lunes, 19 de octubre de 2015

SER O NO SER UNA MANTENIDA.


Hoy es sábado. Son las once y media de la mañana y estoy escribiendo metida en la cama.
Me he levantado temprano porque mi marido ha salido de viaje. Por trabajo.
Me he vuelto a meter en la cama, con el pequeño, nada más despedirle. Él, al ratito, se ha levantado para ponerse a ver vídeos del dichoso Vegetta en la tele y yo me he cogido la prensa y me he puesto a leerla dentro de la cama. ¡Un auténtico placer! Luego me he levantado para desayunar pero ¡me he vuelto a meter en la cama!
He estado viendo un ratito Facebook e Instagram. En esta red social, he comenzado a seguir a Espido Freire que ha tenido el detalle de darle al me gusta a alguna de mis fotos. ¡Me ha hecho mucha ilusión! Ya se que suena tonto y que incluso puede ser que no sea ella directamente (aunque no lo creo) pero, me hace sentir cerca de una escritora. ¡Lo mismo hasta se me pega algo! ;D
He vuelto a salir de la cama para hacer las de los niños pero, he vuelto al lugar más placentero del mundo, ¡mi cama!
Y he comenzado a escribiros el post que tenía pensado para hoy, lunes, sobre la entrevista de Bertín Osborne a la periodista Mariló Montero con la que creo que lo único que comparto, tras escucharla, es el nombre, la condición sexual y el gusto por Carlos Herrera.
Ella, en esa entrevista en la que los titulares los dio más Bertín que ella, (ella sólo estaba para posturitas e impertinencias que dejaban patente que desconocía que su papel era el de entrevistada no entrevistadora) dijo, con la boca muy llena, que nunca había sido una mantenida. Que siempre había trabajado y que su madre la había educado para ello y contra eso.
Lo reconozco. Me jodieron esas palabras.  Me hizo sentir incomoda sentada en el mismo sillón que mi marido.
“¿Soy yo una mantenida?” pensé.
“¿Pensará mi marido que soy una mantenida?, seguí pensando.
“¿Pensarán mis padres que mal me educaron porque ahora soy una mantenida?”, me torturé.
No, Mariló, no soy una mantenida. Trabajo todo lo que puedo y más. Y trabajo además en equipo con mi marido. Y el trabajo más duro que tengo y que me exige mayor dedicación y sacrificio, es gratis. No remunerado. Sin sueldo.
Sí es cierto que, de momento y en esta época, no en pasadas, no tengo un sueldo fijo con el que colaboro a la economía familiar por mis otros trabajos. Pero lo intento. Me muevo. Lo busco.
También es bien cierto que vivo muy bien y feliz. No puedo quejarme de nada.
No quiero caer en victimismos y tampoco quiero achacar todo tu éxito a tu exmarido ni a la suerte. No voy a ser tan mala juzgando a otra mujer como tú. Pero también es muy cierto que tampoco a las demás nos permiten errores tan grandes como los tuyos en nuestros puestos de trabajo. Ni tanta tontería.
No eres más feminista ni apoyas más a la mujer con esas chorradas del sexo inteligente o como lo llames. Una mujer no es más mujer porque se acueste con un hombre muy inteligente que le sepa tocar muy bien el clítoris.
Nos haces un flaco favor cuando se te llena la boca al decir que “nunca has sido una mantenida”
Porque seremos más mujeres cuando dejemos de echarnos mierda las unas a las otras y cuando superemos todos esos prejuicios tan pasados de moda.
Cuando busquemos y encontremos la fórmula para compaginar todo aquello que nos hace mujeres, grandes mujeres, y que son nuestra capacidad de sacrificio, nuestra capacidad de reproducción y nuestra inteligencia sin que vaya en detrimento de nuestra profesionalidad. También grande cuando nos permiten demostrarla.
Tú capacidad de reproducción ha quedado demostrada y muy bien, por cierto. Ahora te falta demostrar tu capacidad de sacrifico y por encima de toda, la inteligencia. 
Tu profesionalidad también creo que queda en entredicho muchas veces pero me temo que de eso la única culpable eres tú.
Y yo mientras tanto, sigo metidita en la cama escribiendo un sábado por la mañana a las doce y cuarto de la mañana mientras mi pobre marido, proveedor del sustento familiar con el sudor de su frente, se cruza el charco y el continente americano para seguir alimentando a la mantenida de su mujer y a toda su prole.
Como decía mi abuelo que ya habría cumplido los cien años pero que tenía la mente mucho más abierta que tú y desde luego, mucho más sentido del humor, ¡cuántas gambas me tengo que comer para traer un plato de lentejas a casa!
¡Ay Mariló! Cada vez que abres la boca, sube el pan.

18 comentarios:

  1. Hola: totalmente de acuerdo con tu apreciación sobre Mariló con la que también sólo comparto en que me gusta la forma de trabajar de su ex marido. Cada vez que Mariló habla se refleja su falta de profesionalidad, preparación y sentido común. Es un bluf y no la soporto. Lo peor es que se cree con derecho para pontificar y habla que no es una mantenida. Hasta que su marido la metió primero en Canal Sur y despues en TVE no era nadie. Ni tan siquiera en periodista y empezó unos estudios dudosos en sudamérica de psicología. Haces muy bien disfrutar de tu mañana de sábado como te apetezca y ya bastante trabajo tenemos con poner en marcha nuestra casa para que venga esta 'payasa' a llamarnos mantenidas... Me crispa. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya me he dado cuenta que no te gusta nada de nada! ;D Es lo que tiene esta mujer que termina sacando de sus casillas a todo el mundo. Para mí que, Bertín por profesional no la metió un berrido en algún momento de la entrevista, pero se quedó con las ganas. Besos Marta.

      Eliminar
  2. Cuanto desprecio encierran esas palabras de Mariló, desprecio hacia las mujeres que toman una decisión en sus vidas a veces forzadas por las circunstancias, desprecio tal vez a su madre que debió de ser también una "mantenida" como la mayoría de esa época, y como ella "no lo ha sido nunca"... ni se imagina lo difícil y trabajoso que es...

    Además discrepo, ella si es una mantenida, la mantenemos todos ya que esta en un puesto de trabajo para el que manifiestamente es incompetente y la pagamos con el dinero publico de todos..
    Y ya... que me caliento....
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No te calientes! ¡Qué no se merece ningún cabreo nuestro! ;D Esta mujer se desacredita ella sola con sus palabras. Besotes grandes Raquel.

      Eliminar
  3. Creo que quien dice algo así está demostrando complejo, porque igual no ha sido mantenida en el sentido estándar del término, pero sí muy ayudada profesionalmente. A la vez muestra una falta de respeto hacia las mujeres que han elegido otra forma de vida.
    Yo siempre he trabajado desde que terminé mi carrera y mis meses de excedencia para cuidar a mis hijos, me los he pagado yo misma.
    Pero respeto a las mujeres que han decidido libremente quedarse en casa o bien, no han tenido otra opción. No me considero ni más ni menos que ellas. Diferentes vidas, diferentes circunstancias y elecciones.
    Nadie es quien para hablar peyorativamente de otras opciones vitales.
    Por otra parte me sorprende el comentario ya que podría estar ofendiendo a gran parte de su audiencia: mujeres que ven la tele por la mañana.
    Así que lo mires como lo mires, es un comentario muy desafortunado .
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo tiene sus ventajas y sus inconvenientes. No existe nada perfecto ni el estado perfecto. La vida te lleva por un camino, tienes que hacer elecciones y en ese momento, piensas que es lo correcto. ¿Podría haber elegido mejor? ¡Seguro! Pero no por ello nos merecemos ni el desprecio ni tampoco la aprobación de nadie más que de las personas por las que lo hicimos.
      Tal y como dices, el comentario fue todo menos apropiado pero, por lo visto, esta mujer ¡no da una! Besos Matt.

      Eliminar
  4. Parece mentira que todavía haya mujeres que piensen que no ser "mantenida" significa ser independiente o mejor dicho, más independiente que otras .
    No mantenida me suena a intentar desligarse del machismo que tu misma arrastras sin querer o queriendo por que nunca nadie, mujer u hombre miraría si un hombre es "mantenido" y los hay, sin ir más lejos todos los treintones y cuarentones solteros , casados o divorciados que viven con y de las mamas y los papas para no tener que hacer nada de casa y si te descuidas ni pensar, independientemente de que tengan trabajo o no, con lo cual que una mujer se defina a si misma como no mantenida me da asco, por que yo no miro ni si me mantienen ni si mantengo sólo respetar y que me respeten e intentar ser feliz y tener valores independientemente de que esté en una oficina o fregando la cocina.
    Parece que avanzamos poco, sobre todo algunas y yo lo soporto regular, por eso ni vi la entrevista, es una mujer que me cae mal y Bertín un hombre que me cae mal, sean mantenidos los dos o no.

    Muy buen post.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también tengo esa sensación de que avanzamos poco en este sentido. Seguimos con los mismos complejos y quebraderos de cabeza. De ella no tenía una opinión formada más que metía la pata en el programa por lo mucho que la enseñaban en los zappings pero Bertín sí me gusta y me cae bien. De hecho, la aguantó bastante durante la entrevista y supo estar a la altura. Ella no desde luego. Besotes Encarni.

      Eliminar
  5. Oleí a cada una de tus palabras del post! No he vist la entrevista en concreto pero conociendo la "artista" me puedo imaginar la mala pata de sus intervenciones!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Esmeralda por la visita y por el comentario! La verdad es que Mariló ese día no estuvo muy sembrada, no. Besotes grandes y espero volver a leerte por aquí.

      Eliminar
  6. Olé por tus palabras , olé por los comentarios .
    Y que recuerde esta señora ( la montero ) que de donde no hay , no se puede sacar .
    Y dime de que presumes y te diré de que careces . Que lo piense !!!!
    Besos Mª Angeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias Mª Angeles! Yo creo que ella está encantada de haberse conocido. Y todas las críticas que le puedan llegar se las pasa por el arco del triunfo. Me da que mucha autocrítica no hace. Besotes.

      Eliminar
  7. Sabes ??? Estoy dandole vueltas a este tema y me parece que esta señora ( la montero ) no es tan ingenua , ni tan tontita como quiere aparentar . Ella sabe lo que tiene que decir ( el Herrera es para mí como Sandra lo fué para tí ) y como tiene que actuar ( me refiero a la tumbada en la cama de Bertin ) ella sabe que todas las tonterías que hace se le va a criticar y así siempre va a estar en boca de todos . Conoces el refran que dice que hablen de ti aunque sea mal o algo así . Se nota que esta señora me desespera a qué sí??? Besos y se acabo que yo creo que no dá para más. Besos Mª Angeles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ;D Sí, estoy de acuerdo contigo. Esta mujer deber ser de las que piensa "que hablen de mi aunque sea mal." Pero, ¡anda y que la den! Esta noche veré al Sr. Ex-esposo que seguro, seguro, será más interesante, no dirá tonterías y no se tumbará encima de la cama de nadie. Besos. MªAngeles.

      Eliminar
  8. Comparto al 100 % lo que dice Lambucita, esta mujer con tal de que hablen de ella es capaz de decir cualquier burrada, yo creo que no tiene filtro, ni formación adecuada, Teresa Viejo le sustituyó cuando tuvo Mariló la baja y menuda diferencia de profesionalidad y saber estar, vamos, de aquí a Lima, y eso que Teresa no es santo de mi devoción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. A mi me pasa igual. No ví a Teresa Viejo sustituyéndola y realmente, ni he leído ninguno de sus libros ni he visto sus programas, pero tiene un algo que no se qué es pero que hace que me caiga fatal y que no me guste en general. Pero vamos, que seguro que la Marió, es. Que tampoco hay que correr mucho para eso. Besos grandes Inma.

      Eliminar
  9. Hola Lola:
    Me encanta este post y el de hoy, sobre el mundo, la Montero es que no da más de sí , la pobre, bueno de pobre nada, bien que se gana el pan diciendo sandeces.
    Con tu permiso me quedo por aquí. Por cierto, te he visitado porque Jane Jubilada nombraba tu post en un comentario.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Celia. No sólo te doy mi permiso sino también, un abrazo enorme y todo mi agradecimiento por quedarte aquí conmigo. Con nosotros. Leo a Jane y me encanta y por supuesto, también me quedo por tu blog que tiene ¡una pinta estupenda! Muchos besotes para tí.

      Eliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.