viernes, 16 de octubre de 2015

MUJERES 3.0: EMPRENDEDORAS DIGITALES Y CONCILIACIÓN.


Gracias a Madresfera, ayer pude disfrutar de una charla coloquio en InternetAcademi, la mayor escuela online de formación en el sector digital, sobre “InnovAction Mujeres 3.0” en el que se exponían, además de una interesantísimas conclusiones de un estudio sobre los usos de Internet por parte de las mujeres, las ponencias de dos emprendedoras con casos de éxito como son Isabel Llorens, CEO de Rusticae y Mónica de la Fuente, CEO de Madresfera.
Además de comentar para qué, cuándo y dónde utilizan las mujeres internet en una brillante presentación que corrió a cargo de Rodrigo Miranda, director de InternetAcademi, las otras dos ponentes nos contaron cómo emprendieron digitalmente y en qué momento se encuentran sus proyectos. Fue tremendamente interesante disfrutar de su experiencia.
Una vez concluidas las presentaciones de todos, comenzó el coloquio ya que, la charla, también incluía un tercer tema que era la conciliación.
Todo está relacionado. Según el estudio que presentaron, son las mujeres, en un 50.3% de los alumnos de InternetAcademi, las más interesadas en formarse en materia digital siendo sus principales motivaciones actualizar conocimientos en un 26%, reciclarse ante su voluntad de cambiar de puesto de trabajo en un 18%, montar un negocio propio en un 11% y, finalmente encontrar trabajo en un 10%.
Que duda cabe que la crisis nos ha afectado a todos y que todos, hombres y mujeres, nos estamos reciclando y ampliando conocimientos para potenciar nuestro curriculum y encontrar trabajo por cuenta ajena o emprender por nuestra propia cuenta.
vía El Club de las Malas Madres
Pero, ¿por qué son más las mujeres? No tiene una sola respuesta esta pregunta pero, claramente, la maternidad ha afectado más a las mujeres que a los hombres. Por eso mismo, porque hablamos de maternidad y no de paternidad o natalidad que, como apuntaron en el coloquio, sería mucho más justo y englobaría a ambos sexos para que se aceptara socialmente que, tener hijos, no es sólo problema de la madre.
Pero, hasta que eso ocurra y se acepte que los niños no se crían solos, las mujeres seguimos pagando los platos rotos y buscando la forma de poder conciliar. Por eso nos formamos sobre todo en el terreno digital para poder, de alguna manera, buscarnos la vida con un blog como éste (que sería la pera si fuera bueno y consiguiera monetizar), o montando una tienda online o llevándole las RRSS a alguna empresa pequeña como Comunity Managers, por poner algunos ejemplos.
Tanto Rusticae como Madresfera han sido buenas ideas que han conseguido que sus creadoras se puedan ganar la vida con sus exitosos proyectos y a la vez, criar a sus hijos si así lo han deseado tal y como confesó Mónica de Madresfera.
Queda mucho por hacer con el tema de la conciliación. Sobre todo y como siempre comento, hay que cambiar muchas mentalidades. Incluidas las de muchas mujeres que por no caer en victimismos o en cuotas absurdas, con los que también estoy en desacuerdo, olvidan que, hasta que eso ocurra, hasta que se racionalicen los horarios para todos, hasta que se acepte que el padre también puede usar su baja por paternidad, hasta que existan directivos  y directivas serios y comprometidos, hasta que deje de existir el calentamiento de silla... Hasta que todo eso ocurra, lamentablemente, las mujeres seguimos necesitando ayuda, protección o como le quieran llamar.
Yo ya no llegaré a poder disfrutar de la conciliación. Pero no estoy dispuesta a que mi hija tenga que sacrificar una carrera profesional porque quiera ser madre. Y no sólo parirlos sino también cuidarles, atenderles y disfrutar de ellos. Y no quiero tampoco que tenga que renunciar a una vocación para formarse en algo que no le guste tanto pero al menos, le sirva para ganar algo de dinero y criar a sus hijos. No. Me niego.
Claro, que lo mismo también debió pensar mi madre y mirad cómo está su hija… Así que, claramente, debemos darnos mas prisa. Cambiemos ya. Renovemos nuestras mentes padres y madres, hombres y mujeres del siglo XXI. Que el tiempo pasa muy deprisa y la niña ya tiene trece años y seguro que también tenéis hijas que no queréis que sufran esta discriminación.
¿Qué vas a hacer tú para conciliar? ¿Qué vas a hacer como empresario o como empleado? ¿Qué vas a hacer como empresaria o empleada? ¿Qué vas a hacer como mujer? Y más importante todavía, ¿qué vas a hacer como hombre? ¿Te vas a comprometer de una vez por todas? Por tí. Por tus hijas.

2 comentarios:

  1. Eterno tema que nunca se acaba por resolver ni cerrar, solo deseo que tu hija no tenga que pasar por lo mismo que nosotras, esa angustia de no llegar nunca a tiempo, y la sensación de estar perdiéndose algo, no se muy bien donde estará la solución, imagino que en la sociedad al completo, pero me da mala espina, por que cuando miro a los jóvenes de mi alrededor les veo cada vez más machistas ellos y más conformistas ellas.
    Yo con mi hijo he intentado inculcarle unos valores de igualdad, pero veremos a ver que hace cuando le llegue el turno..,
    Mientras tanto aquí me tienes mujer 3.0 o más bien 0.3 jajja pero se intenta..
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tu eres 3.1! ;D Yo también educo a mis hijos en igualdad pero lo que tu dices, nunca sabes cómo terminará la cosa pero, desde luego, como si que no les educo es en el machismo y en creerse que no tienen las mismas obligaciones que su hermana. Además ven que su padre y su madre trabajan en equipo los dos. El hecho de estar yo en casa no me preocupa tanto por mí como porque ellos no se equivoquen y acepten que así es como debe ser. Les hablo mucho y les hago incapié en que todo es circunstancial y que puede ser uno igual que el otro. Veremos lo que les queda en la mente... Besos y buen finde Raquel.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.