miércoles, 29 de abril de 2015

DE SPAS, AGUJETAS Y CHINOS.


Sí. Todo eso me han dado de sí todos estos días desde el viernes que no escribo. Disculparme pero el día no tiene suficientes horas aunque parezca mentira…
Ya sabéis que no me quejo porque es injusto que yo me queje y porque no tengo nada por lo que quejarme. Todo lo contrario…
El lunes una estupendísima amiga decidió regalarme por mi cumpleaños un sesión de spa dándole al palique con ella. ¡Fue increíble! Las dos allí metidas probando chorros y hablando sin parar durante dos horas. Arreglando nuestras vidas. Sobre todo las profesionales que a ella ese tema le apasiona y estoy segura, será una magnífica consultora.
Mi cuerpo lo agradeció enormemente y el suyo no tanto porque, no sabemos cómo, se le abrió un talón entre chorro y chorro. ¡Manda narices!
El martes, para seguir ejercitando el cuerpo, probé la electro-estimulación. ¿Lo conocéis? ¿La habéis probado?
Para aquell@s que no sepáis qué es, la Estimulación Eléctrica Muscular (EMS) es una nueva forma de hacer ejercicio que consiste en entrenar con estimulación eléctrica durante 25 minutos a la semana. Te ponen una especie de traje sobre tu cuerpo con mayas previamente mojadas y tienes que hacer ejercicio a la vez que ese “chaleco” van estimulando con corrientes eléctricas tus músculos con lo cual, la intensidad del ejercicio es mayor.
Fue una experiencia increíble. Además de por el esfuerzo realizado, por la sensación de no controlar del todo tu cuerpo ya que, tus músculos van por libre controlados por la máquina que supervisa, sin que pueda ser de otra manera, un entrenador.
El ejercicio es brutal. No puedo decir todavía si bueno o malo, o si se consiguen resultados porque sólo he tenido la sesión de prueba que ni siquiera llega a los veinticinco minutos. ¡Y menos mal! porque no se si hubiera aguantado más tiempo.
Hoy tengo unas agujetas tremendas en las piernas que me hacen andar como Robocop. Pero, no me importa, siempre y cuando consiga volver a entonar mi cuerpo y por supuesto, hacer desaparecer a la lorceta. ;D
Y con agujetas y todo, me he ido hoy a comprar el regalo del pequeñajo de la familia que cumple mañana ¡siete añazos ya! Me he acercado al Corte Inglés de Castellana. Pero no he estado sola, no. He estado con hordas de chinos. De hecho, menos la de juguetes, el resto de dependientas a las que he preguntado por algo, han sido ¡todas chinas! Ha sido como si los hubieran traído en un autobús, los hubieran soltado en el Corte Inglés y se hubieran puesto a comprar como locos en todas las tiendas de firmas caras del centro comercial. 
Y, dicen que los españoles somos escandalosos… Pues el que hizo semejante descripción, no ha estado cerca de un grupo de chinos locos por las compras. ¡Qué griterío!
Ahora que yo, ni un pero. Que si vienen a gastarse sus estupendos dineritos aquí, pues se les sonríe, se les aguanta y todo lo que sea necesario. Que el turista es el turista y si hay que mimarle, se le mima.
Y ahora nos vamos mis agujetas y yo a una conferencia sobre “Mindfulnesss: Enfocar la atención en la era de las distracciones” que me va a venir estupenda porque me disperson con una mosca. Ya os contaré…

viernes, 24 de abril de 2015

LAS BARCAS DEL RETIRO


Este es un plan que todo buen madrileño ha hecho alguna vez en su vida. E incluso, me atrevería a decir que, es un plan que todo buen turista en Madrid debería de hacer.
Todos los años y desde hace muchísimos, cuando llega el buen tiempo a Madrid, el estanque del Retiro se encuentra abarrotado por padres con hijos, parejitas, adolescentes pavoncios en grupo… montando y haciendo cola para montar en las barcas del Retiro.
Y ahora que parece que el tiempo en Madrid nos va dando una tregua, es un plan que os propongo sí o sí.
Nosotros fuimos en octubre del año pasado y, la verdad es que lo pasamos bomba. Como somos cinco tuvimos que montar en dos barcas. A mi, me tocó con el pequeño y no volcamos de pura chiripa. Se tomó muy en serio su papel de capitán Pescanova y no hubo manera de que me dejara remar. Me tuve que poner seria porque me veía en el fondo del estanque dando el numerito en un Retiro abarrotado de gente.
No sólo el paseo es divertido y agradable (en mi caso, pelín estresante) pero también, las vistas son espectaculares. Y es que, el Retiro es un lugar mágico y maravilloso.
Por si os animáis a ir, os cuento que el embarcadero está abierto de lunes a domingo de 10 de la mañana hasta la puesta de sol y cuesta, de lunes a viernes 5,80 euros y, sábados, domingos y festivos, 7,50 euros la barca en la que solamente pueden montar cuatro personas.
Os dejo unas fotos maravillosas que hice con el móvil.  Espero que os gusten y que os animéis a daros el paseíto este finde.


miércoles, 22 de abril de 2015

CLIPPING DE PRENSA


En mi primera época de becaria en el Dpto. de Comunicación de una multinacional americana, estuve haciendo el Clipping de Prensa. Y esto es, recopilar todas las noticias que sobre la marca se publicaban en prensa y hacérselo llegar a todas las personas del Dpto. de Marketing.
Me gustaba. Era algo fácil pero, a mi me gusta leer la prensa. U ojearla. Me da igual el periódico: ABC, El Mundo, El País… Siempre elijo uno de esos tres o los tres en su formato digital.
Ya se que una misma noticia puede cambiar según el periódico que la escriba pero, cuando lees alguno de ellos, ya sabes cuál es su línea editorial y por dónde va a ir su opinión según la noticia.
La objetividad es difícil aunque no imposible y se les presupone.
El caso es que, y yendo al grano, esta semana la prensa tanto escrita como hablada está al rojo vivo porque nuestra mierdisociedad está que lo tira.
Abres el periódico y te encuentras al corrupto–chorizo de turno independientemente del periódico porque hay de esos en todos los partidos; o te topas con un niño de trece años, enfermo mental, que mata a un profesor y que en su casa guardaba todo un arsenal sin que sus padres estuvieran al tanto; o esa profesora que, para castigar a su “rebelde alumno” de tres años, le mete en un cubo de basura
Enciendes la tele y ves a un hombre azotando con un látigo a sus supuestos clientes, pobres almas a los que, en busca de una vida mejor, ahogan en el Mediterráneo; o mantienes la respiración mientras compruebas como otros hombres intentan socorrer a un grupo de esas almas que se mal mantienen sobre un trozo de embarcación mientras el mar, con toda su pena, les golpea contra las rocas. Y sin embargo, acaban el telediario con un noticia de alcance, ¡el nuevo corte de pelo de la Reina! Que guapa, está guapa pero como para ponerlo en las noticias…
Escuchas la radio y oyes las preguntas y respuestas que se hacen en el Congreso de los Diputados entre esos que se hacen llamar políticos, opositores y gobernantes. Preguntas y respuestas falsas e hipócritas porque todos tienen que callar. Porque todos son lo mismo. Y escuchas a personas interesantes y juiciosas pero a otras que sólo les gusta berrear y soltar su mierda por la boca como algún presidente de algún país caribeño
Y abres internet y el periódico en su edición digital y, casi lo primero que ves, después de quitar el dichoso anuncio que ocupa toda la pantalla y que no te interesa en absoluto, son las noticias del fútbol o las del corazón. “Del corazón” por llamarle de alguna manera porque bien podría ser “del bolsillo” o “de los bajos fondos” porque la noticia de hoy es que a Belén Esteban, sinónimo de glamour, le han puesto los cuernos. Y si no, un chico que se ha hecho famoso haciéndose selfies con culos. ¡El colmo de la cultura y la evolución del ser humano!
Total, que después de llegar con el ánimo por el suelo y pensado en qué mierda de mundo vivo independientemente de la época que nos ha tocado vivir, porque el ser humano es capaz de las más grandes aberraciones sin importar la época, el año, la situación social o la tan manida, situación económica, he decidido que voy a incluir sólo estas tres noticias en mi clipping de prensa de hoy: “El Perfume de una nación” una exposición en el Museo Nacional de Singapur en la que se recoge la historia del país en un viaje olfativo siendo, el terror, el olor más difícil de recrear;  “Hablar más de una lengua puedealargarle la vida” aunque no se para qué teniendo en cuenta el mundo en el que vivimos o, “Más de 200 personas se han ofrecido para donar un riñón a un desconocido en vida” que hace que me vuelva cierta admiración por el ser humano o, al menos, por algunos.
Y ¡para de contar! Pocas noticias más puedes incluir en este clipping. Aunque, si vosotros consideráis que me dejo alguna, por favor, ¡abridme los ojos e iluminarme el día!

lunes, 20 de abril de 2015

¡A BAILAR QUE ES LUNES Y HAY QUE SUPERARLO!

Hace tiempo que no os recomiendo una canción de esas buenas, buenas que aparecen cada cierto tiempo.

En este caso, se trata "FourFiveSeconds" de Rihanna, Kanye West y Paul McCartney.

Seguro que ya la conocéis o la habéis escuchado. A mi me da vidilla cuando la niña la pone en el Spotify del coche mientras vamos al colegio con esa desgana y ese sueño.

La canción es bastante buena y el video no tiene desperdicio: McCartney parece de cera y no sonríe ni que le mates; Rihanna tiene unas uñas largas de bruja impresionantes y, te pasas todo el video esperando el momento en el que se le escape el pecho. Sin contar con un tatuaje, que espero sea de mentira, justo debajo del pecho. ¡Qué dolor si es de verdad! No quiero ni pensarlo...  Y el tal Kanye West con espamos...  Un primor....

Pero, con todo y con eso, es bueno así que, os dejo que lo disfrutéis para que os anime este lunes de buen tiempo en el que dejaremos de ver la noticias porque cada día son peores y dan más miedo y, miraremos por la ventana hacia arriba, hacia el cielo limpio y con un sol radiante porque mirar hacia abajo, hacia la tierra es realmente, deprimente.



miércoles, 15 de abril de 2015

EL MOVIMIENTO MARUJA SE PONE MONÁRQUICO


Y eso que mi cumple es el 14 de abril, Día de la República pero, eso no quita para disfrutar de una buena exposición como ha sido ésta, “El Retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a AntonioLópez”
“El Retrato en las Colecciones Reales. De Juan de Flandes a Antonio López” es una exposición dentro del Palacio Real de Madrid en la que se pueden disfrutar de obras de Goya, Madrazo, Dalí, Velázquez, Sorolla y por supuesto, Antonio López y su famoso cuadro de nuestra anterior Familia Real.
Ya me había dicho una amiga que era una exposición preciosa en la que, el cuadro más famoso y comentado había sido el de Antonio López, pero que no era, ni de lejos, el más bonito y valioso de toda la exposición. Y así ha sido.
Pero antes de adentrarme en detallaros los cuadros y autores que más me han gustado, quiero comentaros algo mucho más banal y que por supuesto es intrínseco al Movimiento Maruja como es,  el desayuno.
Y, como viene siendo la tónica general, hemos elegido otro lugar increíble en el que, no sólo la decoración es protagonista sino también, la maravillosa tarta de zanahoria. ¡Riquísima! ¡Increíble! Pienso en ella y se me saltan las lágrimas. Dray Martina es el lugar elegido en la calle Argensola, 7 en el madrileño barrio de las Salesas. Un lugar precioso, no sólo por lo bonito de los edificios pero también por el buen comercio existente en toda la zona. Uno de mis barrios preferidos de Madrid.
Una vez realizado este “desayunus interrumptus” sigo con la exposición.
A mi, de todos los que más me han llamado la atención han sido los siguientes:
El conde duque de Olivares de Diego Velázquez hacia 1683. Lo que realmente me ha llamado la atención de esta obra es que es una miniatura. Es casi como una foto de carnet de la época. Curiosísima.
La Infanta Luisa Fernanda de Borbón, duquesa de Montpensier de Federico de Madrazo y Kuntz de 1851. Impresionante el cuadro por sus dimensiones, por la belleza de sus ropajes y joyas y por supuesto, por el detalle puesto por el pintor no sólo en el traje que parece que puedes llegar a tocar el encaje sino también, por el fondo del cuadro en el que se ve un salón regio con toda claridad que le da más porte, si cabe, al retrato.

Alfonso XIII con uniforme de húsar en los jardines de la Granja por Joaquín Sorolla y Bastida en 1907. Precioso. Esa luz de Sorolla es, rápidamente, reconocible. A mi me chifla Sorolla con lo cual, podría decir que éste ha sido mi cuadro preferido de toda la exposición. Ilumina toda la estancia y focaliza toda las miradas aunque esté rodeado de otras tantas obras maestras.
Y por supuesto y por último, el cuadro de la Familia Real de Antonio López. A mi me gusta Antonio López y por tanto, me ha gustado el cuadro pero también es cierto que reconozco que, a lo mejor, las infantas deberían estar vestidas con otros trajes un poco más atemporales y con mayor empaque. No deja de ser una obra de arte que se espera que perdure por los siglos de los siglos tal y como se han mantenido en el tiempo las otras obras expuestas y, nos enseñan no sólo quienes eran nuestros reyes pero también, como se vestía en esa época.
Es una exposición altamente recomendable. Tanto es así que, terminaba este próximo domingo 19 de abril y la han prorrogado hasta el próximo 31 de mayo. Además, hemos tenido la suerte de poder disfrutar de un cambio de guardia y es que, todo lo que rodea al Palacio Real es inigualable. No lo dudéis, mayo es un mes inmejorable para pasear por Madrid y esta exposición el colofón a un buen paseo. Seas republicano o monárquico. ¡El arte es el arte!

lunes, 13 de abril de 2015

UN AÑO MÁS CON FUEGOS ARTIFICALES.


Para mí, un año más. Mañana es mi cumpleaños y ya sobrevuelo los cuarenta y cuatro. ¡Qué barbaridad! Lo digo, lo escribo, lo pienso y alucino todas las veces que mi boca y mi mente se llenan con los “cuarenta y cuatro”.

Me siento joven. Me siento viva. Me siento estupendamente (¡y con el culo! Si no lo digo reviento, sorry)
Puede ser que el óvalo de la cara ya no esté tan terso. Y que mi barriga no sea plana. E incluso que algunas pequeñas zonas de mi cuerpo ya sufran la piel de naranja. Pero todo eso es físico. Y lo físico, ya sabemos, es físico. No va más allá y no tiene mayor importancia que la que queramos darle. Y yo de momento, aunque me cuido, poca.
Moralmente, sicológicamente, me siento plena. Con mis subidas y bajadas. Pero, completa.
Todavía me quedan sueños por cumplir. Muy básicos. Nada de “descubrir la vacuna del SIDA” . Algo tan simple como viajar; tener salud; mejorar nuestras condiciones habitacionales; ganarme el pan con el sudor de mi frente; seguir criando a mis hijos; disfrutar de mi marido y de mi familia; seguir contando con mis amigos y ellos conmigo; comprarme unos zapatos ... Lo normal.
Aquellos grandes planes que te montabas con veinte años y que sentías al alcance de tu mano, me han llevado a donde estoy ahora mismo. A lo que soy. Probablemente, no he cumplido muchos de ellos pero, la intención de hacerlo, me han convertido en la persona que soy ahora.  Con mis defectos y virtudes.
Y para celebrarlo, mañana voy a Pilates a primera hora, después de dejar a mis hijos en el cole. Y después, desayunaré, me arreglaré, puede que incluso ¡hasta me pinte! y me iré a hacerme la manicura. Y luego, me acercaré al centro de Madrid para varias cosas profesionales y luego, visitaré una estupenda zapatería de la calle Almirante para regalarme unas sandalias de esparto con las que llevo soñando desde el año pasado (y os las enseñaré en Instagram @sobrevolando_los_40) Y puede que, incluso, líe a alguna amiga para que coma conmigo que, al final, mi marido no puede. Y luego, recogeré a mis hijos y compraré una tarta para apagar las velas con ellos. Y terminaré el día, viendo una serie con mi marido (no recuerdo cuál toca los martes) mientras le acarició el pie que tendrá encima de mis piernas para luego, acostarnos con los tobillos entrelazados.
Por suerte, me llamarán muchas amigas y amigos. Y me felicitarán por whtassApp. Y me sentiré muy querida. Mañana y siempre. Y disfrutaré de un día muy normal o muy especial. Porque, todo en esta vida, se ve del color que tu quieras verlo y vivirlo. Y yo quiero verlo y vivirlo ¡con fuegos artificiales!

viernes, 10 de abril de 2015

"31 COSAS QUE SABES CUANDO CUMPLES 40 AÑOS" - MI PROPIA LISTA

El pasado diez de abril, en la versión americana del Huffington Post, Elaine Alguire, escribió una lista con las "31 cosas que sabes cuando cumples 40 años" y que he compartido con vosotros en la página de Facebook.

El caso es que según la leía, me daba cuenta que no estaba muy de acuerdo con ella en un montón de cosas así que, como soy muy copiota y me gusta una lista más que a un tonto una tiza, me he decidido a subir mi propia lista (aunque del selfie os libro que estoy sin pintar...)
  1. Que estoy a la mitad, más o menos, de mi vida.
  2. Que, con todo y con eso, veo la botella medio llena.
  3. Pero que tengo más prisa por conseguir aquello que me proponga.
  4. Que llevo sujetador hasta para dormir. Que la gravedad es muy mala y los años amamantando, también.
  5. Que el tiempo y los años pasan más rápido ahora que antes.
  6. Que cuanto más tarde me acueste, más cansada estoy pero más tiempo vivo. 
  7. Que me toca hacer ejercicio con mayor intensidad para conseguir menos que antes.
  8. Y que si dejo de hacerlo, el cuerpo y sobre todo, mi espalda, se resiente. Cual abuelilla, ainsss....
  9. Que sólo llevo tacones cuando tengo cenas, eventos especiales o quiero lucirme. Si no, cómoda, cómoda.
  10. Que ya no puedo comer de todo con lo que me gusta... aunque no perdono un dulce.
  11. Que me encanta que me abracen. 
  12. Y me chifla darle a la lengua con mis amigas. Siempre me gustó pero ahora lo cojo con muchísimo gusto.
  13. Que ya no me puedo cortar el pelo tan corto como me gustaría porque tengo canas y no me gustan los tintes. Sí las mechas.
  14. Que la letra del iphone es muy pequeña o mi brazo se ha quedado corto.
  15. Que tengo claro lo que quiero y que ya no aguanto a ningún soplagaitas que me venga con tonterías.
  16. Que tengo menos ganas de callarme aquello que me molesta.
  17. Pero que también paso más de aquello que antes me molestaba y ahora me resulta indiferente.
  18. Que veo a las madres jovencitas muy tontonas con todos mis respetos y que seguro pensaron lo mismo de mí mis antecesoras.
  19. Que me chifla compartir camisetas, vaqueros y zapatos con mi hija.
  20. Que no pienso ir nunca vestida de madre, madre. 
  21. Que no me importan tanto las arrugas como la tristeza en los ojos.
  22. Que me sigue gustando ir de la mano de mi marido por la calle como cuando eramos novios.
  23. Y que cuando veo a una pareja de ancianos ir de la mano, se me enternece el alma.
  24. Que aunque ya llevemos muchos años casados, sigo descubriendo al mismo nivel, cosas que me irritan y cosas que me vuelven loca de mi marido.
  25. Que a los cuarenta, la dieta es una de tus grandes frustraciones.
  26. Y tu mejor y más pesada compañera.
  27. Que mi barriga nunca volverá a ser plana.
  28. Que sí quiero una casa más grande. 
  29. Que aunque te sientas como cuando tenías veinte, el espejo te devuelve a una mujer de cuarenta.
  30. Que sigo siendo la misma mema, amiga de sus amigos, mujer de mi marido, madre de mis hijos, hija de mis padres, hermana de mis hermanos y tía de mis sobrinos que era antes de cumplir los cuarenta.
  31. Que los cincuenta me dan un caguele...
¿Qué os ha parecido? ¿Con quién estáis más de acuerdo, con Elaine o conmigo? ¿Os animáis a hacer vuestra propia lista?

martes, 7 de abril de 2015

Recomendación Literaria: "La Templanza"


Ya se que hoy es martes y que yo escribo los lunes, miércoles y viernes pero, como me he cogido la Semana Santa de vacaciones, no quiero pasar ni un día más sin daros la tabarra. Así que, ¡aquí estoy con una recomendación literaria nueva!
Sí, que sois muy avispados, “La Templanza” de María Dueñas, ha sido el libro elegido para ser leído durante estas vacaciones y, aunque me costó tres o cuatro capítulos cogerle el gusto, luego lo terminé en dos días.
Trata sobre la vida de un emigrante español a México en los tiempos de las antiguas colonias españolas que consigue enriquecerse como mínero y sacar adelante a sus dos hijos sólo en aquella tierra. Pero que, pasados los años, vuelve a sus raíces españolas, como indiano arruinado teniendo que buscarse de nuevo la vida y las castañas y comenzar de nuevo la lucha por subsistir.
A grandes rasgos, el libro me ha gustado y por supuesto, os lo recomiendo pero, que siempre hay un pero, de los tres libros de María Dueñas, creo que es el que menos me ha gustado. Y, para ser sincera, el mejor fue el primero, “El tiempo entre costuras”, el segundo, “Misión Olvido” y el tercero, éste, “La templanza”. Vamos, que sigo el orden de publicación en cuanto a me gusta más y me gusta menos.
Templanza es una característica de la personalidad que creo que no roza, si quiera, la mía.
Una persona con templanza es aquella que reacciona de manera equilibrada ya que goza de un considerable control sobre sus emociones y es capaz de dominar sus impulsos.”
Esa no soy yo, desde luego.
Y para mí que, durante el final del libro sobre todo, pasan tantísimas cosas y todas tan malas que la escritora quiso conseguir en el lector un ánimo de templanza que, a mi por lo menos, me costó muchísimo. Acabé extenuada. Agotada. No podía seguir el ritmo de tanto acontecimiento y todo tan difícil.
Pero, llega el último capítulo, y vuelve el sosiego y la tranquilidad. Y, orgullosa de mí, mantuve mi “templanza” y terminé el libro sin tener que salir a correr una maratón o enviarle un mail a María Dueñas para que acabara con tanto desasosiego.
Sí, me meto tanto en los libros, los vivo tanto que me afectan incluso en mi día a día.
Con todo y con eso, mi más sincera enhorabuena a María Dueñas por su libro y mi más sincera envidia por ser capaz de escribirlo, de tener esa constancia y por supuesto, seguro que también, su propia templanza.
Ahora en breve empezaré otro que ya tiene su tiempo y seguro conocéis, “No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas” de Laura Norton y yo, como de gilipollas peco bastante, seguro que me siento totalmente identificada. Ya os contaré.