patada en el culo y dejarle el zapato dentro!", grité.
¡Qué se le va a hacer! ¡Se me irá aplacando el caracter con la edad! ¡Un día de éstos lo mismo hasta le hago caso y me quedo calladita! Me haré seguro un poco de daño al morderme la lengua pero ¡qué le vamos a hacer!

8 comentarios:

  1. Jajajajajaa vaya carácter nena!!.
    Yo creo que habría pasado aunque yo tuviera razón porque enfadarme así me agota y no me compensa. Total es un pringao y no vas a conseguir educarle.
    Pero entiendo que a veces una se enerve y al menos te desahogues.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué va! No te desahogas. Llegas de un encabronado y para nada porque, como bien dices, a semejantes garrulos no hay quien los eduque. Sólo debo aprender a controlarme. ¡Total nada! Besotes.

      Eliminar
  2. Te aseguro por experiencia que con los años no se aplaca, jejejeje, a mi mi marido dice que cualquier voy a salir mal, que hay mucho descerebrad@ por el mundo que para el que las palabras ofensivas no son suficientes...
    Se que tiene razón, pero me sube un no se que irrefrenable...que si me callo reviento...
    Se que me entiendes jajajjaja
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me imaginaba... Con los años peor porque piensas que ya te has callado suficiente en la vida pero es que, en mi caso, si me callo, me enveneno. Prefiero soltarlo. Te entiendo perfectamente. ;D Besos grandes.

      Eliminar
  3. Hola. tu actuación fue la correcta porque si te pones a discutir a su nivel siempre terminarías perdiendo los papeles y todo el mundo mirando!!! Me crispa la gente que no tiene ni educación ni civismo en la carretera y ese ''tipejo'' es tal cual. Los consejos de tu marido son los mejores... seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad que los consejos de mi marido son los más inteligentes pero chica, ¡cómo me cuesta ponerlos en práctica! Besotes Marta.

      Eliminar
  4. Es normal que te indignaras, hay cada cabestro cerril y maleducado suelto, pero no merece la pena ponerse así por capullos integrales como ese, aunque entiendo que va en el carácter de cada uno ponerse así.
    Por cierto se te ha colado una b en avasallando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por la corrección! Ya está corregida. Mira que escribo el post en word para que me corrija las faltas (que siempre se me cuela alguna) pero, ¡ni el word es infalible! Besos Inma.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.