miércoles, 6 de julio de 2016

PASARELA DE VERANO

Así es como he titulado esta foto en Instagram. Pasarela de Verano. Pero podría haberla titulado de mil maneras diferentes. 



El lugar de mi infancia.
Adoro las dunas.
Camino hacia delante.
Con la vista puesta en el infinito. Y más allá.
Carrera de escarabajos.
Recuerdos.
...
Recuerdos y más recuerdos. 

Ahora que estoy en un momento de relax y después de este año tan, no sé cómo denominarlo, ¿ajetreado?. Ahora que estoy en mi momento de felicidad. En mi paraíso. En el lugar al que vuelvo año tras año, desde que nací, para recomponer mi cabeza. Para equilibrar mi mente. Mi vida. En el lugar en el que soy feliz. Plenamente feliz. Ahora de nuevo decido escribiros. Para deciros que no me olvido del blog. Que no me olvido de daros la tabarra. 

Pero que voy a trompicones. Un poco más lenta. Menos inspirada. 

Porque la vida es eso que fluye independientemente de lo que a ti te pase. Es esa pasarela que estará allí. Independientemente de lo que a ti te pase. Esas dunas por las que he corrido descalza como una loca cuando era pequeña. Por las que me he tirado haciendo la croqueta. En las que he ganado (y perdido) las mejores y más emocionantes carreras de escarabajos que podáis imaginar. 

Las dunas, seguirán allí independientemente de lo que me pase.

¡Cómo es la vida! Me dan un asco tremendo cualquier tipo de insecto. Hasta las moscas y los mosquitos. Pero veo uno de esos escarabajos con los que tanto jugué en mi infancia, en esas dunas, y lo cojo sin problema. Y no lo beso ¡de puritito churro!

Que la vida sigue y el blog también. Pero como la vida, el blog tiene sus picos y sus valles. Y ahora, estoy en un valle.

Y no, no me he tomado más mojitos de la cuenta. De hecho, no me he tomado ninguno. Aunque no me importaría. Pero me he sentado a ver el mar. A escucharle. Y me he puesto metafísica. Que casi es peor que estar un poco chispa porque me falta ese puntito alegre que proporciona el alcohol y que, a mi normalmente me sobra, pero hoy no.

Ahora sólo pido que la vida fluya. Y que venga y vaya igual que las olas. Pero que moje la orilla. Que me moje los pies. Y que me mantenga siempre viva. 

Y si puede ser, al blog, también.

3 comentarios:

  1. Descansa,recuerda,y se feliz mientras la vida sigue pero no olvides seguir y avanzar tu con ella...
    Besotes

    ResponderEliminar
  2. Descansa,recuerda,y se feliz mientras la vida sigue pero no olvides seguir y avanzar tu con ella...
    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Acabo de descubrir tu blog,,,leí este útltimo - ojalá que por ahora- de tus post y te entiendo tanto. Empaticé con tu modo de contar en las primeras líneas nomás. Bueno, acá quedaré esperando volverte a leer. Abrazo!

    ResponderEliminar

Me hace mucha ilusión conocer vuestra opinión. Por favor, déjame un mensaje. Gracias.